Le sabe igual

Le sabe igual

397
0
Compartir
Foto, internet

EL CHUCKY LEVANTÓ JUNTO AL NAPOLI LA COPA, TRAS VENCER EN LOS PENALTIS A LA JUVENTUS DE TURÍN DE CRISTIANO RONALDO

Roma, Italia.- Los detractores, no tardaron en salir a lanzar comentarios intentando minimizar lo que logró Hirving Lozano con el Napoli, el título de la Copa de Italia.

El Chucky, que en las horas previas había tenido un desencuentro con el profe Gennaro Gattuso, que le valió para que fuera cortado de la práctica del lunes, aunque fue convocado para la Final ante la Juventus, no tuvo participación aun cuando estaban disponibles cinco cambios en el partido.

Con todo y eso, a toda ley, porque el canterano del Pachuca es parte del grupo que trabajó para llegar al platillo estelar, que su escuadra ganó en penaltis 4-2, éste recibió la medalla y el reconocimiento de su club.

LAS ACCIONES

El Nápoles doblegó en la ronda fatídica a la Juve, tras el 0-0 de los 90 minutos, y conquistó el sexto título copero de su historia en la Final disputada a puerta cerrada en el Estadio Olímpico de Roma.

Los napolitanos marcaron sus cuatro penaltis, con Lorenzo Insigne, Matteo Politano, el serbio Nemanja Maksimovic y el polaco Arkadiusz Milik, mientras que por la Vecchia Signora fallaron el argentino Paulo Dybala y el brasileño Danilo Luiz Da Silva, lo que coronó monarca al equipo dirigido por Gattuso.

Sin duda, parece que esta vez el futbol dictó justicia, pues también en los 90 minutos Los Azules habían tenido las mejores oportunidades, aunque se toparon con un Gianluigi Buffon, de 42 años, muy agrandado bajo su marco.

Como ya ocurrió en la Semifinal ante el Milan, Juventus arrancó bien, movió el balón con rapidez y asustó al Nápoles a los cinco minutos con un derechazo del portugués Cristiano Ronaldo, aunque después sus insinuaciones fueron a cuentagotas.

Enseguida, Lorenzo Insigne, uno de los jugadores más en forma del equipo de Gattuso, sacudió la madera en el 23’, con una falta directa desde los 25 metros, y Buffon regaló otro par de atajadas.

El esfuerzo realizado en las Semifinales, disputadas el viernes y el sábado, luego de tres meses de inactividad, le pasó factura a los dos equipos, y la reanudación estuvo marcada más por los errores y la poca lucidez que por la técnica.

Al final, desde los once pasos, los del Napoli fueron más certeros.