4T, al sonoro rugir del cañón

4T, al sonoro rugir del cañón

Alfonso Romo, factor disruptivo en la armonía del gabinete

271
0
Compartir

No pocas veces, en este espacio, hemos advertido sobre los riesgos que para la estabilidad política nacional entraña la pérdida de la unidad de mando presidencial.

No se trata, en ese erizado asunto, de la natural y legitima lucha de los contrarios, sancionada por nuestro régimen electoral o por los derechos políticos del ciudadano. Ni siquiera de la incesante provocación de los poderes fácticos que pretenden incidir o inciden en los procesos electorales o en la gestión administrativa pública.

Dirigentes y militantes de Morena, en franca actitud subversiva

Para el tema específico, señalamos en primer lugar, el papel subversivo que durante dos años han asumido dirigencias del Movimiento Regeneración Nacional, que no han sido capaces de concertar un cuerpo directivo estable, ahora en una actitud de franco desacato a mandato judicial dictado por los magistrados electorales federales para que el INE ponga orden en casa.

A ese de por sí explosivo ingrediente, se suma la conflictividad interna entre los integrantes de los gabinetes legal y ampliado que, ora de manera sorda o sesgada; ora en filtraciones a las redes, expresan desacuerdos no sólo entre sí, sino de cara a la autoridad de Palacio Nacional. Un elemento disruptivo en la armonía del círculo cercano al primer mandatario, ha sido el jefe de la Oficina de Presidencia, Alfonso Romo Garza. A sus intrigas palaciegas se atribuye la renuncia del primer secretario de Hacienda de la 4T, Carlos Urzua en claridosa carta que hizo del dominio público.

Del propio funcionario se ha insistido en que ha estado a punto de dimitir.

A los meses le siguió en mayo de 2019 la secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Josefa González-Blanco Ortiz-Mena y, ya en 2020, se separó de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes el Ing. Javier Jiménez Espriú.

Hablamos de miembros del Ejecutivo de primer nivel. En otros niveles también ha habido remociones en algunas secretarías.