Necesita America Latina transformar sus sistemas de salud

Necesita America Latina transformar sus sistemas de salud

La primera causa de muerte en América Latina y el Caribe, con 2.5 millones de decesos anuales, equivalentes al 75% del total

350
0
Compartir

Redacción/Grupo Cantón

CIUDAD DE MÉXICO.- La pandemia de COVID-19 dejará graves consecuencias en los sistemas de salud, debido a la falta de recursos físicos y humanos para retomar en pleno la atención integral de los pacientes de enfermedades no transmisibles (ENT), la primera causa de muerte en América Latina y el Caribe, con 2.5 millones de decesos anuales, equivalentes al 75% del total.

Durante el evento Roche Press Day que tuvo presencia de representantes de organizaciones incluyendo la Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS), la Universidad de Harvard, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y Roche, entre otras, se analizó el contexto actual la pandemia, que exige acciones inmediatas para controlarla y preservar la salud de los latinoamericanos.

Los expertos coincidieron en que no se puede perder la visión a largo plazo para tener sistemas de salud sostenibles, capaces de soportar la carga de otras enfermedades y atender futuras emergencias de salud pública con el potencial de afectar a gran parte de la población en cortos períodos de tiempo.

“Este es el momento preciso para transformar los sistemas de salud, implementando innovaciones que brinden un beneficio sostenible para el sector y significativo para todos los pacientes de enfermedades transmisibles y no transmisibles”, comentó Rolf Hoenger, Área Head de Roche Pharma para América Latina.

“El aprendizaje más valioso de la pandemia es prepararnos de una manera más efectiva para emergencias similares, y un modo de hacerlo es evolucionar los programas de prevención, diagnóstico y tratamiento de enfermedades, de tal manera que tengamos poblaciones más sanas con menor riesgo de complicaciones por brotes epidémicos y sistemas de salud con una capacidad más aliviada para enfrentar la ola de pacientes en alertas como la actual”, dijo.

El gasto público en salud como fracción del Producto Interno Bruto (PIB) aumentó de 3,3% a 3,6% en 5 años en América Latina y el Caribe; sin embargo, el porcentaje necesario para lograr la cobertura sanitaria universal es el 6% del PIB, cifra que sólo Cuba y Uruguay cumplen en la región.

Las soluciones en salud aprovechan la tecnología para brindar tratamientos mejores y más rápidos a un costo menor, además de ser fundamentales para lograr la cobertura universal de la salud.

Las medidas para el fortalecimiento de los sistemas de salud deben ajustarse a la realidad de cada país y articular el potencial de los sectores social, político, económico e industrial.
Más de 1/3 del empleo formal se genera en sectores productivos fuertemente golpeados por la pandemia; por lo que se espera que se eleve la tasa de desempleo del 8,1% en 2019 al 13,5% en 2020.

Se estima que los costos recurrentes de preparación para brotes de enfermedades son de 13,800 millones de dólares al año para 67 países de ingresos bajos y medianos, mientras que los costos anuales de respuesta son superiores a 500,000 millones de dólares.

El impacto a los sectores productivos, debido a las medidas de cuarentena, el número de contagiados, el colapso de los centros de atención y las personas fallecidas a causa de la pandemia podría costar a la economía mundial hasta 8.8 billones de dólares, mientras que en América Latina se estima que causará una contracción del 9.1% en el PIB regional en 2020, lo que podría aumentar el número de personas en extrema pobreza en 28 millones (para un total de 96 millones).

La región de las Américas logró importantes avances en la expansión del acceso a la salud en 2019; sin embargo, este año enfrenta nuevos desafíos como resultado de la pandemia COVID-19; dos de ellos son fortalecer la prevención de enfermedades transmisibles y garantizar la continuidad de tratamiento para pacientes con ENT.