En el desamparo laboral recolectores de basura de la CDMX

En el desamparo laboral recolectores de basura de la CDMX

413
0
Compartir

Hugo Hernández

 

Además de ser un sector altamente vulnerable ante los contagios de Covid-19, de las 24 mil personas que laboran en el servicio público de limpieza de la Ciudad de México, 10 mil de ellas son ‘trabajadores voluntarios’ (41.6%), es decir, que no cuentan con un contrato, y por tanto, no reciben un salario, ni tienen seguridad social, por lo que viven de las propinas y de la venta de materiales reciclables.

De acuerdo con la Maestra de la Ibero, Tania Espinosa Sánchez esos ‘trabajadores voluntarios’ son llamados así por las autoridades, “para negar la relación laboral que existe con ellos, señalando que ellos están ahí unilateralmente, por su voluntad, sin que el gobierno les llame, ni les necesite”.

Esta negación por supuesto que tiene consecuencias negativas, la peor es que les invisibiliza y, por ejemplo, al momento de presupuestar uniformes o herramientas de trabajo, pues no hay presupuesto destinado para los voluntarios, por lo que ellos tienen que hacer sus escobas, comprar sus tambos y uniformes, o si les va bien, algún compañero de base al que le hayan dado partida doble les regala un uniforme.

La también Coordinadora del proyecto Ciudades Focales de WIEGO en la Ciudad de México mencionó que esta organización lanzó la campaña ‘Los Rifados de la Basura’, para hacer un llamado a las autoridades a que dé cumplimiento a la recomendación de la CDHCM, “sobre todo porque en estos momentos los riesgos de trabajo a los que se exponen los trabajadores voluntarios de limpia son mucho más grandes, porque se pueden contagiar de COVID-19 y morir”.

Para la diputada local, Guadalupe Aguilar Solache las Alcaldesas y Alcaldes de la ciudad deben implantar un protocolo para la adecuada recolección de residuos sólidos en este periodo de contingencia en específico para la disposición final de basura como cubre bocas, toallas, papel, o cualquier otro residuo que pudiera haber tenido contacto con secreciones transmisibles del Covid-19, para así proteger a ese sector.