Fue vibrante

Fue vibrante

222
0
Compartir
EL TOLUCA SE IMPONE EN CASA A UN ATLÉTICO DE SAN LUIS QUE VENDIÓ MUY CARA LA DERROTA; RUBENS, COMO EN SUS MEJORES TIEMPOS, ENCABEZÓ LA VICTORIA DE LOS DIABLOS ROJOS EN CASA

Toluca, Edomex.- El veterano Rubens Sambueza corre la milla, se echa al equipo en hombros, pues además se convierte en el cerebro y motor de las ofensivas.

Ayer, con una gran actuación del argentino, el Toluca se impuso 3-2 en el Estadio Nemesio Díez a un Atlético de San Luis que, por su parte, careció de suerte y contundencia para salir vivo del infierno.

Está claro, parece que el semestre para los escarlatas no será tan fácil o a la mano; sin embargo, teniendo al Sambu en su plantilla, los escenarios podrían ser más halagüeños.

MOVIDITO

La escuadra dirigida por José Manuel de la Torre entendió que en casa tiene casi prohibido ceder puntos.

Y, al minuto 8, Michael Estrada puso en ventaja al demonio, pues tras una gran conducción del ‘14’, éste sirvió en el área y le cayó el balón al ecuatoriano para inaugurar el electrónico.

Sin embargo, en una primera parte que fue de toma y daca, el pampero Germán Berterame estuvo atento para cerrar la pinza en el minuto 13, por lo que la respuesta fue prácticamente instantánea.

El duelo, bastante entretenido para el televidente, después de que ambos cuadros gozaron de posibilidades, trajo consigo la ventaja del anfitrión. Estrada, ahora en versión asistidor, le puso el esférico a Pedro Alexis Canelo para que éste reventara las redes.

Al descanso, el potosino pudo emparejar, aunque Nicolás Ibáñez falló en el último toque, pues hizo lo más complicado para una acción tan clara, volar la caprichosa.

GOL Y TRIUNFO

Con cuatro minutos de la reanudación, otra vez apareció la figura de Canelo, y puso el tercero en la frente del conjunto del Bajío.

El lateral por izquierda Aníbal Chalá, quien emigrará al futbol francés, entregó al argentino para que éste definiera.

Pero el partido no podía caer en su emotividad, y ahora fue Ibáñez quien acercó con un penalti que fue discutido.

De hecho, la visita gozó de al menos un par buenas, pero su falta de tino evitó que llegara la igualada; incluso, uno más del mexiquense, pues tras una gran jugada de Rubens, el portero Carlos Felipe Rodríguez le quitó la gloria al mediocampista.