Van por carisma de candidatos, no fuerza de partidos políticos

Van por carisma de candidatos, no fuerza de partidos políticos

689
0
Compartir
Khemvirg Puente, profesor de la FCPyS, afirma que basta un candidato carismático para ponerlo al nivel de competencia electoral

 

Cada vez más se viven procesos electorales que se definen a partir del carisma de los candidatos y no de la fuerza de los partidos políticos, lo que posiblemente ocurra a nivel local y regional, donde los liderazgos son reconocidos por la sociedad por el trabajo realizado, no así a nivel nacional donde todavía funcionan muy bien las campañas partidistas.

Tal afirmación la hace Khemvirg Puente Martínez, investigador de la UNAM, en relación a los resultados que arrojó la encuesta de Diario BASTA! en la Ciudad de México sobre cuáles serían los más fuertes aspirantes para ocupar la jefatura de Gobierno, donde la sorpresa fue que el exrector de la UNAM, José Narro Robles, estuvo arriba de Claudia Sheinbaum en las preferencias.

En el caso de la CDMX, donde se ha dicho que el PRI está muerto y no tiene ninguna posibilidad de ganar, pide ser cautelosos con ese tipo de afirmaciones, porque, “es cierto, el tricolor como partido político hoy no tiene una base territorial muy fuerte, aunque, recordemos que tiene el Gobierno federal”.

El también coordinador de la Maestría en Gobierno y Asuntos Públicos y Coordinador del Doctorado en Administración Pública del Programa de Posgrado en Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, habla de la posibilidad de penetrar a cualquier gobierno estatal a través de las políticas públicas federales, pues basta un candidato carismático para ponerlo al menos al nivel de competencia electoral, “y eso creo que siempre podría ser una buena segunda opción para los precandidatos del PRI”.

“No me sorprende en el caso de Narro –actual secretario de Salud–. También, se ha mencionado a Aurelio Nuño –secretario de Educación Pública– como un posible candidato para la CDMX en caso de que no alcance la candidatura para la Presidencia de la República”, apunta. Khemvirg Puente, profesor de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, cree que el PRI ha visibilizado a esos posibles candidatos porque tendrían un buen nivel competitivo.

LA IZQUIERDA, FRACTURADA

Abundando en el tema de los candidatos carismáticos, afirma que los partidos están en un proceso de reconfiguración, principalmente en la CDMX, es decir, el PRD después de ser un partido hegemónico en la capital, prácticamente 20 años –desde 1997– con mayorías absolutas en la ALDF, con el rompimiento con López Obrador, lo que se generó en las bases fue una ruptura a nivel delegacional. Las élites, dice, que antes eran de izquierda unificadas a través del PRD, hoy están fracturadas, por lo que se tiene una reconfiguración de la izquierda, “y es probable que veamos en las siguientes semanas o meses que los jefes delegacionales o diputados locales del PRD que se van a Morena, porque están en ese proceso de reconfiguración

“¿Qué va a generar?”, pregunta. Y responde: “pues que el partido como tal, tanto el PRD como Morena, no tengan toda la fuerza que tuvieron en procesos electorales anteriores y que les garantizaban la movilización electoral, incluso pueden llegar a su mutua anulación”. Es decir, “que en el conflicto territorial terminen anulándose los unos a los otros, porque entonces la posibilidad de movilizar el voto, queda anulado ante la vigilancia del otro partido”. Asegura que esto, por supuesto, podría beneficiar al PAN, principalmente, y en segundo lugar al PRI con más posibilidades en la CDMX como partido. “Entonces, veo pocas posibilidades de que el panismo obtenga una candidatura, y es por eso que muy probable que el partido ceda la candidatura al Frente Ciudadano por México, o sea, al PRD, que está mejor posicionado”, concluye.

Dejar una respuesta

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.