Rivalidad clásica

Rivalidad clásica

Pittsburgh Steelers ponen en peligro su invicto cuando sean anfitriones de los Cleveland Browns

208
0
Compartir

CIUDAD DE MÉXICO.- Aunque las alarmas se encendieron en los Cleveland Browns, pues su receptor estrella, Odell Beckham Jr., fue mandado a casa el jueves al sentirse enfermo, el equipo se mantiene como un rival de peligro para los invictos Pittsburgh Steelers.

Y es que como sucedió históricamente en el Norte de la Conferencia Americana (AFC), con los primeros Cafés, esta versión, al menos en esta temporada, se ha mostrado como un equipo de respeto, pues al momento lleva marca de 4-1.

Porque más allá de que arrancaron la actual temporada sucumbiendo ante uno de los favoritos para llegar al Super Bowl, y con los que también comparten circuito, como los Baltimore Ravens, lo que siguió para esta escuadra fueron cuatro victorias al hilo, ante los Cincinnati Bengals, los Washington Redskins, los Dallas Cowboys y los Indianapolis Colts.

Con Baker Mayfield en los controles completando una campaña aceptable, pues al momento registra 976 yardas por aire y nueve pases para touchdown, Cleveland sin duda se presenta en casa de los Acereros como un oponente de cuidado.

Es cierto que Ben Roethlisberger parece tomar su segundo aire como quarterback estelar de Pittsburgh con buenos números (mil 16 yardas y diez balones a la zona prometida), pero también lo es que tendrá que jugar al máximo nivel para mantener la imbatibilidad y dar cuenta de este escollo.

Como sea, en Heinz Field se espera un partidazo, como antaño, cuando éstos se encontraron en un campo de juego.

Falsa Alarma

Con el Covid-19 sin poder controlarse, sobre todo en algunas zonas
específicas de Estados Unidos, varios equipos de la NFL siguen padeciendo con el rigor de esta pandemia.

Incluso, como han documentado algunos especialistas, respecto a que hay pruebas que pueden traer resultados erróneos, ya sea positivos o negativos, los Potros ya experimentaron un capítulo del tipo.

Y es que luego de que, según varios integrantes de Indianapolis,
sin dar un número exacto, arrojaron en sus test que estaban contagiados, la organización decidió cerrar sus instalaciones de entrenamiento, y trabajar vía remota.

Sin embargo, con tal suerte, horas después, el mismo equipo informó que las pruebas positivas fueron examinadas nuevamente, y los resultados obtenidos fueron negativos, y entonces confirmaron que fueron cuatro los casos.

Ante el diagnóstico más reciente, los Colts reabrieron sus puertas para seguir con su preparación de cara a medirse a los Bengals.