Descanse en paz Don Abraham

Descanse en paz Don Abraham

El Club de Periodistas de México A.C. y la Fundación Don...

323
0
Compartir

…Antonio Sainz de Miera Fieytal, I.A.P., ante la irreparable pérdida que lloramos con profundo dolor, de Don Abraham García Ibarra, acaecida el 7 de octubre a la edad de 81 años. Con su brillante pluma en la mano, de periodista, redactor, jefe de información, jefe de redacción, editor y autor de opinión, de prensa escrita,-Consejo Editorial del sistema de comunicación Revista Voces del Periodista- radio y televisión, confortado por los auxilios espirituales, puso punto final al libro de su vida ejemplar, alzó la vista al cielo, y escaló a la gran memoria mundial de los periodistas que han servido a la humanidad.

Don ABRAHAM, oriundo de Mazatlán, Sinaloa, pensaba que en México se adolecía de “una política direccional en los medios de comunicación para hacer énfasis en las manifestaciones de belleza, emocionales, censurar al amarillismo y la morbosidad, como la música y los corridos de los narcos”.

Afirmaba contundente nuestro Premio Nacional de Periodismo, Premio Sinaloa de Género Editorial, y Premio Trayectoria del Club Primera Plana, que “nos guste o no el trabajo de los llamados “moneros” el de algunos cineastas, músicos, escritores, poetas, periodistas, actores, pintores y trabajadores de la cultura y de otras disciplinas, este ha sido determinante para mantener las mentes y los corazones de muchísimos mexicanos. Los escritores, analistas, decía al Presidente, queremos tener el mismo trato que los políticos opositores a su régimen, mejor dicho, por carecer de fuero propio, queremos que a los políticos se les dé el mismo trato que a nosotros, que quizás no seamos mejores ni más patriotas, pero que, sin duda, no somos peores y salimos más baratos al erario”.

El Club de Periodistas de México A.C., la Fundación Antonio Sáenz de Miera y Fieytal, y La Revista Voces del Periodista, abrimos un portal Periodista Abraham Garcia Ibarra.com, para recibir de familiares, periodistas y amigos, las expresiones de duelo, por el sensible fallecimiento, de nuestro noble y brillante colaborador.