Compartir

El inmueble ubicado en Avenida del Taller número 21, en la colonia Paulino Navarro de la delegación Cuauhtémoc, se encuentra en riesgo de colapsar y de acuerdo con Enrique Martínez, habitante del inmueble, las autoridades han sido omisas en atender la situación de las 26 personas que lo habitaban.

Martínez explica que este inmueble había sufrido daños desde el terremoto de 1985 tras lo cuál se realizaron trabajos de reparación pero el pasado 19 de septiembre resultó afectado nuevamente. En esa fecha acudió un perito de Protección Civil para determinar que existe un daño estructural por lo que no podían seguir habitado el predio. Además, decidieron salir porque los tubos de desagüe se rompieron, causando salida de aguas negras en un espacio común.

Desde esa fecha los vecinos del edificio se organizaron para acordonar y apuntalar la vivienda con sus propios recursos pues las autoridades nunca se presentaron para dar este apoyo y a pesar de que han solicitado su presencia en repetidas ocasiones y por diversos medios, como escritos y redes sociales, siguen sin recibir la visita de alguna autoridad.

Respecto a los apoyos económicos, Martínez afirma que en el Instituto de Vivienda (Invi) les señalaron que para poder recibir la ayuda de renta mensual debían presentar escrituras del inmueble; sin embargo, no cuentan con ellas debido a que el terreno se encuentra en un litigio de expropiación desde 2013.

Dice Martínez que en 2016 estuvieron a punto de lograr la expropiación pero en el juicio correspondiente fueron informados que una inmobiliaria había interpuesto un amparo reclamando la propiedad de la vivienda y pese a haaber sido desestimado, en fechas recientes de nueva cuenta se turnó al octavo tribunal colegiado para proseguir el juicio.

Ante los hechos, Martínez refiere que pareciera existir cierto favoritismo por parte de las autoridades con inmobiliaria.

Los vecinos del edificio temen que con el paso de los días el daño se agrave pues el inmueble está sobre dos puentes vehiculares que cruzan Calzada de Tlalpan, el de Avenida del Taller y el de José T. Cuéllar y en tanto quienes lo habitaron duermen en la calle expuestos a las inclemencias del tiempo.

Enrique Martínez comenta que les informaron que debían esperar a que una comisión de gobierno acudiera a visitar la vivienda para promocionar un folio para recibir el dictamen oficial, cosa que hasta el día de hoy no ha ocurrido.

Dejar una respuesta

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.