Olmecas en París

Olmecas en París

En medio de las sistemáticas malas noticias, en el ámbito...

388
0
Compartir

…cultural, en donde todo se ha detenido, de pronto nos enteramos de que el mundo olmeca se ha hecho presente en París. En efecto, ese legado de nuestro país se muestra con todo su esplendor en la Ciudad Luz.

Es grato saber que la distinguida cultura que se desarrolló en La Venta, hacia el año 800 a.C., este siendo motivo de aplauso; la admiración ha sido, lo que bien podríamos considerar, fuera de serie.

En el museo Quai Branly-Jacques Chirac, mismo que acaba de reabrir sus puertas después de permanecer cerrado por la pandemia de Covid-19, se han alojado entre otras piezas hermosas, la cabeza colosal de San Lorenzo, con sus 4.5 toneladas, donde se deja en claro el relevante papel de los olmecas en el desarrollo del pensamiento y aportes de toda naturaleza en la zona conocida hoy como el Estado de Tabasco.

Los Olmecas tuvieron una gran influencia en muchas de las posteriores culturas, particularmente en la maya, donde dejaron huella de manera impactante. El llevar más de 300 piezas para dar una visión integral, ha significado un tremendo esfuerzo, además conlleva la obligada responsabilidad de que, nuestro generoso saber, sea reconocido a nivel internacional.

El México antiguo está lleno de grandes y notables civilizaciones, mismas que pueden competir con las más renombradas del planeta. Por cierto, junto a la cabeza colosal de San Lorenzo, también se envió la escultura conocida como la Mujer Escarificada, la cual está plagada de conceptos simbólicos entorno a la fertilidad y a la prosperidad, así como al nacimiento del agua y de la vida. Su calidad particularmente femenina, la hace única dentro de las mismas de su género en Mesoamérica. La obra, fue hallada en 2005, en San Luis Potosí.