Periodista de papel

Periodista de papel

441
0
Compartir
Fabian Pasos

Decenas de periodistas en este país se han convertido en sicarios de la información donde no les importa perder credibilidad momentánea, con tal de hacerles el favor a quienes tienen la capacidad de inflar su ego con poder, privilegios morales y sobretodo los económicos.

La semana pasada, Carlos Loret de Mola dio cátedra una vez más de lo escueta que puede ser su información y ahora que no tiene jefes de contenidos que validen la misma ahora se la pasa exclamando a los cuatro vientos en los foros que graba al sur de la ciudad: “Nadie me dirá qué hacer de ahora en adelante porque el que manda, soy yo”.

Loret mostró el video de Pio Obrador recibiendo dinero pero nunca se cuestionó que no tenía pruebas del video y que en realidad se tratase de movimientos ilícitos. Mucho menos se percató que a primera vista podría tratarse de un soborno o compra de votos pero esa transacción se llevó a cabo entre particulares partidarios de un mismo proyecto sin delito qué perseguir.

Loret de Mola se aprovecha del público que en más de una ocasión asume y cree que la acción de ser videograbado entregando dinero entre particulares significa corrupción o por lo menos se sospecha de ella pero punto número uno ni es dinero del erario por parte de servidores públicos.

Carlitos estaba desesperado por minimizar los videos que salieron a la luz donde sobornaban a funcionarios del PAN y estúpidamente asumió que al dar a conocer este video; cientos de mexicanos recuperarían la confianza en su palabra cuando fue todo lo contrario.

Loret de Mola tiene pavor de ser investigado pues sabe que ha adquirido bienes vía terceros en Miami y esto puede ser un acto desesperado para presionar al Gobierno actual donde si bien golpeó de manera directa al presidente y sabe que en caso de ser citado a declarar pueda autodeterminarse como “perseguido político”.

El estilo tan amañado de informar no lo ha perdido en lo absoluto Loret de Mola, sabe que cuenta con el apoyo de unos cuantos “empresarios” que lo usarán como estandarte para golpear al actual gobierno sin embargo esto podría terminar tarde o temprano una vez que inicien las investigaciones en su contra donde salga a la luz toda la mierda que esconde este remedo de periodista.