Coyoacán, de la patada

Coyoacán, de la patada

614
0
Compartir
FOTO: PEDRO ANZA/CUARTOSCURO.COM

Vecinos de la demarcación, denuncian que el alcalde no resuelve problemas de violencia

DANIEL MONCADA / HÉCTOR GARCÍA

CIUDAD DE MÉXICO.– En tres meses de pandemia, a causa de la enfermedad respiratoria Covid-19, en la alcaldía de Coyoacán, denuncian vecinos el alza en delitos como robos a casa habitación, asaltos con violencia para despojarlos de sus autos, e incluso, la violencia machista durante el confinamiento no cesa y es la que más preocupa…

En la alcaldía ubicada al sur de la capital, de febrero a abril, (a tres meses de la llegada del virus SARS-Cov-2 a nuestro país), se han registrado 457 casos de violencia familiar, en primer lugar, seguido por el robo a negocio, con 382 casos, y en tercer lugar, el robo a vehículo, con un total de 190 despojos.

Debido a que los consumidores de drogas universitarios dejaron de asistir al campus central de la UNAM, ubicada en esta demarcación, se registraron sólo 55 casos por el delito de narcomenudeo. La colonia Pedregal de Santo Domingo es donde más casos se registran a diario con el auspicio con los policías del sector Coy-1.

Mientras el alcalde Manuel Negrete, se dedica a todo menos a gobernar, acusan vecinos de la demarcación, los robos se dispararon a casa habitación, cuando los hampones aprovechan el mismo uso del cubrebocas, para ocultar su identidad.

Por redes sociales, los vecinos subieron fotos donde malandrines desvalijan en plena luz del día automóviles estacionados, ante la complacencia de los policías que se dedican a vigilar la zona.

Estas escenas se pueden observar en la colonia El Carmen, en la calle de Londres, donde se encuentra la casa museo Frida Khalo. En ese lugar se desvalijan autos a todas horas del día.

Los vecinos relataron que un edificio habitacional fue objeto de robo. La videocámara captó al delincuente cuando ingresó al inmueble, la evidencia fue entregada a las autoridades, pero de nada sirvió.

Lo más lamentable, señalaron, es que cada día que pasa, la delincuencia avanza al resto de las colonias de Coyoacán.