El principio del fin (Parte II)

El principio del fin (Parte II)

SCJN falla hoy sobre juicio a expresidentes

162
0
Compartir

El 1 de diciembre de 2018 apareció en todos los medios informativos del país la nota periodística: “AMLO, presidente de México”, en la cual quedaron asentadas sus primeras promesas durante su discurso de toma de posesión como jefe del Ejecutivo federal.

Los redactores de la prensa destacaron que, de entrada, Andrés Manuel precisó su postura al tomar las riendas de la Nación:

“Por mandato del pueblo iniciamos hoy la cuarta transformación política del país; puede parecer pretencioso o exagerado, pero hoy no sólo inicia un nuevo gobierno, hoy comienza un cambio de régimen político”. Prometió acabar con la corrupción y la impunidad, la causa principal de la desigualdad. Para ello, adelantó que promovería una ley para convertir la corrupción en delito grave pues no lo era antes.

“Con apego a mis convicciones y en uso de mis facultades me comprometo a no robar y a no permitir que nadie se aproveche de su cargo o posición para sustraer bienes del erario o hacer negocios al amparo del poder público (…), he promovido desde hace años la reforma al artículo 108 de la Constitución para eliminar la impunidad y el fuero de los altos funcionarios públicos, empezando por el presidente de México.

Podré ser juzgado como cualquier ciudadano por el delito que sea aún estando en funciones. Un buen juez por la casa empieza”.

Seguían a estas promesas diversas reflexiones sobre el Estado de derecho; la separación del poder económico del poder político; el gobierno ya no sería un facilitador para el saqueo; sobre las becas a estudiantes de cualquier nivel escolar; pensión a los adultos mayores y los apoyos a los jubilados del ISSSTE y del IMSS, así como a personas con discapacidaAMLO

LA CONSULTA POPULAR

Un año y ocho meses después, López Obrador entregó al Senado una propuesta para convocar a un referéndum para consultar al pueblo si quiere que se investiguen y, de ser necesario, se castigue a sus cinco antecesores por corrupción. Quería que los ciudadanos pidieran la consulta, para lo cual eran necesarias 1.8 millones de firmas (2% del padrón electoral), pero al no alcanzar el tiempo (el plazo vencía ese día), él entregó la iniciativa.

“Voy a dar a conocer nuestra decisión de entregar un escrito a la Cámara de Senadores para la realización de la consulta al pueblo sobre el posible enjuiciamiento (…) de los expresidentes de México de 1988 a la fecha”,