“Vencí a una enfermedad traicionera”

“Vencí a una enfermedad traicionera”

392
0
Compartir
Foto: Especial

CIUDAD DE MÉXICO.– Pese a que tomó las medidas necesarias que la Secretaria de Salud (Saa) recomendó a la población, Irina Beltrán Guzmán, padeció Covid-19 junto con su esposo, quienes viven en Culiacán, Sinaloa. Irina comenta que fue una situación muy difícil, ya que un día después de que ella presentará los síntomas de Covid su esposo comenzó con malestares similares por lo que la pareja tuvo que aislarse en su casa para no contagiar a sus familiares.

– ¿En qué momento se dio cuenta de que tenía Covid?

Me di cuenta el día 7 de julio, ya que todo el día la pasé incomoda, sintiendo un malestar en todo el cuerpo y me sentía muy cansada.

– ¿Se hizo la prueba para estar segura?

Sí, aunque es muy complicado encontrar algún lugar donde te realicen dicha prueba. Por un conocido pude hacérmela de un día para otro, porque regularmente tarda hasta más de una semana para que te den respuesta.

– ¿Qué costo tuvo el kit que compró para la prevención de la enfermedad?

Aproximadamente mil 300 pesos, con una duración de tres a cinco días. Aunque esa no fue la inversión total, ya que mi esposo empeoró y se tuvo que hacer unos estudios, porque a mi pareja le dio neumonía, por lo cual, tuvo que empezar un nuevo tratamiento que generó un gasto mayor.

– ¿Cuánto dinero invirtieron en medicamentos y estudios entre su esposo y usted?

Aproximadamente fueron 22 mil pesos, los que llevamos gastados en quince días, esto incluye unas tomografías que nos realizamos, medicamentos y consultas con doctores. Sin sumar algunas medicinas que nos compraron y un tanque de oxígeno que rentamos para tenerlo a la mano por cualquier cosa.

– ¿Usted creía en el Covid?

Yo si creía en el virus, me cuidaba mucho porque soy diabética.

– ¿Qué pasó por su mente?

La verdad muchísimo miedo y estaba consiente que tenía que enfrentar un gran reto y salir adelante. Porque yo de antemano sé que por mi condición de diabética podía complicarse. Me impresioné mucho cuando me lo confirmaron.

– ¿Aviso a sus familiares que estaba enferma?

Avisé inmediatamente para que supieran que iba a estar aislada e iba a necesitar de su apoyo, sobre todo con víveres y medicinas. Gracias Dios estuvieron muy pendientes para lo que se necesitará. Lo que me permitió vencer a una enfermedad traicionera.

– ¿Qué le diría a la gente que no cree en el Covid?

Les suplicaría que traten de cuidarse y que se mantengan sanos, de aquí a que aparezca la vacuna, porque no saben el pavor que te da que te vayas a complicar, ya que es una enfermedad traicionera, en un momento estás bien y de repente se te complica y te puedes poner muy mal. También que traten de seguir todas las recomendaciones necesarias y si no es necesario salir de casa que no lo hagan.

– ¿Sintió algún rechazo de personas que sabían que era positivo?

No rechazo, pero si te incomoda ver qué la gente tiene miedo. Se siente uno incómodo de no tener acercamiento con tus seres queridos.

– ¿Se encomendó a Dios?

Soy creyente, incluso en grupos de oración a los que pertenezco oraban por mí y me encomendaba a Dios. Esto es una pesadilla, no saben lo que significa estar enfermo, no es ningún juego, esto es real, la mente es muy traicionera, pierdes la noción del tiempo.