Web Analytics Made Easy - StatCounter
Director general: Miguel Cantón Zetina | @MiguelCanton1
Somos parte de:
Martes 22 Enero del 2019
cielo claro 19°

Una niña Bien por Ximena de la M

¡Sean Penn era el malo!

Twitter/ @ximenadelam

Qué onda, mis pepinos, ¿cómo están? ¡Ay, yo tipo shockeada con el documental de Netflix Cuando conocí al Chapo, donde la pepina de Kate del Castillo narra toda su aventura con el El Chapo Guzmán! Pero lo más bizarro de todo el documental, pepinos, es que resulta que el malo no era El Chapo, sino Sean Penn, ¿no adoran? Luego, en el documental también Kate sale diciendo que se negó a ir sola a la comida de publicitas que hacían en un foro de Televisa, pero en cambio sí se fue a la sierra a tomar tequila con El Chapo, y bueno ¿no hasta se quedó a dormir ahí? ¿hello?, ¿quién la entiende? O sea, los publicistas le daban miedo, pero un señor que le ha cortado la cabeza y aquí sí ¡literal! a miles de personas, ése si no le daba nada de miedo, ¿no adoran? Al contrario, se fue sola con él al cuarto donde se iba a quedar a dormir y El Chapo le dio las buenas noches, eso sí ¡qué miedo! ¿no, pepinos?, no una comida en un foro lleno de gente ¿hello?

Luego, en el mismo documental, también critican todo el tiempo a Televisa y la imagen de la mujer que ésta promovía en sus telenovelas, ¿no? Como si la imagen de las telenovelas de narcos que protagoniza Kate fuera muy diferente, ¿hello? La única diferencia entre las historias de Televisa y las de los narcos, es que en las de narcos, las mujeres dicen groserías, traen pistola y salen pintadas como coches; ¡ah! y también, en vez de que el patrón se enamore de la chacha de la casa, es el narco el que se trae a todas locas ¡no’mbre, qué buena imagen de la mujer promueves, Kate! ¿hello kitty?

Y en las gataditas: ¿qué tal que a poco menos de dos meses del temblor del 19, a los mexicanos ya se nos olvidó el cambio de actitud tan padre que se generó entre todos nosotros al ver todas las tragedias que pasaron y darnos cuenta lo vulnerables que somos ante la naturaleza?, ¿no? Y es que habíamos logrado una conexión y una empatía con las demás personas ¡increíble, güey!, que tristemente ya se fue por un tubo, ¿hello? Bueno, con decirles que mis chachas y yo ya éramos BFF o sea, best friends forever, pero el encanto ya se rompió, y todo volvió a la normalidad: ellas ya son unas peladas otra vez, se hacen las sordas cuando les pido algo y así ¡cero cool! Luego en la calle todo el mundo te avienta el coche, ¿qué pasó con los que te daban el paso para cambiarte de carril, o los que se detenían para dejar pasar a los peatones? No aprendimos la lección, ¿así o mas triste, güey? ¡Qué lástima que no aprendamos más que con tragedias!, ¿hello? Y para terminar; un consejo para el Halloween del año que entra: o sea, si ya tienen pelo botanero y cejas de azotador, no hagan la gatadita de disfrazarse, ¡porfa! Ya con eso asustan bastante, ¿hello kitty?

Los mexicanos no se quedan atrás

¿Qué onda mis pepinos?, ¿cómo están? Ay yo tipo harta de esa modita que hay ahora de hablar con voz como de niña chiquita y para ejemplo ¿qué tal? el comercial de la nueva revista Eres con Yuya y J Balvin en el que dicen: ¿Y tú quién eres? pero con voz como de Benito Bodoque ¿no adoran? O luego Lolita Cortés en Mira quién baila o en las cáp­sulas que hacía en Tv Azteca sobre el cuidado de las mascotas; que habla con una vocecita como la que hace cuando sale de Rapunzel en 12 Princesas en pug­na ¡qué miedo pepinos! Y es que muy linda cuando habla; pero resulta que le debe 8 meses de renta a una pobre seño­ra de la tercera edad, o sea, muy buena para las mascotas, pero una señora de 86 años tiene que salir en la tele rogándole que le pague ¿no adoran? Mejor hablar como Claudia Sheinbaun que aunque siempre está de malas, por lo menos ya sabes a lo que te atienes y no hay sorpre­sitas ¿hello kitty?

Y hablando de modas gatitas; parece que entre más inteligentes son los telé­fonos, las personas que los usan son más tontas y ¿qué tal el nuevo reto de las redes? In my feeling Challenge, consiste en hacer un vídeo bailando fuera de un carro en movimiento ¿no adoran? ¿Así o más peligroso? Eso no es lo peor, si no que ya hicieron una versión latina que aunque es igual de peligrosa; es más gati­ta: La Chona Challenge y es que los mexicanos si se trata de gatadas nunca nos podemos quedar atrás y para ejemplo la pepina de Thalía que como es bilingüe hizo las 2 versiones ¿hello kitty?

Ahora sí, ¡Carstens se nos va!

Qué onda, mis pepinos, ¿cómo están? ¡Ay, yo tipo súper triste, güey! Sí, de saber que ahora sí el 30 de noviembre se nos va a Suiza el papá de La Gorda, o sea, don Agustín Carstens; y la verdad es que nunca pensé que me fuera a dar tanta tristeza; sí, y es que ahora que se vayan, ¿a quién voy a molestar? ¿hello? Aparte, la última vez que los vi fue en su fiesta de Halloween y el papá de La Gorda me dio una ternura, porque cada año el pepino como disfraz solo se ponía un antifaz y con eso ya juraba que nadie lo reconocía; pero este año, como ya era el último Halloween que iba a pasar aquí, ahora sí le echó ganitas, y se disfrazó de lo que más ama en la vida el Sr.: de Bubulubu, ¿no adoran?

Y bueno, el pepino se sentía soñado, con decirles que yo hasta le comenté: “Ay, Sr. Carstens, está tipo increíble su disfraz; le voy a dar una mordidita”, y la ternurita se puso como mermelada: rojo, rojo. Pero lo mejor de toda la noche fue cuando la mugre Gorda Carstens, con todas las acusaciones sobre acosos sexuales que ha habido últimamente, me salió con la gatadita de que Harvey Weinstein, el productor de cine, también la había acosado a ella, ¿no adoran? Y bueno, yo para seguirle la corriente hasta le dije: “¡Ay!, ¡cómo crees, Gorda!, ¿cuándo fue eso?, ¿cuando estaban filmando Liberen a Willy o qué? ¿A poco él también la produjo?”. Pero la ternurita me dijo que lo que pasa es que le había tocado ir sentada junto a él en un avión, y que Harvey le preguntó si no le interesaba ser actriz, y que luego le pidió un masaje; y ahí fue cuando La Gorda se asustó y le pidió a la sobrecargo que la cambiara de lugar y un plato de nueces para el susto, ¡ternurita! Y ya le dije: “Ay, Gorda, o sea, el tal Harvey le tira la onda a lo que sea, ¿verdad? Bueno pero también tú, Gorda, o sea, desde el momento en que te preguntó si no querías ser actriz, te hubieras dado cuenta de que se estaba burlando y tomándote el pelo ¿hello? Bueno, y mejor en vez de hacerte la interesante y andar soñando que alguien abusa de ti; ve y dile al Sr. Bubulubu, o sea a tu papá, que antes de que se vaya a vivir a Suiza, nos deje el dólar a como estaba antes. Sí, porque ¡qué fácil! Él se va y nos deja aquí con el problemón ¿hello kitty?”.

Y en las gataditas: el otro día, aunque no lo crean, descubrí una gran ventaja de vivir en México, y es que aquí, por ejemplo, no podrían existir delincuentes como IT o sea ESO el payaso, ¿sí ubican, no? Y es que como las coladeras siempre están tapadas, entonces imagínense, se nos ahoga el pobre payaso, ¿hello? Ay, aparte cualquiera de los delincuentes que hay aquí asusta más que IT; por lo menos tienen peor los dientes; si no, para muestra vean a los pepinos que hicieron un tipo Facebook Life desde el penal de Neza-Bordo, o sea ¿así o más feos, güey?

Prohibida la sobremesa

iQué onda, mis pepinos ¿cómo están? ¡Ay, yo tipo extrañada!, y es que ¿qué onda con los meseros? Son de lo más raro ¡güey! O sea, tipo llegas a un restaurante y muchas veces les tienes que rogar que te tomen tu orden porque ni te pelan; y es que 1º llegan y te dicen: “qué tal, buenas tardes, soy fulanito o fulanita de tal, y voy a tener el gusto de atenderla” o sea, no sé, ¿para qué tanta presentación? Si luego resulta que ya no vuelves a ver al pepino en cuestión ¿hello? Sí, porque se desaparece y entonces vienen otros 3 diferentes, y como todos se parecen, te confundes y luego ya no sabes ni quién es tu mesero, y todo para que luego se tarden años en atenderte; por ejemplo: les pides las bebidas y pueden pasar horas para que te las traigan o muchas veces te traen 1º las entradas y después el agua con la que te las vas a pasar ¿hello?

Luego, ¿qué tal cuando te recitan las especialidades del día?, y si los interrumpes tantito, se les va la onda y tienen que volver a empezar, ¡ternuritas! Y bueno, uno pensaría que a lo mejor lo que pasa es que están distraídos pensando en sus novias o que les choca su trabajo; pero no, porque resulta que para recogerte los platos, para eso sí son súper rápidos, o sea, casi casi estás comiéndote el último pedazo de tu pescado y ya se están llevando el plato. Se llevan los vasos aunque todavía tengan tantito líquido, te tienes que pelear con ellos para que no se los lleven. Entonces no es que estuvieran distraídos, sino que ya les urge que te vayas, después de que se tardaron años en atenderte, ¡uy!, y que ni se te ocurra hacer sobremesa, porque están sobres y se la pasan interrumpiéndote, limpiando la mesa, como que no quieren que platiques. Yo en algunas ocasiones hasta les he llegado a decir: “¡Ay!, a ver, pepino, ya no me recojas nada, déjanos platicar porfa; deja la mesa sucia, no te preocupes”, y lo peor de todo es que se quedan ahí de metiches, parados al lado, dizque para estar pendientes por si se te ofrece algo. O sea ¿dónde estaban cuando sí los necesitabas?, ¿hello? Ya al final, ¿para qué los quieres? Claro, ahora si están ahí para la propina ¿no? Obvio que no estoy hablando de los meseros del Four Seasons, aunque también a ellos a veces se les va la onda, ¿hello kitty?

Pero ya que fue Navidad, hay que terminar con algo bonito, pepinos, y es que por fin vamos a mandar al Festival de Viña del Mar a unas dignas representantes para ahora sí asustar al Monstruo de la Quinta Vergara; sí, pepinos, y es que van a ir las Ha*Ash representando a México, ¿no adoran? Ahora sí que el espantado va a ser el Monstruo ¿hello? El año que entra, para seguir con la tradición de espantarlo, hay que mandarles a los de Río Roma, ¿no creen, pepinos?

Time’s Up ¿acoso o desquite?

@ximenadelam

Qué onda mis pepinos ¿cómo están? Ay yo tipo súper preocupada y es que si de por sí los hombres estaban escasos; ahora con todo esto del movimiento de Me too, Times up, Forever 21, ay no, éste último es otro en el que estoy, para ya no cumplir años; ay que ya son tantas causas, que ya ni sé en cual estoy pepinos; y lo peor de todo es que si antes a los hombres les daba pena tirarte la onda o eran medio tímidos, ahora están mucho peor y es que ya nadie se te quiere acercar, tienen miedo de que los vayas a acusar de acoso ¿no adoran?

Simplemente el otro día que salí a tomar un café con mi amigo Santiago, que es gay de toda la vida y súper caballeroso, resulta que me dejó adentro del coche, tipo shokeada esperando a que me abriera la puerta como siempre, ¿no? Pero cuando me acordé, él ya estaba muy sentado en la mesa tomándose un Frapuccino ¿no adoran? Y cuando le reclamé me dijo: “ay no Ximena, con eso de que ustedes ya creen que todo el mundo las acosa, no vaya a ser que piensen que quiero algo contigo y ¡cero que ver!”, y ya le dije: “ay pero a mi si me gusta que seas caballeroso Santiago, que me abras la puerta y pagues la cuenta, aunque seas gay ¿hello?”, y me dijo: “pues ni modo Ximena, ustedes se lo buscaron”, ay ya ven pepinos, todo nos salió al revés, a mi se me hace que aunque todo éste movimiento de denunciar el acoso empezó con los abusos del asqueroso de Harvey Weinstein, luego una bola de pepinas tipo La Gorda Carstens versión gringa lo agarraron como su estandarte; sí, por que como ellas no salían ni en rifa y nadie les echaba un lazo, pues como que tenían mucho coraje acumulado y entonces de seguro pensaron que ahora era cuándo para desquitarse de todas las veces que se quedaron sentadas en el antro sin que nadie las sacara a bailar y solo las pelaran al final de la noche para que cooperaran con la botella, o el que nunca alguien les haya llevado flores o invitado a cenar; así que han de haber dicho: “El tiempo se acabó y para vengarnos, ahora tampoco se le van a poder acercar a las bonitas”, o sea ¿así o más maquiavélico su plan? Y la verdad es que ojalá estos movimientos sirvieran para que se empezara a respetar más a las mujeres, pero ni eso ¡güey!

Ahí tienen las declaraciones de El Bronco, que hasta hace poco gobernaba el Estado de Nuevo León y que ahora aspira a ser Presidente ¿no? Y que para justificar que en su campaña anda a caballo, dijo: “Mi caballo anda conmigo, como anda mi vieja y come menos que mi vieja, entonces me sale mucho más barato que mi vieja”, ¿no adoran? En 1ª le dijo: “Mi vieja”, o sea que su esposa es como una cosa de la que él es dueño y luego aparte la comparó con su caballo; entonces ¿de qué sirve tanto Me too, You too y demás? Si un Gobernador se expresa así de una mujer ¿hello kitty?

Con esas amigas, ¿para qué quiero enemigas?

Qué onda, mis pepinos ¿cómo están? ¡Ay, yo tipo súper enojada con mi ahora exíntima Karla Corcuera!, y es que resulta que la ternurita se casó el sábado ¿no? Y aunque a mí eso de ser dama de honor se me hace de flojera, accedí a ser una de sus damas, pero le puse varias condiciones: o sea, en 1ª le pedí que sí o sí me tenía que caer el ramo a mí, ¿no? Y la pepina muy segura me dijo: “Ay, claro Xime, ntp, cuenta con ello”, y ¿qué creen, pepinos? ¡cero me cayó el ramo a mí! Es más creo que no pudo haber caído más lejos de donde yo estaba, ¿hello? Pero eso no fue todo; sino que también le pedí que me sentara en una mesa con todos los solteros de la fiesta y ¿qué hizo?, me puso con puras parejitas que se la pasaron besándose y bailando y que aparte todo el tiempo se la pasaron preguntándome que si no venía con nadie y me veían de lo más raro porque venía yo ¡sola! Pero eso no fue lo peor; sino que también le pregunté antes de la boda: “Oye, Karlita, ¿no van a poner reguetón, ni Despacito, ni ninguna de esas gatadas, verdad? Porque yo ¡cero sé bailar eso! Y no quiero hecer el oso”. Y ¿saben qué hubo? Puro reguetón y la única vez que me sacaron a bailar, al pepino del Dj que se le ocurre poner la de Hey güera de Alejandra Guzmán, ¿no adoran? O sea, obvio que todo era un complot de Karla en mi contra para que no me vuelva a casar; así que le dije: “¿Sabes qué, Karla? Ni me preocupa, porque mi psicoterapeuta me dijo que entre más tarde se case uno, es mejor, así que no tengo prisa”. Lo que no dijo fue cuándo, pepinos, ¿hello kitty?

¡Tú muy bien Eiza!

Qué onda mis pepinos ¿cómo están? Ay yo tipo shokeada de ver como es la gente de envidiosa; ay sí pepinos y es que mientras Eiza González fue la sensación en lugares como Estados Unidos y Canadá; aquí en México le llovieron la críticas por el vestido que llevó a la entrega del Oscar, pero lo más curioso de todo es que la mayoría de las personas que la atacaban en las redes sociales, no tenían foto de perfil y las que tenían, solo mostraban una parte de su cara en la foto, ya saben, la boca, un ojo y los mas feos una oreja ¿no adoran? Pues así han de estar ¡güey! De seguro las que la critican son unas pepinas tipo la Gorda Carstens, que jamás entrarían en un vestido de esos ¿hello? Y es que a la pobre de Eiza le dijeron de todo, o sea, en vez de apoyarla por que ha logrado en poco tiempo lo que otras actrices que llevan años allá no han podido; ah no, se ponen a atacarla; o sea, ahí te das cuenta de que la gente está bien frustrada ¡güey! Y aunque si, el vestido no era lo mas adecuado para la ceremonia, había unas que estaban mucho peor vestidas como Salma Hayek o la pepina de Emma Stone que siendo pelirroja y blanca como papel, todavía remata y se pone un saco color vino, que aunque era de Louis Vuitton, la verdad es que estaba horrible, y lo peor es que resulta que en las redes sociales fue la mejor vestida ¿no adoran? ¿Quién los entiende güey? Lo que pasa es que como no es mexicana, por eso no la odian ¿hello? Lo que sí hay que aplaudirle a Eiza es que haya escogido a un muy buen cirujano, si no corres el riesgo de quedar como Danna Paola y ¡cero que ver güey!

 En este mundo: ni sal, ni popotes, ni maletas

 

Qué onda, mis pepinos, ¿cómo están? ¡Ay, yo tipo asombrada del humor negro de los mexi­canos!; ¡ay, sí!, y es que ya ni la burla perdonan ¡güey! Bue­no, y es que ¿se acuerdan que yo hace mucho bauticé al se­cretario de Comunicaciones y Transportes Gerardo Ruiz Esparza como El Richard Ge­re mexicano?, región 4 ¡obvia­mente! Bueno pues resulta que a la gente ya le gustó en­contrarle a los políticos mexi­canos parecido con artistas de Hollywood, ¿no adoran?

Pero es que las comparacio­nes sí están de risa loca, pepi­nos; y es que en 1ª dicen que Miguel Ángel Mancera es el George Clooney de La CD­MX ¿no adoran? Yo más bien diría que es idéntico al Hijo de Chucky, ¿no, pepinos? Pero ahora salieron con la gatadi­ta de que José Antonio Mea­de, el Secretario de Hacien­da, es El Kevin Costner mexica­no; y aunque el pepino me cae tipo súper bien, porque es un Sr. decente, que cero está me­tido en escándalos, ni se an­da haciendo publicidad co­mo todos los demás, la ver­dad es que ¡cero qué ver con Kevin Costner! Al rato van a salir con la gatadita de que Agustín Carstens es El Jo­hn Candy del Banco de Méxi­co; bueno, a menos que sea porque al Sr. Carstens le en­cantan los candies, como los bubulubus, ¿hello kitty?

Y en las gataditas; ¿qué on­da con los restaurantes? Y es que en 1ª empezaron por qui­tar la sal de las mesas; que porque era dañino para la sa­lud ¿no? Pero ahora tampo­co hay popotes ¿no adoran? Bueno y si tienes la osadía de pedir uno, ¡uy!, los mese­ros te ven con una cara de asesina de delfines, como si uno se fuera a llevar el popo­te hasta la playa para tirarlo ahí, o aventárselos a los del­fines en la cabeza ¿hello? O sea, uno supone que los res­taurantes ya tienen de los po­potes que no contaminan ¿no? Y es que a mí, la verdad, sí me da ¡kiki güey! tomar di­rectamente de un vaso, que por muy bien lavado que es­té, imagínense cuánta gente ha tomado de ahí; y luego si no los lavan bien, huelen co­mo a huevo ¡iuu! O sea al ra­to, al paso que vamos, ya no van a servir ni comida en los restaurantes ¿hello? Están co­mo las líneas aéreas, que ya quieren que viajes sin ma­letas; sí, porque aunque ya las multaron, te siguen co­brando por documentar des­de la 1ª maleta ¿no adoran?

Y ya para terminar; ¿qué on­da con Omar Suárez? ¿Sí ubican, no? El productor de teatro que a pesar de que en todos los proyectos que pro­duce siempre hay líos y pro­blemas, él insiste en seguir produciendo, o sea ¿así o más necio? Pero lo que me encan­ta es que todavía hay acto­res que le creen y siguen tra­bajando con él, ¿no adoran? ¿Pues qué los actores no leen los periódicos o qué? Y es que en su nueva producción, Las arpías, resulta que las arpías ya se pelearon y ni siquiera han estrenado ¿hello kitty?

¿Con o sin verificación?

Especial

Qué onda mis pepinos ¿cómo están? Ay yo tipo shokeada ¡güey! Y es que no se les hace así tipo súper raro, que este año que la verificación se suspendió, no ha habido más que una sola contingencia ambiental, a pesar de la ola de calor y todo lo que ha habido; en cambio el año pasado, ¿qué tal? Había contingencia a diario ¿hello? Muchos dicen que puede ser porque la gasolina que venden ahora, es mejor que la gasolina china, que nos enjaretaban antes y que ésa si contaminaba cañón, ¿no adoran? O sea, ¿cómo nos podían vender eso? Si sabían que era malo ¿no? Yo sería de la idea que mejor ya no hubiera verificación y a ver, ¿qué pasa? Porque es como muy absurdo que te pidieran verificar, si te vendían gasolina que contaminaba ¿hello kitty? Y aunque ahora juran que el nuevo sistema de verificación, sí es el bueno, ¿qué les hace pensar? Que dentro de unos 10 años, no nos salgan con la gatadita de que se equivocaron otra vez y que ahora si inventaron un buen sistema y que es el bueno, y lo último en tecnología; y mientras nosotros siguiéndoles el juego y pague y pague dinero en sus experimentos, así que yo diría que mejor quitaran la verificación y a ver qué pasa ¿no pepinos?

Bueno y en las gataditas; y hablando de ideas geniales, yo por si sí o por si no, voy a ir a comprar todo el papel higiénico que encuentre en las tiendas, ay sí, porque si ya no queda de otra y vamos a ser comunistas, yo voy a estar preparada pepinos, a mi nadie me va a agarrar en curva, si porque güera, güera ¡pero muy precavida!

¡Cero bótox, cero restylane!

Qué onda mis pepinos, ¿cómo están? Ay yo tipo shokeada ¡güey! Y es que no entiendo, ¿en qué momento? Se puso de moda que las mujeres que se dedican a la política en México; estén más maquilladas, cirujeadas e intervenidas que las que se dedican a la farándula ¿hello? Y es que antes era muy común ver que a algunas cantantes o actrices terminaban pareciendo la auténtica Novia de Chucky, después de inyectarse y hacerse no sé cuántas cosas en la cara; pero ahora resulta que los papeles se invirtieron y entonces, las políticas en vez de dedicarse a lo que deben, se ve que todo su tiempo lo invierten en ver ¿qué más se pueden inyectar en la cara? ¿hello? Y es que ¿qué tal? Las últimas declaraciones de la Gobernadora de Sonora, Claudia Pavlovich, que dijo que ha tenido que defender el uso de bótox para verse mejor ¿no adoran? O sea, el problema no es que se vea mejor o peor, el problema es que ya no sabes si es ¿Olga Breeskin, Thalía o Gloria Trevi? ¿hello kitty? Yo por eso, el consejo que les doy pepinos, es que pase lo que pase, o sea ¡cero bótox, cero restylane, cero cirugías! Si no, corren el riesgo de quedar con carita de pez, como la maestra Elba Esther, que imagínense cuando daba clases ¡pobres alumnos! ¡Qué susto! O como mi tía Giorgiana, que en su última cirugía le dejaron la cara tan estirada, que ahora se tiene que dormir con los ojos abiertos de tan arriba que le quedaron los párpados, o sea ¿así o mas freaky güey? Y lo peor es que ya no podemos hablar mal de ella, porque no sabemos si está dormida o despierta ¿hello kitty?

Artz Pedregal ¡nadie fue, nadie supo!

¿Qué onda mis pepinos ¿cómo están? Ay yo tipo impactada de ver todas las cosas tan raras que pasan en La CDMX; y es que con eso de que la ciudad tiene partes horribles; la han estado usando como locación para series y películas de narcos; lo cual estaría muy bien si le avisaran a la gente que vive por ahí que es una filmación; y es que resulta que un lugar llamado Azcapotzalco están filmando una serie con un título así tipo súper original y es que se llama “Zero, zero, zero” y entonces ¡zero les avisaron! A los vecinos de por ahí que las balaceras que hubo eran ficticias y entonces todo mundo salió despavorido ¿no adoran? Y en las gataditas; algo que también parecería como película de ficción, sólo que de “Terremoto: la falla de San Andrés parte 2” fue lo que paso en el centro comercial. Artz Pedregal en marzo pasado abrió sus puertas y resulta que ya se desplomó; y todo por poner una jardinera extra ¿no adoran? Yo que pensaba poner unas macetitas con plantas en mi balcón ¡cero que ver! No me vaya yo ir al suelo con todo y balcón ¿hello? ¿Saben que es lo peor? Que ya todo mundo se deslindó de lo del derrumbe y ¡nadie fue y nadie supo! ¿Qué tal el día de la inauguración? Estaban todos para salir en la foto, empezando por Miguel Ángel Mancera que fue el que la inauguró y ese día le echó una de porras a los de la constructora; lo que sí parece, es que éste incidente fue como el “broche de oro” con el que el Sr. Mancera cerró su pésima administración ¿hello kitty?

Novatadas a la Mexicana

¿Qué onda mis pepinos, cómo están? Ay yo tipo impactada de ver las novatadas que les aplican ahora a los estudiantes de nuevo ingreso y es que resulta; que en una Escuela Normal en Chiapas, que de normal no tiene nada, las novatadas son de lo más salvajes, bueno con decirles; que hasta un pobre estudiante falleció y 5 más están en el hospital, por lo fuerte que estaban esas pruebas y es que iban desde rapar a los alumnos; hasta dejarlos de guardia en la escuela por días bajo los rayos del sol y no sólo eso, si no que los obligaban a nadar entre excremento de humanos y animales ¡iuu! Bueno todo por entrar a una escuela que por fuera ¡cero se veía! que estuvieran padres las instalaciones, lo único es que han de tener alberca, si no ¿dónde hicieron la prueba de natación? ¿Hello? No sólo los estudiantes tenían que pasar por las novatadas, también algunos maestros ¿no adoran? Eso no fue lo peor pepinos; si no que el director de la escuela defendió las novatadas diciendo que eran una tradición; a ver si ahora que lo arrestaron ¿sigue pensando lo mismo? Y en las gataditas; un aviso a cantantes y actores: “Antes que tomar clases de canto y actuación, por lo que más quieran, hagan bien su testamento” y es que vean la cantidad de problemas que generan después de muertos y para ejemplo: “Juan Gabriel, Joan Sebastian y Cantinflas” que por no dejar todo bien especificado; los familiares se andan peleando por lo mucho o lo poco que hayan dejado; y no sólo eso, sino que lo más triste es que luego hasta los quieren sacar de su tumba ¿Hello kitty?