Se encadena señora con cáncer en el Zócalo capitalino para exigir vivienda

Se encadena señora con cáncer en el Zócalo capitalino para exigir vivienda

La madre de familia explicó, “me dieron 42 quimioterapias, me dejo ansiosa no duermo, no es justo y no es cosa de ambición, es un tema de justicia; lo he trabajado 18 años yendo al INVI

335
0
Compartir

Redacción/ Grupo Cantón 

CIUDAD DE MÉXICO.- La señora Marielena Anzures Romero, enferma de cáncer después de 42 quimioterapias se encadeno frente a Palacio Nacional para exigir justicia en torno a la vivienda que le ha negado el gobierno por actos de corrupción a través del INVI.

La señora de 65 años explicó que a pesar de cumplir con los requisitos que le exigen el Instituto de Vivienda de la Ciudad de México le han negado porque favorecen a personas y grupos con fines electoreros.

La madre de familia explicó, “me dieron 42 quimioterapias, me dejo ansiosa no duermo, no es justo y no es cosa de ambición, es un tema de justicia; lo he trabajado 18 años yendo al INVI.

Con un chaleco formado con cartulinas la señora María Elena mostró al frente los medicamentos y las recetas de su tratamiento y del otro lado enseñó la frase queremos justicia para o entre nuestras viviendas.

“No me quiero morir sin dejar a mis hijos sin una vivienda. Si estoy tomando medicamentos porque tengo tres tipos de cáncer, pero el verdadero cáncer está dentro de esa institución de vivienda donde manejan a su antojo y su conveniencia los créditos”, puntualizó.

El inmueble en disputa se localiza en la calle San Luis Potosí número 82, colonia Roma Norte, alcaldía Cuauhtémoc, el cual fue expropiado tras el sismo de 1895, por el entonces Departamento del Distrito Federal, señaló María Elena Anzures.

Comentó que pagó con sus hijos 180 mil pesos y que dicho inmueble es motivo de disputas e intereses en los que se pretende beneficiar a unos cuantos que no estaban contemplados en el proyecto original de compra y adjudicación por parte del INVI.

Personal de la jefatura de gobierno de la Ciudad de México, recibió a la señora María Elena, enferma de cáncer, quien a su salida explicó que le prometieron una mesa de diálogo con el INVI y los afectados.