Leyenda viviente

Leyenda viviente

298
0
Compartir
LA ESTRELLA DE LA LUCHA LIBRE MEXICANA TIENE UN PENDIENTE CLARO: QUITARLE LA MÁSCARA AL TABASQUEÑO CANEK

CIUDAD DE MÉXICO.- El próximo 6 de septiembre, en una función a puerta cerrada que se transmitirá vía online, se llevará a cabo una edición más de la eterna rivalidad entre Rayo de Jalisco Jr y Canek, en la que las dos leyendas de la lucha libre mexicana se enfrentarán en mano a mano, y ambos quieren salir con el brazo en alto.

Y, para El Rayo de Jalisco Jr, ésta es una magnífica oportunidad para cumplir uno de sus sueños, acorralar y picarle la cresta al gigante tabasqueño para que acepte la lucha de máscara contra máscara.

“No tengo planes a futuro ahorita, porque no se pueden hacer planes, por este rudazo que resultó el Covid; primero hay que ver cuándo se acaba esto para poder planear lo que sigue. Este año tenía una gira para Europa, Asia y Centroamérica, pero todo se cayó.

“Mi sueño de enfrentarme a Canek máscara contra máscara, eso sí no quito el dedo del renglón, ese es un plan muy bien trazado, muy bien hecho, y algo a lo que quiero llegar al final, porque eso se lo prometí en vida a mi padre, entregarle esa máscara en vida, pero desafortunadamente se nos adelantó mi compadrito hermoso. Le dije a ese cuate Canek, anda haciendo mucho ruido, y yo le prometo entregarle en sus manos su máscara, así como le entregué la de Cien Caras; el plan sigue vigente y no voy a quitar el dedo del renglón, y le voy a picar la cresta y darle donde más le duela para que acepte la lucha de máscaras. Yo sé que él es igual que yo, no me tiene miedo y acepta los retos, sólo hace falta el promotor que se anime a conformar el cartel. Ojalá y a corto tiempo se dé esta lucha”.

Sobre esta nueva modalidad de hacer funciones vía streaming, y sin público, el tapatío aseguró que nunca se imaginó luchar en estas condiciones.

“Es una nueva experiencia que quiero vivir, pues en mi carrera de ya 45 años, nunca había tenido la oportunidad de luchar a puerta cerrada, y sin público, pues siempre he estado acostumbrado a ver plazas y arenas llenas, con mucha gente, pero en fin, viviremos la experiencia, y yo creo que va a ser muy buena, pues a final de cuentas es lo que estamos viviendo el día de hoy”, explica.

Agrega que va a ser algo raro, luchar con la arena vacía, porque es el público el que da esa parte de la adrenalina.

“Cuando estás cayendo, estás débil, estás golpeado o cuando estás lastimado, el público te levanta, te recarga la pila para seguir adelante. En estas funciones no habrá este tipo de situaciones, pero nosotros como luchadores profesionales, con tantos años de lona recorrida, nos enseñaron que si hay una, dos, tres o cuatro personas, tenemos que trabajar igual como si estuviera lleno a reventar; afortunadamente las figuras que vamos a conformar este cartel siempre luchamos con arenas llenas, pero en esta ocasión no será así”.

SE TRANSFORMA

El Rayo asegura que la gente piensa que los luchadores están locos cuando dicen que al ponerse el equipo, las botas y las máscaras se transforman totalmente.

“Sí, eso sentimos al ponernos el equipo y la máscara, ahora imagínate, no hay público, pero el simple hecho de subirme al ring y ver frente a mí a un gran rival, a una leyenda, a un personaje como Canek, con el cual tengo una rivalidad muy fuerte y muy grande, pues eso me levanta el ánimo y me da la adrenalina necesaria para echarle todas las ganas; obviamente el público va a hacer falta, pero yo creo que el enfrentar a Canek va a hacer que luchemos al cien o doscientos por ciento, y que salga una lucha muy buena y del agrado del público, porque nos van a ver a través de Internet y vamos a luchar como si estuviera lleno y con todo el público gritando”, explica.

RECONOCIMIENTO

Sobre si le hace falta cumplir algún sueño, o algo que lo haga sentirse plenamente satisfecho en tantos años de trayectoria, el hijo de Max Linares asegura que no se ha quedado con ganas de nada; aunque sí recrimina que no le den el reconocimiento que se merece.

“He tenido todos los campeonatos y me enfrenté a grandes figuras, a grandes rivales, como René Guajardo, Karloff Lagarde, Ray Mendoza, Alejandro Cruz, Black Shadow y, a lo mejor está mal que lo diga, pero hace falta un reconocimiento en la Arena México, como

RAYO DE JALISCO JR

Fecha de nacimiento: 1 de enero de 1960 (edad 60 años) Lugar: Guadalajara, Jalisco Estatura: 1.86 m Peso: 115 kg Padre: Rayo de Jalisco Entrenadores: Rayo de Jalisco y Diablo Velasco lo es en el Homenaje a Dos Leyendas, no deben esperarse a que uno sea difunto, pero yo veo que pasan y pasan homenajes, y no toman en cuenta todo lo que hice por la lucha libre, mi labor, mi trayectoria, prácticamente le di un lugar preponderante a la Arena México y sobre todo esa noche cuando tuve la Lucha del Siglo con Cien Caras, en 1990. “Esa lucha fue algo verdaderamente espectacular, que reconocen incluso a nivel mundial; nunca se había quedado tanta gente afuera, e inclusive suspendieron funciones de la Arena México por esto, porque el público quería entrar a fuerza y tumbaron bardas. Fue una noche súper inolvidable, hasta les cancelaron algunas funciones porque llegó gente de la delegación. Por ahí de repente como que no se acuerdan, pero esa lucha tiene que tener un lugar preponderante, porque marcó un antes y un después en la lucha libre mexicana.

Fue la locura total y no hay un reconocimiento por eso”, externa. Aunque igual lanza que eso no le quita el sueño y sigue siendo feliz luchando.

“Todo lo que tengo me lo ha dado el público, y mientras ellos me sigan queriendo, apoyando y estando conmigo, yo seguiré siendo feliz, porque no me hace falta nada. Campeonatos, máscaras, trayectoria, viajes, todo lo he logrado y espero Dios me dé chance de estar más tiempo en los rings para seguir complaciendo al público”.

NUEVAS GENERACIONES

Al hacer un balance sobre la lucha libre moderna, es muy crítico y asegura que no le gusta. “Soy sincero, no me gusta. Obviamente dicen que renovar o morir, pero yo digo que la exageración es mala y ahora los jóvenes se la pasan volando, cosas muy bonitas y así, pero debe de ser parte de un algo, no de un todo. Por eso me gusta más la lucha clásica, claro que sí, con sus vuelos, yo también salía por la tercera, entonces, en la lucha de ahora se exagera, hay muchos vuelos, muchos saltos, tres o cuatro vueltas al aire ¿y la lucha?

“Entonces, hace falta preparación, los luchadores de ahora se preparan un año, y ya los lanzan al ruedo, cuando antes nosotros entrenábamos 4 ó 5 años para poder debutar, por eso a muchos les hace falta parado y saber luchar. Es bueno tener un físico bonito, claro que sí, pero principalmente se debe ser luchador, por eso no me llama mucho la atención la lucha libre moderna”.

Sobre los retos que le han lanzado algunos luchadores jóvenes, aseguró que no le rehúye a ninguno, aunque él tiene más que perder que sus retadores. “Yo no rehúyo a ningún reto, y si esos chavos quieren saber lo que es amar a Dios, adelante, sinceramente yo tengo mucho que perder y nada qué ganar, pero ellos si tienen muchísimo qué ganar, porque imagínate que me den una zarandeada de aquellas, para ellos es mucha ganancia.

“Para mí sólo sería la satisfacción de demostrarles que El Rayo de Jalisco brinquen, salten o como sea, siempre voy a estar vigente y respondiendo a sus retos, porque hay algunos que todavía ni siquiera consolidan sus carreras, pero ya me están retando, por mí no hay ningún inconveniente, nomás que no digan después que el Rayo de Jalisco es una abusivo, yo simplemente acepto retos y si ellos se sienten lo suficientemente preparados para enfrentarse a mí, adelante”, advirtió. Finalmente, comenta que está consciente que todo lo que tiene un inicio también tiene un final, y “el día que ya no me pueda subir a un ring, y arrastre el nombre y el prestigio, lo mejor será decir adiós. Espero disfrutar un poco más de todo esto, y Dios dirá cuando me tenga que ir. Me gustaría que el inicio de mí despedida fuera en la Arena México, con una fiesta, donde haya mariachis, porque no quiero llorar y luego hacerlo a nivel nacional o mundial”.