Karen Vega, la primera modelo oaxaqueña en ‘Vogue México’

Karen Vega, la primera modelo oaxaqueña en ‘Vogue México’

556
0
Compartir
Karen Vega en la edición Julio de Vogue México realizada bajo la lente del fotógrafo mexicano Dorian Ulises López Macías,

Ciudad de México.- originaria de Oaxaca, Karen Vega se convirtió en la primera modelo mexicana en relatar su historia de inclusión en las páginas de una de las revistas de moda más prestigiosas de todos los tiempos: Vogue. 

En la edición de julio 2020 de la revista Vogue México y Latinoamérica, la modelo de 18 años cuenta la historia de cómo superó los estereotipos y prejuicios raciales que muchas veces se presentan en la industria de la moda.

Su sueño por ser modelo comenzó a los 14 años de edad cuando apoyaba a la esposa de su abuelo, quien era costurera, para medirse vestidos de una firma local.

Poco después, tuvo al oportunidad de conocer al director creativo Pompi García, quien la acercó al proyecto ‘Realismo Mágico‘, del fotógrafo Enrique Leyva, en el que se buscaba retratar «más piel morena y nativa».

Ante la buena aceptación del proyecto, sus creadores decidieron abrir Talento Espina, una agencia de modelaje con talento local, la cual tenía la intención de presentar al mundo a jóvenes oaxaqueños, donde Karen se volvió parte.

Tras ello, la joven fue solicitada por la firma mexicana de moda Barragán para participar en su desfile Otoño- Invierno 2020 en la Ciudad de México, donde pudo comprobar que cada vez muchas más marcas apuestan por la diversidad y se alejan de los estereotipos de l amujer europea. 

«Esa experiencia ha sido otro hecho muy importante para mí, ya que cuando llegué pude ver de frente lo que llaman “mundo de la moda, todo el gran equipo que se necesita para crear un show, todo el trabajo que hace cada persona que se involucra, las pruebas, los ensayos, los modelos, todo me entusiasmó muchísimo y disfruté cada segundo», explicó la modelo.

Asimismo, Karen afirma que busca «poner su granito de arena» para darle representación a otro tipo de bellezas como la de la mujer sureña, las cuales muchas veces son ignoradas por la industria.