Ocultan contagio en oficinas de fiscal

Ocultan contagio en oficinas de fiscal

1610
0
Compartir

EMPLEADOS AFIRMAN QUE HAY MÁS INFECTADOS; TODO EMPEZÓ LA SEMANA PASADA CUANDO MANDOS DE LA PDI IMPIDIERON SALIR A UN COMPAÑERO QUE PRESENTABA SÍNTOMAS DE COVID

Por: CARLOS RÍOS QUIROZ

CIUDAD DE MÉXICO.–Autoridades de la alcaldía Cuauhtémoc, manejan a discreción el caso de contagio que se dio en las oficinas del fiscal desconcentrado en Cuauhtémoc, Víctor Castro, luego de que se confirmara que éste, así como sus tres secretarios particulares, resultaran positivos a Covid-19.

Este caso detona luego de que policías de la coordinación CUH-2, acusaran a sus mandos con indicativo Oro y Plata debido a que, por su insensibilidad, un compañero suyo, José Luis Medrano, con indicativo Bronce, no fuera autorizado para abandonar las instalaciones del área de galeras, donde es encargado, a pesar de que mostraba claros signos de contagio. Indican que el comandante Vallejo (Plata) coordinador de la CUH-2 y el director regional en Cuauhtémoc, Arias Pesqueira, no quieren que se haga difusión de estos casos.

Resulta que Medrano se presentó a laborar a su guardia de seguridad el pasado viernes, pero que como a las 11:00 de la mañana se sentía mal por lo que varios compañeros le indicaron que fuera al doctor, por lo que informó al coordinador de CUH-2 Plata, a fin de seguir la cadena de mando.

A pesar de que Medrano tenía problemas de respiración y dolor de cabeza, este mando sin sensibilidad le indicó que continuara su guardia, sin embargo, alrededor de las 14:00 horas sus síntomas se complicaron, por lo que de nueva cuenta sus compañeros que cubrían el servicio de custodia de detenidos, le sugirieron que comunicara lo sucedido al director regional.

Finalmente, alrededor de las 15:30 fue trasladado en una patrulla de su base al hospital del ISSSTE, donde fue revisado y retenido tras dar positivo a Covid- 19, por lo que fue hospitalizado. Ahora se debate entre la vida y la muerte. Los trabajadores están indignados por el proceder de sus mandos, que no actuaron como debieron, pues desde el momento en que el Medrano presentó los síntomas de Covid-19 debieron llamar a una ambulancia, sin embargo, esperaron cinco horas para trasladarlo en una patrulla, y ahora detonan otros contagios como el del fiscal Víctor Castro.