Síguenos

¿Qué estás buscando?

CDMX

Un prostíbulo, la Cuauhtémoc

CIUDAD DE MÉXICO.– A unas calles de la alcaldía de Cuauhtémoc impera el sexoservicio sin que ninguna autoridad intervenga.

No hay que ir tan lejos para encontrarse a un costado del Museo de San Carlos para observar a mujeres que ataviadas con sus minifaldas y ropa entallada, ofrecen sus servicios en los hoteles piojitos de la demarcación.

Las zonas donde se evidencia más esta práctica son Puente de Alvarado, avenida Hidalgo, La Merced, Garibaldi, Insurgentes, Zona Rosa, Reforma, Sullivan, San Cosme, la Ciudadela e incluso en Buenavista, a unas cuadras del edificio de la alcaldía gobernada por Néstor Núñez.

Se estima que en la demarcación, existen por lo menos cinco mil sexoservidoras distribuidas en 151 zonas, en 29 de las 33 colonias de la alcaldía, cuyas tarifas varían de los 300, 500 y hasta mil pesos la hora.

Y para no manejar efectivo, las y los sexoservidores acuden a las tiendas de conveniencia a realizar depósitos a un número de cuenta, le toman foto al recibo y lo envían por Whatsapp.

Pero no sólo eso, el oficio más antiguo del mundo también se ha modernizado y aprovecha la tecnología a través de diversas páginas de internet y redes sociales en las que hombres, mujeres y trans ofrecen sus servicios, la mayoría de ellos catalogados como VIP.

Advertisement. Scroll to continue reading.

En estos sitios web, sexoservidoras mexicanas y extranjeras (venezolanas, colombianas, hondureñas y argentinas) son parte de ese ejército de casi más de 280 mil personas que ejercen la prostitución en las 16 alcaldías.

Esas mujeres con los nombres de Karamelo, Trigueña Ardiente, Gordibuena Ardiente o Superdotado 25, se salen de las calles para ofrecer sus servicios de escort en los departamentos de la zona. Así como abren y cierran, existen cientos de páginas web, o a través de redes sociales, en las que hombres y mujeres aprovechan las bondades del ciberespacio

Te puede interesar