«Santa Diabla» Azotaba a su sobrinita contra la pared

«Santa Diabla» Azotaba a su sobrinita contra la pared

La pequeña se debate entre la vida y la muerte; además presentaba diversas lesiones, antiguas y recientes

355
0
Compartir

SALVADOR TREJO /GRUPO CANTÓN

REMASCALAPA, EDO- MEX.-Policías de Investigación (PDI) de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM), pusieron al descubierto un caso de maltrato infantil al capturar a una malvada mujer llamada Lucía Santa “N”, quien castigaba a su sobrinita, de tan sólo tres años y ocho meses de edad, azotándola contra la pared.
El calvario que sufría la nena salió a la luz pública luego de que un alma piadosa, de manera anónima, llevó a la pequeñita al Hospital de Axapusco, debido a que presentaba traumatismo craneoencefálico severo.

La niña cuyo nombre omitimos por razones obvias fue revisada por los médicos y éstos comprobaron horrorizados que además de la grave lesión que presentaba en la cabeza, también tenía huellas de otras heridas antiguas y recientes, lo que les permitió diagnosticar que presentaba el síndrome de Kempe o del niño maltratado, y después de ser valorado su estado de salud, fue trasladada de emergencia a un centro hospitalario en la ciudad de Toluca para ser atendida debido a la gravedad de sus lesiones.

La pequeñita permanece grave en el hospital, mientras los médicos que la atienden hacen esfuerzos sobrehumanos por salvarle la vida. Afortunadamente, una trabajadora social del Hospital de Axapusco que se enteró del patético caso dio parte al agente del Ministerio Publico, quien inició una querella por los delitos de violencia familiar y lesiones.

El caso quedó en manos de la Policía de Investigación, cuyos elementos horrorizados por lo que les presentaba el parte médico, procedieron a buscar a los responsables. Gracias a las pes-15A25 años de cárcel podría alcanzar la malvada mujer por sus actos inhumanos quizás identificaron a la agresora como Lucía Santa «N», tía de la menor, la cual se encontraba al cuidado de la pequeña.

Luego de someterla a un exhaustivo interrogatorio, la desalmada mujer confesó a los sabuesos que entre los meses de julio y agosto de este año, golpeó en varias ocasiones a puñetazos, con palos y otros objetos contundentes a la pequeñita, según ella «porque no le obedecía». Todo este martirio lo sufrió la niña al interior de un domicilio ubicado en el Pueblo de San Luis Tecuautitlán, en el municipio de Temascalapa.

La última vez, la malvada

tía la tomó por la fuerza de brazos y pies y descargó toda su ira contra la niña golpeándola en la pared, lo que le provocó traumatismo craneoencefálico severo y la pequeña estuvo a punto de morir desnucada.

Todos estos maltratos inhumanos, la madre de la menor los desconocía, ya que ella se salía a trabajar y la dejaba al cuidado de su salvaje hermana.

Lucía Santa, quien no hacía para nada honor a su nombre, fue aprehendida de inmediato e ingresada al Penitenciario y de Reinserción Social de Otumba, donde un juez la vinculó a proceso y sólo está en espera del dictamen final de los médicos para sentenciar a esta Santa que resultó muy Diabla.