Así fue la caída de El Marro

Así fue la caída de El Marro

315
0
Compartir
FOTO: DIEGO COSTA/CUARTOSCURO.COM

Las horas para José Antonio Yépez Ortiz (a) “El Marro», uno de los delincuentes más buscados en el país, después de muchos intentos fue detenido la madrugada de este domingo por fuerzas federales y estatales de Guanajuato.

Así, con el semblante abatido y de derrota, quien hace unas semanas enviara videos retadores al gobierno federal, hoy el principal líder del Cartel de Santa Rosa de Lima ya no pudo escapar del quinto operativos especial.

Fue precisamente el trabajo del Gobierno de Guanajuato, encabezado por la Fiscalía General del Estado y en coordinación con las Fuerzas de Seguridad Pública del Estado y el Ejército Mexicano, para llevar a cabo la aprehensión del presunto líder del Cártel de Santa Rosa de Lima así como la liberación de una mujer empresaria secuestrada.

Incluso, hoy la Vicepresidenta de la Cámara de Diputados, Dolores Padierna Luma, aseguró que con la detención de José Antonio Yepes, alias “El Marro”, no se trata hoy de «festejar» ni de «felicitar» pues la obligación de todas las autoridades es precisamente hacer que se cumpla la ley, garantizar la paz y la seguridad de la población, “sino que hoy toca reconocer que la estrategia de la «no violencia» para hacer frente a la criminalidad, si se acompaña de acciones de inversión social y de inteligencia, pueden ser mucho más efectivas”.

Dijo que la captura del líder del Cartel de Santa Rosa de Lima, es resultado de meses de trabajo e inteligencia por parte de las autoridades federales.

Remarcó que la acción no se centró en el uso de la fuerza ni de las armas para lograr capturarlo, la estrategia priorizó desde el mes de enero de 2019 en desmantelar sus redes financieras, desarticular sus esquemas de robo de combustible, así como en debilitar la base social que lo apoyaba mediante la inversión en programas sociales y laborales para la población de la región del Bajío.

“Todas esas acciones coordinadas fueron debilitando el poder y la estructura de esa organización criminal hasta lograr arrinconar a su principal líder, destacando también la detención de varios de sus operadores criminales en los meses previos”, puntualizó.

Ya se había fugado

“El Marro” ya había sido detenido por primera vez por robo y delincuencia organizada en el año del 2008; sin embargo, fue liberado tras pagar una fianza, desde entonces Yépez Ortiz creció en su actividad criminal, integrándose de lleno al robo de combustible.
A partir de ese año, “El Marro” fue escalando de rango hasta que en 2017 se convirtió en el líder del grupo conocido como Cártel de Santa Rosa de Lima.

Además del huachicoleo, el Cártel guanajuatense expandió sus músculos delictivos para dedicarse al robo de hidrocarburo, vehículos, transportes de carga, cajeros automáticos, camiones de valores, secuestros, extorsiones y narcotráfico.

La zona de influencia del grupo criminal es en Guanajuato, pero se ha mencionado que ha logrado infiltrase a otros estados vecinos del Bajío, como Querétaro.
El cerco contra “El Marro” se empezó a cerrar, sobre todo en el 2019, cuando el gobierno federal emprendió una lucha contra el robo de combustibles, situación que ha derivado en una escalada de violencia, además de que existe una abierta disputa contra el Cartel Jalisco Nueva Generación por tomar el control de varias plazas en Guanajuato.

José Antonio Yépez logró sembrar una red de apoyo en Santa Rosa de Lima, en donde logró ganarse el favor de amplios sectores de la población con base en ayudas escolares, médicas y diversos apoyos económicos, algo que se constató el 4 de marzo de 2019, cuando en Villagrán Guanajuato las fuerzas federales fueron atacadas por pobladores de la zona quienes les impidieron ingresar, algo que aprovechó “El Marro” para escapar por caminos vecinales.

Conforme los operativos arreciaban “El Marro” se volvió más peligroso y agresivo, llegando a generar fuertes narco bloqueos como los registrados recientemente en los meses de marzo, mayo y junio en donde cerró la entrada a siete municipios de Guanajuato con camiones, autos y transportes incendiados.

Incluso, la jornada más violenta se registró en el mes de julio con detención de su madre, Eva Ortiz y otros miembros de su grupo crimina derivó en otra jornada de terror de ocho horas y además, de ser señalado de ejecutar a 28 internos de un anexo en Irapuato.

Por ello se espera que con la caída de El Marro se podrían identificar también las estructuras políticas, principalmente panistas, que le dieron apoyo y se beneficiaron con ese negocio putrefacto de sangre y corrupción.