El crimen desatado

El crimen desatado

330
0
Compartir
FOTO: DIEGO COSTA/CUARTOSCURO.COM

VALOR CIVIL

EDUARDO LÓPEZ BETANCOURT

elb@unam.mx

ES EVIDENTE QUE CADA VEZ, AÚN MÁS GRAVE QUE EL CORONAVIRUS…

…se encuentra la actividad criminal en nuestro país. Ésta como nunca, ha crecido sin paralelo y lo peor, se ha desbordado. Hace unos días Guanajuato se incendió, porque detuvieron a la madre de un narco y no hubo manera de evitar la violencia en las calles, solo una acción digna de un país en guerra; en Sonora en una carretera, decenas de personas acribilladas por un ajuste entre narcos; en Guerrero policías masacrados. Lo cierto es que la delincuencia sea la llamada organizada o desorganizada, está en pleno apogeo.

Una vez más se utiliza al ejército para labores policíacas, lo cual definitiva mente nos parece un grave error. Urge la profesionalización de la policía, la creación de instituciones serias que formen tan importantes cuerpos de seguridad, México reclama mejores y más eficaces agentes del orden, pero lamentablemente debemos aceptar que quienes portan uniformes, en su mayoría están más ligados a los carteles y no se diga a la extorsión y a la descarada violencia contra los ciudadanos.

Los policías, lejos de prevenir al delito, son los mismos delincuentes, quienes impunemente asesinan a los ciudadanos, donde jóvenes y menores de edad bien sabemos no han sido la excepción.

Castigar a un policía que mató a un adolescente no es suficiente, a quien también se debe sancionar es a los políticos responsables de esa mala policía, así los gobernadores de entidades donde el abuso policíaco es la constante, se les debe sustituir; solo de esa manera se considerará un castigo ejemplar, de lo contrario téngase en cuenta que ese policía que mató, lo hizo porque el gobernante en turno le dio una licencia para matar de manera cobarde y con todas las agravantes de la ley.