Síguenos

¿Qué estás buscando?

Foto: Savador Trejo

100% Deportes

Les gusta ser hijas de leyendas

AUNQUE AMBAS COINCIDEN EN QUE ESO IMPLICA MAYOR RESPONSABILIDAD

Ciudad de México.- Para LLuvia y Sanely, dos de los estandartes de Las Amazonas del Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL), fue un poco triste celebrar sin luchar los 15 años del regreso de las mujeres luchadoras en el CMLL que se cumplieron el mes de julio; sin embargo, están conscientes que lo mejor fue esperar a que viniera la anuencia de las autoridades sanitarias para que volvieran a actuar.

En charla vía online con Grupo Cantón, las gladiadoras aprovecharon para enviar un mensaje a las mujeres que en estos tiempos difíciles suspendieron sus proyectos.

“Lucha por ellos, los sueños sí se cumplen. Ponte una meta y lucha hasta lograrla, así que no cancelen sus sueños; póngales pausa por todo lo que estamos pasando y sigan luchando”, externa Lluvia.

“Es desesperante la inactividad, pero está pandemia se tiene que controlar en algún momento, ahí es donde se tienen que sacar todo para retomar el camino”, le sigue Sanely.

Las luchadoras, hijas de dos leyendas de la lucha libre mexicana como Sangre Chicana y Mano Negra, respectivamente, coincidieron en que ha sido complicado cargar con los nombres de sus padres; sin embargo, están seguras de que no le han quedado a deber a la afición, pese a que no adoptaron los nombres de los personajes de sus progenitores.

“Pude irme por la fácil y llamarme La Hija de Sangre Chicana, pero yo quise formar mi propia historia, y creo que ya lo estoy logrando, porque he conseguido logros importantes en la mejor empresa del mundo”, dice Lluvia La hija de El Amo del Escándalo recuerda que como parte del roster femenil del CMLL, obtuvo la máscara de La Magnífica en la Arena Coliseo de Guadalajara, y recientemente el Campeonato de Parejas de la Empresa Reina a lado de Luna Mágica.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Finalmente, asegura que ahora que se reactivaron las actividades, quiere disputar el Campeonato Nacional de Parejas Femenil e ir por el Campeonato Universal de Las Amazonas contra Dalys.

Por su parte, Sanely explica que es una gran responsabilidad ser hija de leyendas: “Es complicado, más de lo que la gente cree; es una gran responsabilidad, además de que tenemos que prepararnos para desempeñar el deporte de manera profesional, tenemos una carga extra que son nuestros padres, la tradición, la herencia y su legado, tenemos doble responsabilidad, pero no lo hemos hecho mal”.

Te puede interesar