No debemos temer

No debemos temer

406
0
Compartir
FOTO: GABRIELA PÉREZ MONTIEL / CUARTOSCURO.COM

PADRE
GERARDO
SANDOVAL
@gasfregoso@
gmail.com

AUNQUE CAMINEMOS POR VALLES OBSCUROS, DIOS ESTÁ CON TODOS NOSOTROS

.- En los momentos de incertidumbre o miedo por la pandemia, hay que recordar, que el Señor, es el único que nos puede llevar a las verdes praderas para descansar. Es quien puede restaurar nuestras almas pues, aunque caminemos por valles obscuros, no debemos temer, él está con nosotros. Te sugiero que tomes las escrituras y en especial abre el evangelio, deja por un momento la televisión la computadora y tras leer, pasajes como el de San Marcos 1, 32, cierra los ojos y contempla. Mira a esa multitud que salía a su encuentro con sus enfermedades y dolencias y como es Jesús el que curaba aquellos hombres de diversos males y dolencias. Tras contemplarlo invócalo llama a Jesús, el Hijo de María y único camino verdadero al Padre. Señor Jesucristo, lléname de tu paz y de tu amor tu eres mi pastor, y se que contigo nada me faltará. Tú eres el único que me puedes llevar a aguas tranquilas y verdes pastos y al reposo del alma. Restaura mi alma ante el miedo al covid 19 y llévame a los senderos de la justicia, yo amo tu nombre, Jesús. Y aunque ahora este en este valle de tiemblas, de sombra de incertidumbre y de miedo a la muerte, se que no debo temer algún mal. Tú, estás conmigo y tú presencia y tu nombre, tu palabra me infunden aliento. Tú me cuidas y preparas un festín ante mis enemigos, tú me has ungido desde mi bautismo y me has hecho hijo del Padre. Mi Señor ayúdame a ver que eres solo tú y solo tú, el que me puede dar fuerzas. Aunque este en el peor de los encierros y en la peor de las soledades o de los miedos, Tu estas conmigo y se que tu misericordia me acompaña todos los días de mi vida, una cosa quiero Señor; habitar en tu casa por todos los días de mi vida. Y mañana si regresa el desasosiego o el temor, vuelve a un rinconcito de tu casa, vuelve a cerrar los ojos, contempla otro pasaje del evangelio y después de verlo háblale.