Triste día para papás doctores

Triste día para papás doctores

379
0
Compartir
FOTO: GABRIELA PÉREZ MONTIEL / CUARTOSCURO.COM

Médicos, enfermeros, camilleros… ahora viven en hoteles; su cara refleja cansancio con huellas de cubrebocas y goggles

Por: FERMÍN SÁNCHEZ 

CIUDAD DE MÉXICO.– Este domingo, será un día del padre muy diferente para los papás que trabajan en el sector salud en la Ciudad de México, ya que la mayoría está lejos de su familia desde que comenzó la pandemia de coronavirus Covid-19 para no contagiarlos.

Médicos, enfermeros, camilleros y demás, ahora viven en hoteles, han rentado departamentos o viven en lugares que el gobierno adecuó, su cara ya refleja cansancio y las huellas que dejan los cubrebocas y los goggles, su mirada es de impotencia, de dolor y hartazgo de que la gente no haga caso, porque gracias a eso, ellos están lejos de sus familias sin poder realizar su vida normal.

Este personal que se encuentra en la línea de fuego ven día a día cómo los casos de contagios y de muertes no bajan, enojados por la falta de conciencia de la gente que está en sus casas y que dice: “Ya estoy harto de estar encerrado”, pero ellos también pueden decir: “Yo también estoy harto de atender a gente inconsciente que por no hacer caso se le atendió y murió por llegar en condiciones imposibles de salvarlos”, pero no lo hacen, porque ya sea por convicción, por su juramento como médicos y porque es su deber salvar vidas aunque la gente no lo quiera.

En entrevista con un doctor del Hospital Manuel Gea González, en la alcaldía Tlalpan, afirmó «que les da coraje e impotencia ver lugares atestados de gente, donde no miden las consecuencias y tampoco creen, se dijo desde un principio por las autoridades de Salud que la pandemia sería larga en México, que habría muchos casos imposibles de contar porque en un gran porcentaje serían asintomáticos, que la lucha sería evitar el mayor número de contagios, de muertes y que los hospitales no colapsaran y no se pudiera atender a las personas».