Síguenos

¿Qué estás buscando?

CDMX

Un trabajo al filo de la muerte

LADISLAO AMADOR TZAPOT, ES BIOQUÍMICO ANALISTA Y ES QUIEN SE ENCARGA DE APLICAR LAS PRUEBAS PARA DETECTAR EL COVID-19

CIUDAD DE MÉXICO.– La llegada a nuestro país del Sarscov- 2 que genera el coronavirus, afecta a quien es portador o quien tiene sospechas de tenerlo, pero también al personal encargado de realizar las pruebas, porque se juega la vida si no carga un equipo médico de protección por un periodo de 10 a 12 horas diarias cuando las necesidades lo requieren.

Ladislao Amador Tzapot, es bioquímico analista que labora en un hospital público del Estado de México, y desde hace un mes su vida cambió, porque su rutina de trabajo dio un giro de 180 grados con el uso constante del equipo médico de protección, lavarse las manos continuamente y el temor de contraer el letal virus. Él se encarga de aplicar las pruebas para detectar el Covid-19.

Durante una charla con Grupo Cantón, el bioquímico mexiquense, narró la problemática que enfrentan quienes laboran en un laboratorio que realizan las pruebas de las personas para conocer si son o no portadores del Covid-19, porque en muchas ocasiones son rechazados por sus propias familias y amigos, por miedo a ser contagiados.

“Pero cuando les explican las medidas de higiene y salud que realizan diario, se tranquilizan, aunque nos piden nuestros superiores utilizar cubrebocas en casa para seguridad de todos”.

Te puede interesar