Deseoso de regresar al ring

Deseoso de regresar al ring

408
0
Compartir
Foto, internet

ACABABA DE REGRESAR DE UNA LARGA INACTIVIDAD, Y EL COVID LO VOLVIÓ A BAJAR DEL RING

Ciudad de México.- Dice el dicho que “no hay mal que por bien no venga”, y Starman toma las cosas con calma, luego que por culpa de la contingencia sanitaria provocada por el Coronavirus su inactividad se ha prolongado por más tiempo de lo esperado.

“Tengo 24 años como luchador dentro de las filas del Consejo Mundial de Lucha Libre, 16 viajes a Japón luchando con una de las mejores empresas del mundo como es la New Japan, y venía de una buena racha que me permitió dejar sin máscara a El Hijo del Signo en una lucha en jaula el pasado 25 de diciembre, pero desgraciadamente las lesiones me alcanzaron y me tuve que alejar por más de un año de los cuadriláteros por prescripción médica, ya que tenía problemas en los ligamentos de las rodillas y me dolían mucho, entonces, ya era de cirugía y el doctor del CMLL me indicó que lo mejor era suspender las actividades de lucha por un tiempo prolongado. Estuve fuera más de un año y regreso y se viene esto de la pandemia”, lamentó.

El enmascarado recordó que acababa de regresar el 1 de marzo a luchar a la Arena México y luego el 3 en Guadalajara, pero a los pocos días decretan la cuarentena y serán más de dos meses los que estará fuera de los encordados. Sin embargo, toma las cosas con calma y asegura a Costalazos BASTA! que se sigue preparando para cuando se llegue la oportunidad de reaparecer en las funciones de la empresa Seria y Estable.

“Estoy seguro que esta inactividad me va a servir para básicamente irme incorporando poco a poco a las funciones de la empresa, mientras estoy entrenando fuerte, pues por más contingencias, lesiones u obstáculos que se presenten no pienso dejar este ambiente que me ha dado muchas satisfacciones”, señala.

Starman explica que lo que más extraña es no sentir esa adrenalina que se vive arriba del ring, los gritos del público y los golpes del contrario: “Se siente muy raro estar en tu casa, de no subir a una función, escuchar tu nombre, la música, el público, pero más de vestirme y personificarme como Starman, porque antes cuando estuve obligado al retiro por las lesiones por lo menos venía a las funciones, pero ahora ni eso; aunque debo de confesarte que cuando estive lesionado y venía a ver luchar a mis compañeros me sentía peor y hasta entraba como en depresión por no estar presente en el ambiente de la lucha, por lo menos ahora tengo el consuelo que no soy yo solo y que todos estamos pasando por lo mismo”.

As e g u ró que esta inactividad por la pandemia le ha permitido estar despejado de la mente y estar dedicado totalmente a su rehabilitación, aunque no es tan intenso como se debe entrenar un luchador de cinco a seis veces a la semana, con dos horas de pesas, el ring y el cardio, ya que como no está luchando ahora lo hace solamente unas tres veces para mantenerse en forma físicamente, y que no se le haga tan pesado cuando llegue la hora de subirse de nuevo a un ring.

Finalmente, asegura que, para un veterano como él, la responsabilidad al regresar será al doble, pues hay muchos jóvenes que vienen empujando muy fuerte, además de que sus rivales naturales como El Hijo de El Signo y Disturbio lo están buscando para que exponga con ellos su máscara.