Xochimilco no crema a sus muertos por Covid

Xochimilco no crema a sus muertos por Covid

1068
0
Compartir
FOTO: GRACIELA LÓPEZ /CUARTOSCURO.COM

LOS FUNERALES DEBEN SER ACOMPAÑADOS POR FAMILIARES Y VECINOS EN UNA CARAVANA QUE LOS LLEVE HASTA EL CEMENTERIO PARA DEPOSITAR SUS RESTOS

Por: JUAN R. HERNÁNDEZ

CIUDAD DE MÉXICO.– De acuerdo a datos del Sector Salud de la CDMX, al corte del 27 de junio, la alcaldía de Xochimilco reportaban 8,082 contagios y 362 defunciones por Covid-19, sin embargo, es un secreto a voces que en muchos lugares las familias no quieren reportar a sus enfermos graves de Covid.

Rosaura es empleada de un laboratorio de Análisis Clínicos, prefiere no revelar la ubicación de su trabajo, pues teme tener problemas con los vecinos porque hace unos días, una familia llevó a un hombre de unos 65 años a que le realizaran un electrocardiograma.

Sin embargo, el hombre falleció al momento de realizarle los análisis. La razón: estaba enfermo de Covid y su familia lo sabía.

De inmediato, la trabajadora del laboratorio procedió a dar aviso a las autoridades, pero la amenaza llegó:

Nuestro papá murió de un infarto, si dices que murió de Covid, ya sabemos dónde vives y quiénes son tus familiares, le advirtieron los hombres y mujeres que se llevaron cargando el cuerpo del hombre.

Cabe señalar que en el pueblo de San Gregorio, perteneciente a la alcaldía de Xochimilco, nos cuenta el señor que vende los tamales que el personal que trabaja en los panteones no tienen descanso.

Casi todos los días vemos pasar por la avenida principal a 5 o 6 muertitos que llevan a enterrar; creo que ya nos llegó la mortandad.

Xochimilco se caracteriza por tradiciones y costumbres, las que indican que los funerales deben ser acompañados por todos los familiares y vecinos en una caravana que los lleve hasta el cementerio para despedirse de su ser querido, un entierro sin gente precisaría que no ha sido apreciado el acaecido ni su familia, por ende, muchas personas acompañan a los dolientes en un recorrido a pie.

Este recorrido fúnebre, en variadas ocasiones y aún en pleno semáforo rojo de la pandemia, se realiza con bandas, mariachis o norteños que interpretan melodías del gusto correspondiente al fallecido.

El camino se hace largo parando tránsito de autos por avenida principal debido a la población que acompaña portando innumerables ramos de flores, veladoras y hasta artículos personales del «muertito»; cosas que son depositadas en la tumba en exterior o interior de la misma.

En Xochimilco, y si eres nativo por costumbre, no se incineran los cuerpos debido a que es considerado una blasfemia, un pecado porque «al final de los tiempos vendrá el todopoderoso y pedirá que se levanten los muertos y si falta el cuerpo entonces no podrá participar para ser elegido en una vida eterna».