Tlalpan engaña con aros ‘sanitizantes’ y los retiran ante críticas

Tlalpan engaña con aros ‘sanitizantes’ y los retiran ante críticas

1015
0
Compartir

Hugo Hernández

 

La alcaldesa de Tlalpan, Patricia Aceves mandó colocar diez aros ‘sanitizantes’ en diferentes puntos de la demarcación, para hacer creer a la población que contribuiría a prevenir la propagación del Covid-19, pero todo resultó un fiasco.

Según las indicaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), rociar el cuerpo con alcohol o cloro no mata el coronavirus o Covid-19, es decir, sólo puede dañar la ropa y las mucosas (los ojos, la boca, etc.). “Tanto el alcohol como el cloro pueden servir para desinfectar las superficies, siempre que se sigan las recomendaciones pertinentes”.

En sus redes sociales, la alcaldesa subió un video en el que dijo estar ‘muy contenta’ y mostraba uno de los aros ‘sanitizantes’ a la entrada del Edificio de la alcaldía en el que explica cómo al pasar una persona y recibir un ‘rocío’ de ‘hipoclorito de sodio’, ya quedaban sanitizadas.

“Con un rocío de hipoclorito de sodio que, precisamente sirve para limpiar de nuestras ropas, o de nuestras manos, los restos de coronavirus”.

Los supuestos aros sanitizantes, con el que hasta el jueves de esta semana siguieron funcionando, fueron supuestamente creados por gente originaria de Tlalpan, pero en realidad, de acuerdo a algunos testimonios, fue una inversión que realizó directamente la alcaldía.

“Este invento, es producto de el talento, de la responsabilidad, del esfuerzo de cuatro empresarios tlalpenses que están pasando por una situación difícil y, vieron que algo similar existe en China y rápidamente se pusieron a trabajar, y aquí tenemos este trabajo”, señaló la alcaldesa.

Sin embargo, ante el llamado de las autoridades sanitarias a no crear falsas creencias de que con rociar cloro diluido con agua ya se sanitiza a las personas, y la falta de información que existe entre la población, los diez aros ‘sanitizantes’ que adquirió la alcaldía deberán ser retirados de Tlalpan.
A decir de algunos testimonios, la alcaldía de Tlalpan pagó unos 65 mil pesos por cada uno de los diez aros, es decir, 650 mil pesos en promedio, presupuesto público de la demarcación. Hasta el cierre de esta edición, los aros permanecían en algunas partes, pero de acuerdo a las indicaciones sanitarias no deben funcionar desde este viernes.