La caída de Peña

La caída de Peña

396
0
Compartir
Foto, internet

VALOR CIVIL

EDUARDO LÓPEZ BETANCOURT

elb@unam.mx

YA ES MOMENTO DE QUE LOS GOBERNANTES RINDAN CUENTAS

Se ha cumplido el pronóstico y llegó la hora de juzgar a los expresidentes de México. Ya basta de pactos de impunidad; es momento de que quienes nos han gobernado rindan cuentas, pues hay que recordarles que son ellos los más obligados a respetar no solo la ley, sino el patrimonio y los ideales de todos los mexicanos.

Es evidente, que entre los altos jerarcas y particularmente entre los Jefes de Estado había una alianza para gozar de inmunidad y no someterse a los mandatos jurídicos, por lo que cualquier denuncia de corrupción o malos manejos era en vano. “Caían” funcionarios menores e inclusive iban a la cárcel durante un tiempo, pero después, a disfrutar de sus fortunas mal habidas y de sus riquezas inexplicables. Ahora todo parece distinto y con gran júbilo aplaudimos que los mentecatos exmandatarios puedan ser llevados al banquillo de los acusados. Téngase la seguridad de que tal hecho favorecerá de manera definitiva la buena conducción y la forma en que deben gobernar los hombres del poder.

La reflexión y la lección será inmediata: “si al presidente lo pueden juzgar, a mí con más razón”. De esta manera, estamos ante la gran oportunidad de iniciar una nueva etapa en favor de la honestidad y la moralidad; en esta lucha todos estamos obligados a participar en el ámbito que nos corresponda, para no solo aplaudir, sino para impulsar juntos este importante y fundamental cambio que el país necesita.

Por supuesto que el castigo no solo debe quedar en la privación de la libertad, sino también se deben decomisar los bienes obtenidos de manera maliciosa. Los miles de millones de dólares que los políticos ladrones han recaudado deben ser recuperados y destinados a obras sociales, las cuales habrán de contribuir de manera esencial al progreso de un pueblo que ha sido agraviado por tanta corrupción.