De maraviñas

De maraviñas

337
0
Compartir
UN AÑO DESPUÉS, FEDERICO GOZA DE LOS REFLECTORES QUE LE DIO EL AMÉRICA; ES UNO DE LOS GOLEADORES

CIUDAD DE MÉXICO.- Del anonimato, a convertirse en uno de los referentes del llamado Más Odiado. Federico Sebastián Viñas Barboza, de sopetón, pasó de un club pequeño de su natal Uruguay, el Atlético Juventud de Las Piedras, a ser parte de la parafernalia que provoca el América en el futbol mexicano.

Y es un año después, con esa humildad que mantiene, aún a pesar de todo lo que ha provocado entre una fiel tan exigente, que el delantero charrúa no tiene empacho en decirlo: llegar al Nido fue lo mejor que le pudo pasar hasta ahora en su carrera en los llanos.

“Llegar a este club me cambió la vida, soy muy feliz en verdad”, declaró en conferencia de prensa virtual. “Soy consciente de que me he ganado el respeto y cariño de la gente, siempre doy lo mejor”, agregó el llamado Chico Maraviñas, al tiempo que pidió a la parcialidad crema paciencia, pues antepuso que el equipo se entrega en cada partido para conseguir los triunfos que una institución de tanta envergadura demanda.

“La gente puede quedarse tranquila, nosotros siempre tratamos de dar lo mejor, pero a veces no se dan los resultados, debemos trabajar y mejorar para sacar buenos resultados”.

PAREJA IDEAL

Roger Martínez lo acompañó al principio del torneo, como asistidor en uno de los costados, a veces fue Sebastián Córdova quien estuvo detrás de él como un mediapunta.

Viñas, sin tapujos, ante el cuestionamiento de con quién se siente más cómodo en el terreno de juego, respecto a la ofensiva, se decantó por Henry Martín.

Explícito, con términos bastan- te fáciles para el entendimiento, el uruguayo mencionó que las características de ambos se combinan para complementarse y abrirse camino rumbo a las porterías rivales.

“Me siento mucho más cómodo con Henry, jugamos bien de espaldas, compartimos el esfuerzo de bajar a ayudar al compañero de en medio, y en lo personal sí me siento mucho más cómodo con Henry”, aclaró.

Y, aunque la presencia de Martín podría restarle protagonismo reventando redes, mencionó que “primero está el equipo, de tratar de sacar la victoria cada partido, los goles pasan a segundo plano; el primer objetivo es ganar, no importa quien haga los goles, sí hay una competencia, pero es sana, primero está el equipo y luego está lo personal”.