Desoyen alerta a la sanitaria

Desoyen alerta a la sanitaria

464
0
Compartir
FOTO CUARTOSCURO.COM

DURO Y A LA CABEZA 

TACHO CAMACHO 

camachonavarroamado@gmail.com

.- La ingobernabilidad en Naucalpan, pone en riesgo la salud de miles, ya que el comercio informal desoye las indicaciones para evitar más contagios de la pandemia que a nivel mundial ha causado la muerte de más de 160 mil personas.

Las medidas de Susana Distancia no se aplican para contrarrestar la pandemia, a diario cientos de ambulantes invaden no solo la cabecera municipal sino también principales avenidas de las diversas colonias. Hasta parece un reto en contra de las disposiciones de la alcaldesa Patricia Durán Reveles, a la cual, no la toman en serio para evitar más contagios, al poner en riesgo a la población. En tanto, inspectores están haciendo su agosto extorsionando a quienes laboran con o sin los permisos oficiales.

Maximiliano Alexander Rábago, Primer Síndico municipal ha manifestado que el comercio informal es un cáncer difícil de extirpar que ha venido creciendo en forma alarmante desde hace muchos años, a tal grado que se han apoderado no solo del centro de Naucalpan, sino de zonas comerciales en fraccionamientos y colonias populares, debido a líderes deshonestos y la falta de un padrón real, pues más del doble de los permisos o licencias son apócrifos o simples copias de otros originales.

Asimismo, presidentes de colonos han denunciado sin que las autoridades del Gobierno local tomen cartas en el asunto sobre la irresponsabilidad con que actúan los empleados de Desarrollo Económico (inspectores), solo buscan el provecho personal a través de la extorsión y el paso de charola para llevar la cuota a sus superiores, en este caso al titular de la dependencia Alfredo Vinalay. En tanto, la promesa de la Presidenta municipal, Durán Reveles, de combatir la corrupción fue un slogan de campaña, pues todo ha quedado atrás.