¡Ojo! No compres autos usados sin haber leído antes estos consejos

¡Ojo! No compres autos usados sin haber leído antes estos consejos

El vendedor siempre tratará de minimizar cualquier cosa que tú detectes: “el ruido se le quita comprándole este hule, que cuesta como 50 pesos” esa es otra de las estrategias utilizadas

365
0
Compartir

CIUDAD DE MÉXICO.- La decisión de comprar un auto puede ser una elección que repercutirá en tu vida durante los próximos años, por eso es relevante que al momento de elegir el coche a comprar, debes tener en mente varios aspectos en los cuáles basar tu decisión de compra.

Y estos cuidados deben multiplicarse si el auto a comprar es de medio uso. En este caso debes ir con mucho mayor cautela.

Por eso es que a la hora de adquirir un auto usado es muy importante observar algunas recomendaciones.

CONCIENCIA Y LÓGICA, LO PRINCIPAL

Partamos de un principio básico: salvo que sea para atender una emergencia económica real, nadie venderá un auto por bueno. Es muy difícil que se presente ese panorama: tu no venderías algo que te agrada y no representa ningún problema.

ALÉJATE DE LOS TIANGUIS

No estamos generalizando, pero por lo general, en los tianguis de autos la mayor oferta de coches proviene de ‘coyotes’, es decir, quienes compran autos a un precio muy barato, ya sea por detalles en su carrocería o en su motor, y después de una ‘manita de gato’, lo venden hasta 40 o 50 por ciento arriba de su valor inicial.

NO AGOTES TU PRESUPUESTO EN LA COMPRA

Lo ideal es que si estás comprando un carro de medio uso, conserves una parte del presupuesto para los imprevistos que vayan surgiendo después de la compra. Es común que un par de semanas después, salgan a relucir desperfectos en el funcionamiento del coche. Ahí es donde recordarás lo que te dijimos en el punto uno. Además, el costo de las refacciones pudo haber sido otro de los factores por las que el antiguo propietario decidió venderlo en vez de repararlo.

MANTÉN LA CABEZA FRÍA

Luego de buscar y buscar has encontrado el coche de tus sueños. Buen precio, excelentes condiciones. “No le duele nada”, te dijo el vendedor. Aunque te haya dicho que tiene cita con otro cliente media hora después de ti, no te precipites. Debes tomarte tu tiempo para verificar la fiabilidad del trato. Verificar en la base de datos del REPUVE y si es posible, con las autoridades ministeriales para constatar la situación legal del auto.

CARROCERÍA

Sonará lógico pero en la práctica se nos pueden escapar ciertos detalles. Para inspeccionar los detalles estéticos del coche es necesario hacerlo en exteriores, y preferentemente en una hora soleada, así se apreciará mejor el contraste de la pintura en caso de que tenga reparaciones por abolladuras o golpes.

LEVANTA LAS ALFOMBRAS

Si el auto que vas a comprar tiene alfombras y se ven nuevas, sospecha. Trata de levantarlas antes de tomar la decisión de compra. Muchos desperfectos productos de la corrosión pueden intentar ser ocultados con una alfombrilla.

NO TE FÍES DEL ODÓMETRO

Aquí sí hay que pensar con lógica. Si el coche que te están ofreciendo es modelo 2015, no puede ser que el cuentakilómetros se hayan registrado sólo 30 mil. “Es que el carro era de una maestra y sólo lo usaba para ir al trabajo y regresar” es una frase muy trillada en el mercado de compra-venta de automóviles de medio uso. Con la ayuda de un scanner automotor se puede hacer el cambio del kilometraje. En los casos que esto no aplique, algunos vendedores hasta quitan el tablero para cambiar el odómetro.  Si quieres darte una idea de la ‘edad’ del coche, es necesario que analices el desgaste de sus asientos y el volante.

INVITA A UN MECÁNICO

Si ya decidiste cuál será el auto en el que te transportarás los siguientes años de tu vida, toma este último consejo antes de cerrar la operación. Invita a un mecánico de confianza (electromecánico, de preferencia) para que te ayude a examinar el estado del motor y sus componentes eléctricos, pues ellos pueden identificar de mejor manera cuáles son las piezas de desgaste más comunes. El vendedor siempre tratará de minimizar cualquier cosa que tú detectes: “el ruido se le quita comprándole este hule, que cuesta como 50 pesos” esa es otra de las estrategias utilizadas, por lo que es necesario la asesoría de un experto en mecánica.