El INE nos tiene sorpresas

El INE nos tiene sorpresas

453
0
Compartir
Foto, internet
Fabian Pasos

La detención de Emilio Lozoya tiene a todos a la expectativa de saber los nombres que arroje para que por fin comenzar la “caza de brujas” que le de un respiro de justicia al país pero lamento decirte que para enjuiciar a un expresidente en estos tiempos lo veo complicado por no decir imposible.

En la actualidad la justicia se basa en supuestos, memes, quemar a diversos políticos en redes sociales o periodicazos y NO EXISTE ninguna investigación palpable que contenga nombre de expresidentes como Felipe Calderón o Enrique Peña Nieto, siguen alimentando el morbo de todos sin darnos un resultado certero.

Presiento que en unos cuantos días el gran circo que está orquestando el INE será épico, donde muchos siguen dormidos sin darse cuenta que falta poco para que le regalen a Felipe Calderón; el registro de su partido México Libre y con la mano en la cintura, NADIE pueda salvarse de este remedo de expresidente peleando por el poder una vez más.

Interesante cómo se mueven las aguas en la actualidad donde la atención pasa de la visita de AMLO a la Casa Blanca, la detención someramente olvidada de Cesar Duarte, los videos del CJNG, la extradición de Lozoya y todos sigilosos sin saber lo que sucede en las entrañas del INE.

La elección de consejeros se llevó a cabo hace unas cuantas horas y evidenció el proceso tan amañado que sigue comandando esta dependencia donde comenzaron a tirarse con todo entre consejeros para imponer su ley y secuestrar al INE por lo menos durante las elecciones del 2021-2024.

Es necesario prestar atención a lo que en realidad le importa al país donde lo que suceda dentro del INE podría afectar de manera considerable el rumbo del mismo; dejando a un lado el morbo de la nota actual para una vez más leer los intereses económicos y políticos de algunos empresarios en el país.

Emilio Lozoya ya está en México y espero que su proceso se lleve conforme a derecho pues su vida corre riesgo segundo a segundo y aunque despepite unos cuantos nombres te puedo asegurar que para enjuiciar a un expresidente falta mucho camino por delante y no se trata de enchiladas para hacernos ilusiones a lo pendejo.