domingo, 26 de marzo de 2017 01:20
     








Raquel Bigorra


La mujer que quiero ser
Viernes, 10 de Marzo del 2017, a las 08:00 hrs.

  twitter@@rbigorra


Siempre podemos elegir quines queremos ser. No importa el pasado, los desamores, las metidas de pata, los tropiezos, las dificultades. No cuentan las heridas ni los duelos; hoy y siempre podemos construir un nuevo yo. Puedes elegir qu mujer quieres ser, en qu esposa te quieres convertir para ser feliz de una vez por todas.

Ser felices porque nos lo merecemos, porque es posible. El camino es nuestro. Cada vez tenemos ms herramientas para movernos de lugar. No esperemos a que nuestro cnyuge nos diga cmo. No pretendamos que el otro cambie, que sea la pareja quien se reinvente y nos vuelva a conquistar.

Somos adultos, hagmonos cargo. Eso de yo pongo todo pero l no me valora no es de estos tiempos. Si as estn las cosas, adivine quin lo permiti? Usted y nadie ms que usted.

Aun cuando seamos inmensamente felices, debemos mirarnos. Debemos estar atentos a nuestros hbitos y conductas. Apapacharnos, s; aplaudirnos lo bueno, pero tambin exigirnos ser mejores. Preguntarnos cunto estamos dando a la relacin. Qu parte de nosotros estamos compartiendo. Qu cara damos. Qu complicidad estamos construyendo. Cunto tiempo estamos con la pareja, cada cunto hacemos el amor. Checar si lo estamos gozando. Si llegamos a casa emocionados o caminamos arrastrando los pies por la fuerza de la costumbre.

Si esa es tu vida en pareja, siempre se puede retomar el camino. Cmo? Tomando las riendas de nuestras vidas. Si hoy decides tener un maravilloso matrimonio, seguro lo tendrs. Si hoy decides enamorarte, Cupido encontrar la forma de flecharte. Todos conspirarn a tu favor. Todos entrarn en tu nuevo mundo si decides vivir con plenitud.

Cuando alguien tiene claro para dnde va, qu quiere y por qu lo quiere, todos a su paso se enrolan. Se suman a la fiesta, a la conquista de ese sueo. Para bien o para mal. He ah el pequeo detalle. Porque si de veras piensas que todo est perdido y que debemos resignarnos a simplemente compartir un techo y no gozar de nuestra pareja, seguramente en tu hogar se respirar la apata y la distancia.

Sbale a la msica, despinese, cambie de perfume. Cometa una locura sabrosa. Cmprese un par de tacones. Cambie de actitud y elija vivir enamorada. Borrn y cuenta nueva. Decdase a ser una nueva mujer, una mejor esposa, una maravillosa madre, una relevante profesionista. Elija ser la mejor de las mil mujeres que viven dentro de usted. Vamos, marzo es nuestro mes. Qu mejor excusa para convertirnos en la mujer que queremos ser!

Si logramos ser la mujer que soamos, nos sentiremos completas. Ser mucho ms fcil dar, entregar, compartir con nuestra pareja si nos gusta en lo que nos hemos convertido. Depende solamente de cada una de nosotras. Elige siempre ser feliz. Compromtete con tu vida y dignifica cada paso. Ve por tus sueos. Y vivieron felices para siempre, gracias a El manual de la buena esposa.






Nombre
Mensaje