Papelito habla

Papelito habla

590
0
Compartir

No sé por qué el shaka de la tira chilanga, Omar García Harfuch la quiere hacer de “queda bien” con los senadores que lo cuestionaron por la falta de apoyo para las familys de sus escoltas que fallecieron durante el atentado que sufrió en junio.

Para empezar el varo que se les debe entregar a los familiares de los difuntos ni es de él y le compete a la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas capitalina (CEAVI) arreglar ese pex y, por el ostro lado, si los deudos la están haciendo de pex es porque, los traen vuelta y vuelta para darles la money.

Harfuch en vez de andar tratando de convencer a senadores como Emilio Álvarez Icaza, de que ya pagaron la indemnización, debería mostrar un papel que sustente su palabra, pues “del dicho al hecho, hay mucho trecho”.

No que anda utilizando sus redes sociales para curarse en salud, eso no va con un funcionario de su jerarquía, porque las redes sociales sirven para hacer puro chisme de lavadero. Si es neta que ya se cubrió el apoyo económico, pues que lo demuestre con papeles y no ande tildando de chismosos a los carnalitos de los escoltas muertos.

Además, también hay quejas de la familia de Gabriela Gómez, la mujer que murió en el atentado contra el secretario, pues su carnal asegura que nomás les dieron 10 mil bolas y no les alcanzó para ni maíz, pues quedaron desamparadas dos niñas de 3 y 9 años de edad, además de su otra hermana, Tania, quien también recibió un plomazo en el brazo izquierdo y ahora no puede entrarle a la vendimia de las quesadillas en su local La Bendición, ubicado cerca del Auditorio Nacional.

La fisioterapia que recibe Tania corre por cuenta del gobierno del Estuche de México. Entonces ¿Dónde está el apoyo que tanto cacarea el shaka de la poli capitalina?