MORENA en crisis

MORENA en crisis

563
0
Compartir
Eduardo Betancourt

EL PARTIDO MORENA, QUE FORMÓ EL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA…

…en 2011 y que avasalló en las elecciones del 2018, actualmente mantiene una conflictiva, la cual provoca desasosiego, especulaciones y una gran dosis de retrocesos políticos; MORENA debe establecerse como una organización solida de evidente beneficio para el país. La división de los “morenistas” no es sana. MORENA no debe culminar su trabajo con el solo hecho de haber ganado la Silla Presidencial y la gran mayoría de cargos públicos; las reglas deben ser claras y quienes gustan de la política estén ciertos que tal agrupación es una buena alternativa. Definitivamente nunca vimos al PRI como la mejor opción; lo que no se puede negar, es que logró conformar un instituto político que le permitió durante 70 años, y todavía después durante 6 años más, mantener hegemonía y control, lo que accedió a que se diera cierta tranquilidad política en el país. MORENA no debe convertirse en un nuevo PRI, aunque varios integrantes, antes fueron priistas. MORENA debe ser un grupo político formador de cuadros, con una filosofía propia y con principios; tienen la gran ventaja de tener millones de simpatizantes, lo que le permite hoy por hoy, ganar cualquier elección. Hay muchos más partidos políticos en México, este número se incrementará con quienes ya han obtenido su registro, pero a pesar del tal vez excesivo número de estos organismos, lo cierto es que MORENA ocupa un lugar primordial y repetimos, debe institucionalizarse, para ello resulta forzoso mantenga su unidad; los conflictos, las descalificaciones, ofensas y las diatribas, deben desterrarse para que les permitan llegar a buen puerto. Tal vez para lo anterior haga falta la orientación que debe darles el jefe del ejecutivo, puesto que al final de cuentas, no se podrá desligar de su responsabilidad histórica.