La tradición de visitar a la Madre de México desde Tulpetlac

La tradición de visitar a la Madre de México desde Tulpetlac

958
0
Compartir
Por Jesús García Rodríguez 

Santa María Tulpetlac (que significa «donde abunda el tule») es uno de los pueblos originarios de Ecatepec de Morelos, en el Estado de México. Se dice aquí que el 12 de diciembre del 1531 se apareció por quinta vez la Virgen de Guadalupe a Juan Bernardino, tío de Juan Diego; y se ha dicho que por primera vez la virgen pronunció el nombre de Tecuatlaxopeauh, con el que deseaba se le venerara.

Desde entonces ha existido una tradición febril de celebrar a la Virgen de Guadalupe (nombre dado por los españoles, dado que e era casi imposible nombrarla como ella quería) en este pueblo. Desde la Parroquia de Cristo Rey, en unión con el Santuario de la Quinta Aparición Guadalupana, un contingente se arma cada año para peregrinar hasta la Basílica, con el objeto de demostrar el cariño que se le tiene a la madre.

Santuario de la Quinta Aparición Guadalupana, Santa María Tulpetlac, Ecatepec de Morelos

Un poblador del lugar, quien no quiso que se publicara su nombre, nos contó acerca de la marcha que se lleva cada año: «Yo con mi familia nos juntamos con el grupo parroquial y el grupo de la ‘Adoración Nocturna’ para visitar a la virgen. Tratamos de ser apegados a la tradición del recorrido que seguía San Juan Diego, quien vivía aquí,y caminaba hasta Tlatelolco.»

Me comentó que, dada la situación actual, donde antes no habían casas, no se puede seguir el trayecto tal cual lo hiciera el santo. Además, el destino ha cambiado, ya que la aparición de la madre de dios ante Juan Diego se dio precisamente en la basílica.

Desde las 7 de la mañana, un grupo de 60 personas aproximadamente sale desde la Av México de la localidad, para caminar en la Via Morelos, el camino real que recorriera José María Morelos y Pavón hasta San Cristóbal para su muerte. Un contraste peculiar, donde un camino que significó muerte, ahora significa vida y motivación.

También, dentro del pueblo se tiene una costumbre conocida como «Danza de moros» en donde una facción «los moros» pelean en una batalla ejemplificada con bailes contra «los españoles». Esta danza tiene una adaptación donde los indígenas del territorio pelean contra los españoles, esto a las faldas del Santuario de la Quinta aparición, para demostrar el amor que se le tiene a la madre al defenderla por su nombre «Tecuatlaxopeauh».

Este día, el contingente ya se encuentra en su destino, celebrando el milagro de la madre de México, que ahora con su manto, ampara a las personas que quieren un milagro, o fueron ya bendecidas por uno.