Mexiquenses pretenden tomarle el pelo al COVID-19

Mexiquenses pretenden tomarle el pelo al COVID-19

234
0
Compartir
FOTO: CRISANTA ESPINOSA AGUILAR /CUARTOSCURO.COM

Aun con el semáforo en Rojo, varios establecimientos comerciales de municipios del Estado de México siguen ignorando las medidas de sana distancia en la entidad.

 

Juan R. Hernández

 

 

La frase “de algo me voy a morir”, es muy común escuchar en las taquerías, mercados, centros de autoservicio, marisquerías y chelerías que ya están abiertas en fin de semana, simplemente para ellos el semáforo ya está en verde.

Ubicada al oriente de la CDMX, la Ciudad Nezahualcóyotl es un claro ejemplo en el que las fiestas clandestinas y los torneos clandestinos de fútbol ya son una constante de los fines de semana que incluso, hasta en Redes Sociales los anuncian o hasta transmiten en vivo.

En Neza, los cubrebocas no dominan los rostros de quienes caminan en las calles, el uso constante de gel para desinfectarse las manos no es una escena que se repita en los comercios y el distanciamiento social es una frase que escuchan de las autoridades.

Sólo basta darse una vuelta en los centros comerciales (sea de la marca que sea) para observar como las familias acuden a hacer sus compras. Afuera se forman y ya adentro se reúnen para hacer grandes tumultos en las cajas de autoservicio que aunque les dicen que hay cajas rápidas, estos ignoran por completo los llamados a la Sana distancia e incluso se molestan con los empleados que les piden respetar los protocolos de seguridad.

“De algo nos vamos a morir”, es la respuesta común de los pobladores a quien les pregunta por la continuidad de sus actividades.

En Neza, el escepticismo hacia el coronavirus domina. No importa que en las cifras ese municipio ocupe el primer lugar de contagios de COVID-19 entre todos los 125 municipios del Estado de México al registrar 4,893 contagiados y 317 defunciones.