Museo de Antropología: No nos deja olvidar

Museo de Antropología: No nos deja olvidar

665
0
Compartir

DENTRO DE SUS MUROS GUARDA LA HISTORIA QUE NOS HACE SER QUIENES SOMOS HOY EN DÍA.

 

El Museo Nacional de Antropología (MNA) se construyó entre 1963 y 1964 durante la administración del presidente, Adolfo López Mateos y bajo la dirección del Don Pedro Ramírez Vázquez, destacado arquitecto mexicano. El MNA se inauguró el 17 de septiembre de 1964 y desde entonces se mantiene como el más emblemático de los recintos que salvaguardan el legado prehispánico mexicano. Se erige como símbolo de identidad de generaciones que buscan conocer sus raíces culturales.

El MNA actual se fundó como recinto de la memoria en cuyos muros reposa un proyecto de nación, en el que el patrimonio nativo se concibió como testimonio del presente y al que le fue sumado un carácter universal y de alto valor artístico. Asimismo, se planteó como sede de nuevos enfoque de recuperación del mundo prehispánico, pasado y actual.

El MNA cuenta con más de treinta mil metros cuadrados de espacios para exposición, integrados por 22 salas, que buscan satisfacer necesidades didácticas y científicas. Cada una fue instalada por equipos propios, que incluían un cuerpo de investigadores, guionista, museógrafo, pedagogos y técnicos que apelaron a la razón y también a las sensaciones; se buscó funcionalidad al igual que la emoción y que el visitante se instruyera objetivamente pero, a la par, reconociera sus valores identitarios y encontrara su lugar en el mundo. Asimismo, el MNA tiene una sala para exposiciones temporales, la cual alberga muestras nacionales e internacionales.

Muchos son los retos a los que hace frente este recinto. Desde 1993, ha tenido una serie de transformaciones que permiten incluirlo en la dinámica del mundo contemporáneo y las nuevas tendencias y perspectivas de la historia. A partir del siglo XXI, se renovó el discurso museográfico de varias salas del museo, lo que derivó en la actualización de cedularios, su presentación en inglés, mayor exhibición de piezas y el uso de una nueva propuesta de comunicación, orientación y servicios para el público. El MNA es orgullo de los mexicanos y testimonio de la vasta riqueza cultural e histórica de México.

 

Si deseas conocer a fondo la historia de nuestro país, debes visitar el museo.

El museo es una visita familiar muy completa, para todos hay algo.