Las protestas en casetas y vías férreas

Las protestas en casetas y vías férreas

La respuesta siempre debe ser el diálogo y más diálogo

236
0
Compartir

De manera preocupante, en los últimos años se ha hecho costumbre trasladar las protestas sociales al bloqueo de carreteras y vías férreas; cada vez es más común la “toma” de casetas de peaje, para permitir el paso libre de los vehículos, cambio de una cooperación que no siempre es voluntaria.

El no pagar una cuota para utilizar una ruta que suele ser más rápida y segura, implica un grave daño a la economía del país y, afecta el presupuesto destinado al mantenimiento de autopistas; se sabe de algunas que llevan “tomadas” ya muchos meses, con lo cual se demuestra, que quienes realizan esta acción, no han recibido respuesta a sus solicitudes.

Entre los grupos identificados, que con más frecuencia realizan estos hechos, están los normalistas, las organizaciones civiles, campesinos y hasta gremios tan sui generis, como los vendedores ambulantes, cirqueros y no faltan algunos sindicatos.

En el mismo sentido, se registran acciones, insisto, en las vías férreas, donde como protesta no se permite circular a los trenes, se quedan varados durante meses, con las consecuentes pérdidas.

En la mayoría de los casos, se trata de actos desesperados para presionar a las autoridades a que accedan a sus demandas y muchas veces, hay que decirlo, se presentan pliegos petitorios imposibles de atender, totalmente fuera de lugar.

Con estos eventos, es claro que al gobierno le ha faltado capacidad de reacción, por lo que es urgente que cualquier reclamo se atienda y canalice oportunamente, anteponiendo siempre los principios más elementales del dialogo.

Es falso que los peticionarios están cerrados y no entienden cuando se les da atención adecuadamente; siempre que exista una actitud constructiva de parte de la autoridad, es muy probable que se logre un entendimiento.