Síguenos

¿Qué estás buscando?

CDMX

Iztacalco, un muladar

CIUDAD DE MÉXICO.– En medio del descuido, el hacinamiento, la inseguridad y la indiferencia de las autoridades de la alcaldía de Iztacalco, viven cientos de familias de la Unidad Habitacional Infonavit, quienes denuncian que un grupo de pepenadores se han apoderado de uno de los parques ubicados entre las calles de Girasol y Corteza.

A decir de los quejosos, en los últimos meses ha sido evidente el abandono y el deterioro del parque de la Unidad Infonavit, el cual se ha agravado debido a que funcionarios de la administración del morenista, Armando Quintero, han hecho caso omiso a sus denuncias.

Ni los patrulleros o alguna autoridad pone solución

“El problema con los pepenadores y los barrenderos es que se apropiaron ya de una área que la alcaldía en aquel entonces le hizo para que supuestamente guardaran los carritos de los barrenderos. Pero en las noches, personas que andan recolectando la basura por toda la unidad se la llevan para escogerla y lo demás lo desechan”, señaló una de las vecinas de la calle Peyote.

Aunado a ello, refieren los vecinos, es que ese parque se está convirtiendo en un basurero, ya que muchas personas de la Unidad Infonavit van a tirar sus desechos. “De ser un parque de convivencia familiar, se convirtió en una zona en la que diariamente llegan camiones de basura del Gobierno de la CDMX”.

En la actualidad, refieren los vecinos, “encuentras zonas dentro del parque ubicado entre las calles de Girasol y Peyote donde se localiza la Iglesia de San Felipe encontramos montones de basura que los mismos vecinos dejan, además de muchas suciedades de animales.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Destacaron que además de los problemas de hacinamiento y abandono, también se destacan la llegada de “gente de la calle” que ha instalado viviendas de cartón, lona y desperdicios en las inmediaciones del parque.

 

Te puede interesar