Siete claves para manejar seguro en la lluvia

Siete claves para manejar seguro en la lluvia

Si vas al volante y ves un charco de agua ¿Qué harías? Los más inexpertos señalarían que es momento de frenar, otros tantos dirían que lo mejor es un leve giro del volante

165
0
Compartir

Para nadie es un secreto que cuando llueve, al menos en Tabasco, las calles se vuelven un caos. Choques, carros descompuestos, conductores que bajan al mínimo la velocidad, poca habilidad para maniobrar, en fin, todos estos son ingredientes para el caos.

Lo que sí es cierto es que de acuerdo a expertos, la lluvia es más peligrosa al inicio. Taxistas y conductores del transporte público coinciden en señalar que la mezcla de aceites, residuos de gasolina, grasa y demás cosas que normalmente son absorbidas por el pavimento, al iniciar la lluvia convierten el asfalto en un espejo resbaladizo.

¿Te has preguntado cómo manejar de manera correcta en esas situaciones de lluvia? En tabascohoy.com te damos algunos consejos.

DE LEJOS ES MEJOR

Mantener una distancia de seguridad con el vehículo de adelante es fundamental, pues en pavimento mojado los frenos necesitarán de mayor tiempo para realizar su función. Si en condiciones normales es recomendable mantener una distancia, en lluvia debe ser al doble.

DESPACIO, QUE LLEVO PRISA

Además de la condiciones resbaladizas, otro factor del que no hemos hablado hasta el momento en la nota es el de la visibilidad. Aunque tus limpiaparabrisas conserven aún su buen estado, ante una lluvia muy copiosa, poco podrán hacer. Además recuerda, las personas a la orilla del camino son más difíciles de distinguir. Cuidado.

NO TE PARES

Desde que inició la nota te hemos repetido hasta el cansancio sobre lo resbaladizo de las superficies. Pero eso no quiere decir que tendrás que frenar a cada momento. Eso podría provocar el temido efecto Aquaplaning. Si vas al volante y divisas un charco de agua ¿Qué harías? Los más inexpertos señalarían que es momento de accionar los frenos para evitar el agua, otros tantos dirían que lo mejor es evadirla mediante un leve giro del volante. Ni una, ni otra. No estarás frenando sobre la carpeta asfáltica, lo estarás haciendo sobre una delgada cama de agua. Al frenar sólo estarías bloqueando la dirección del vehículo, originando que tu coche diera vueltas como un fidget spinner. Si por el contrario, volanteas, seguramente perderías el control del auto. El consejo que muchos expertos aplican es bajar la velocidad usando el freno de motor. Supongamos que vienes rodando a cuarta velocidad, lo mejor al aproximarse al vado es bajar a tercera y luego a segunda. La clave de tu seguridad estaría en que apliques los cambios con cierta maestría. Y desde luego, sujetar firmemente el volante. Al bajar la marcha, el carro se ‘echaría’ sobre el asfalto, propiciando el contacto de los neumáticos con el pavimento. Te lo repetimos: no frenes.

CON CARIÑO

Con esto te queremos decir que tu actuación detrás del volante no debe ser brusca. En días lluviosos, es clave la conducción suave, tranquila. Eso te evitará verte en la necesidad de pegar volantazos y frenar bruscamente.

ESTÁS VIENDO… ¿Y NO VES?

El 80 por ciento de lo que haces mientras conduces se basa en tu visión. Si esta se ve limitada, tus riesgos de estamparte contra un transbús son mayores. Por eso, otro factor clave es que la velocidad de tus limpiaparabrisas sea la correcta para la intensidad de la lluvia. Además es muy importante que evites el vaho. Para ello te bastará con encender el aire acondicionado y los desempañadores traseros.

MÍRAME ¡A FUERZAS!

Aun de día, es recomendable que bajo condiciones de lluvia, mantengas encendidas tus luces. Eso hará que todos a tu alrededor te vean, aun cuando no quieran verte.

‘POR SI LAS DUDAS’

Los accidentes son eso: accidentes. Y muchas veces no podemos evitarlos. Hasta los mejores pilotos han chocado alguna vez en su vida. Si lo que quieres es evitarte problemas, lo primordial es que cuentes con un seguro de cobertura amplia que te permita tener esa tranquilidad. Si alguna vez has vacacionado fuera del estado, habrás notado que Villahermosa es una de las ciudades con menos cultura vial del sureste mexicano, pues solemos conducir en una jungla urbana.