Mujeres acosadas durante confinamiento en la capital

Mujeres acosadas durante confinamiento en la capital

417
0
Compartir

Hugo Hernández

 

Durante el confinamiento para evitar la propagación por Covid-19, las mujeres de la capital han sido acosadas y violentadas por sus agresores quienes ahora las tienen sometidas, sin poder escapar de las agresiones. De enero al 8 de mayo, las llamadas de las féminas para pedir ayuda jurídica y psicológica aumentó 17 por ciento.

La Línea Mujeres recibió un total de 52 mil 439 llamadas de enero al 8 de mayo de este año, mientras que en el mismo periodo del año anterior se registraron 43 mil 292 solicitudes de auxilio para recibir asesoría jurídica, psicológica, médica y otras.

En ese mismo periodo el promedio de llamadas al 911 fueron de 330 al día. Pero en 2019 se recibieron menos reportes por violencia de género, es decir, en 2020 se tuvo un aumento sostenido hasta la contingencia, pues el C5 detectó un descenso, generado por la imposibilidad de las mujeres a denunciar.

En cuanto a las carpetas de investigación por violencia familiar abiertas en la Fiscalía de la capital, de enero a mayo de 2019 se registraron 8 mil 334, de enero al 8 de mayo de 2020, mientras que en ese mismo periodo estás llegaron a 9 mil 455, según datos de la dependencia.

En cuanto a las carpetas de investigación por violencia sexual se han abierto, del 1 de enero al 8 de mayo, 2 mil 33, frente a las mil 810 que se iniciaron el año pasado, es decir, casi un 11 por ciento de aumento en el periodo.

Para la maestra Marta Torres Falcón, investigadora de los departamentos de Sociología y de Procesos Sociales de la Universidad Autónoma Metropolitana, con la emergencia “las mujeres tienen que lidiar con problemas económicos y crisis de otro tipo, además de que el varón está en la casa y exige por lo general ser atendido.

También hay intimidación física, con una escalada que avanza en espiral que puede durar días, meses o años, pero que en tiempos de contingencia puede ocurrir en 24 horas por las tensiones en forma de golpes, seguidas de una reconciliación aparente, promesas de cambio y una supuesta luna de miel para arribar a un nuevo cúmulo de presiones, anotó la especialista.