Gobierno optimista y aceptación popular

Gobierno optimista y aceptación popular

ENTRE QUIENES NOS GOBIERNAN, NO HA DECAÍDO EL ÁNIMO

293
0
Compartir

Hay que aceptar sin egoísmo, que al gobierno actual le ha tocado enfrentar situaciones muy difíciles y escenarios por demás críticos, que tal vez no se presentaban en el país desde hace más de un siglo. Las condiciones durante cien años fueron de cierta tranquilidad para el país, y si acaso lo más complicado fue la serie de altibajos que sufrió la economía en la crisis de los años 30; hoy, la situación se vuelve más grave cuando junto con el drama financiero, se presenta la angustia y la desesperación ante las dificultades sanitarias de proporciones aún incalculables.

En estos momentos, miles de familias que viven en pobreza extrema, enfrentan una terrible incertidumbre al no contar con los recursos necesarios para comer, como consecuencia de un creciente desempleo, pero hay un escenario aún peor, que lamentablemente no tiene solución y es el resquebrajamiento de la salud de un pueblo. Día con día tenemos cientos de muertos por la pandemia y una gran cantidad de personas infectadas, generando con ello desesperanza.

Tras su reciente informe, el Presidente enfrenta fuertes críticas, pero hay que reconocer que en momentos tan difíciles como los que hoy vivimos, el optimismo es lo que más ha distinguido el mensaje. Resulta alentador observar que, entre quienes nos gobiernan, no ha decaído el ánimo y por el contrario, se percibe una seguridad renovada, basada en lo que ha sido su planteamiento histórico: un combate frontal contra la corrupción, como un mal de proporciones gigantescas. También se debe destacar que las obras de infraestructura que el actual gobierno se ha propuesto realizar siguen adelante.

El jefe del ejecutivo no ha engañado a nadie, ha sido claro en sus pretensiones de impulsar un cambio radical en la forma de gobernar y se debe reconocer que sus acciones aun tienen un alto nivel de aceptación popular.