La Central de Abasto, entre medidas laxas para combatir Covid-19

La Central de Abasto, entre medidas laxas para combatir Covid-19

590
0
Compartir

Hugo Hernández

 

Desde que inició la fase 3 para combatir la propagación de Covid-19, nadie ni la propia autoridad de la Central de Abasto (CEDA), se preocupó por las medidas sanitarias para evitar algún brote, pero ni usuarios y comerciantes han acatado las recomendaciones sanitarias, incluso el uso de cubrebocas.

Catalogada ya como una zona de alto contagio por Covid-19, dicho centro de abasto también debe garantizar la distribución de alimentos para los habitantes de la capital del país, por lo que el presidente de Acción Nacional en la capital, Andrés Atayde Rubiolo consideró que las medidas preventivas implementadas por el gobierno capitalino resultan laxas e insuficientes y ponen en peligro de contagio a usuarios, trabajadores y locatarios lo que llevaría a un cierre de la central generando un grave desabasto de alimentos en la ciudad y su periferia.

“El esfuerzo de las autoridades por reducir el riesgo de contagio resulta insuficiente, de nada sirve instalar consultorios móviles, lavabos o cercos sanitarios, si no se respetan los protocolos establecidos para una zona de alto contagio”.

Dijo que es urgente que las autoridades garanticen el correcto funcionamiento de este importante centro, de lo contario provocarán un desabasto de alimentos que agravaría la ya crisis sanitaria, económica, de empleo y seguridad en la que ya se encuentra sumida nuestra ciudad.

El problema, añadió es que no se trata sólo de un tema de salud sino también económico “si un productor encuentra cerrados los negocios, no surtirá, se provocará desabasto y los precios aumentarán; entonces no sólo se afecta la economía de los productores, de los comerciantes o los locatarios sino también de las familias que necesitan esos productos”.

Destacó que los propios comerciantes reconocen que el coronavirus ha empezado a afectar a las familias que dependen de esta actividad, porque ante el temor al contagio han tenido que cerrar sus negocios.