Director general: Miguel Cantón Zetina | @MiguelCanton1
Somos parte de:
Sábado 22 Septiembre del 2018
cielo claro 19°

Una niña Bien por Ximena de la M

Lola Cortés se salió de su zona de confort

Claudia Silva

 

Qué onda, mis pepinos, ¿cómo están? ¡Ay, yo tipo shokeada, güey! Y es que decidí poner en práctica algo que está muy de moda últimamente: salir­te de tu zona de confort. Y, efec­tivamente, me salí de mi zo­na de confort que es Bosques de las Lomas y me fui a cono­cer un nuevo centro comer­cial del sur llamado Portal San Ángel, y como su nombre lo indica, pepinos, es un por­tal, ¡pero como al inframun­do, güey! Bueno, con decirles que está tan chafa que no pasé del estacionamiento, ¿hello? Y es que en 1ª, justo en ese esta­cionamiento no hay una zo­na para que la gente cami­ne, tienes que ir entre los co­ches, cuidándote de que no te atropellen, ¿no adoran? Lue­go pusieron de estas luceci­tas que te indican si un lu­gar del estacionamiento está libre o no, ¿sí ubican cuáles, no? Que no sé para qué las pusieron, si hay unos moni­tos tipo como “viene, viene” que no te dejan estacionarte aunque el lugar esté libre, y te mandan directamente al só­tano; y así les digas: “Oye, pe­pino, pero en ese lugar la luz está en verde, o sea que, es­tá libre ¿sí ubicas?”, te salen con la gatadita de: “No impor­ta, damita, pase al siguiente nivel”. ¿No adoran? O sea, el propósito de esas lucecitas es que tú solito te estaciones y ya no haya pepinos que te di­gan dónde ponerte, ¿hello?

Bueno y, por último, el col­mo de ese estacionamien­to tan chafa, es más caro que el de cualquier centro comer­cial de mi zona de confort, o sea, de Las Lomas, Bosques y Polanco, ¿no adoran? O sea, pobre de la perradita, les co­bran un buen por estacionar sus cochecitos; pues con ra­zón están pobres ¿hello, kitty? La verdad, aquí entre nos, me­jor no se salgan de su zona de confort, pepinos, ¡cero cool!

Y en las gataditas, y hablando de gente que se sale de su zo­na de confort, ¿qué tal la pepi­na de Lola Cortés? Que se fue de TV Azteca a Televisa; y to­do para caer en la gatadita de Bailando por un sueño, que la verdad ese concurso en vez de mejorar cada temporada, es­tá peor; pero esta emisión sin duda es la peor de todas ¿he­llo? Y es que en 1ª, se ve que lo hacen con 3 pesos; porque a la pobre de Nora Salinas, aparte de que la eliminaron, la hicie­ron bailar en leotardo y ma­llas, ¡ternurita! Luego el único famoso que había en el con­curso era Sergio Goyri y tam­bién lo sacaron; y todo por decirle a Lola Cortés que es­taba amargada y que pare­cía La Chimoltrufia, ¿no ado­ran? Y eso que no le dijo nada de sus tatuajes ¡tan horribles! Pero eso se saca Lolita por sa­lirse de su zona de confort, que era La Academia, don­de sí había presupuesto pa­ra que la disfrazaran de dife­rentes cosas y no pareciera La Chimoltrufia, ¿hello, kitty?

¿Y tú, qué eres?

Claudia Silva

Qué onda mis pepinos ¿cómo están? Ay yo tipo shokeada de ver como cada vez más todo se anaca; ay si y es que resulta; que van a relanzar la revista Eres, lo cual está tipo increíble ¡güey! Por que era mi favorita cuando iba en el colegio Regina y me acuerdo que la 1a portada que salió fue lo máximo, porque eran Sasha y Luis Miguel, cuando aparte de que estaban guapísimos y ser novios, eran las figuras del momento y la verdad que bueno que me toco esa época pepinos; porque ahora para esta nueva etapa de la revista; la pareja que pusieron, ay no sé, hasta ¡me da kiki decirlo! Bueno ahí les va, van a ser: “Yuya y J Balvin” ¡iuu! Y ya sé que muchos me dirán que tienen millones de seguidores y ¡shalala shalala! Y lo que gusten y manden; pero la verdad ahora para esta nueva etapa, más bien que cambien y en vez de decir como antes: ¿y tú, quién eres? Que digan: ¿y tú, qué eres? ¿hello kitty?

Y en las gataditas; el otro día que estaba yo de buenas, le pregunté a mis chachas que si querían que las llevara en mi coche a algún lado ¿no? Y me dijeron que se morían por conocer la nueva Comer Insurgentes. El lunes que me llevo a Jatziri, a Johanna, a Fulgencia y a Petra, éramos como la versión Sex and the City supermercado. Justo los lunes afuera de esa comer se pone un tianguis ¿lo pueden creer? O sea, que es una costumbre de los tlaxcaltecas ¿hello? Y que cuando se va deja un mugrero lleno de ratas y oliendo a pescado y ni quién les diga nada, o sea, nunca podríamos ser como Suiza, nos encanta la mugre como al Ecoloco¿hello kitty?

Gente bien ¿mito o realidad?

Claudia Silva

¿Qué onda mis pepinos ¿cómo están? Ay, yo tipo harta de que aunque cada vez, se están produciendo más series de televisión en México; todavía no aprendan a retratar a la Gente Bien o clase alta de nuestro país. Y es que el otro día que vi Aquí en la Tierra una serie con Daniel Jiménez Cacho y Alfonso Dosal, donde salen de padre e hijo; resulta que el personaje de Jiménez Cacho es un político muy importante al que asesinan y bueno en el capítulo que vi; están los personajes de Carlos (Alfonso Dosal) y su mamá desayunando en la cocina y están hablando del asesinato de su papá y de asuntos de la auténtica mafia del poder; pero eso no es lo raro, si no que las ternuritas lo hacen enfrente de su chacha mientras ella les sirve el desayuno ¿no adoran? Como si fuera una licuadora o cualquier otro electrodoméstico que no escucha; están como la foto de una boda en San Miguel de Allende que indignó a todo mundo porque cosificaba a una mujer indígena ¿hello? Pero aparte en mi casa por ejemplo, jamás hablamos delante de mis chachas y es que una vez que estábamos hablando de una prima a la que la acababa de dejar el marido, las pepinas fueron de chismosas a contarle todo; o sea, ya parece que vamos a hablar de asesinatos, secuestros, conspiraciones o cómo se maneja este país delante de ellas ¡cero que ver güey! Luego siguiendo con que ¡cero saben cómo es la Gente Bien! Resulta que los personajes viven en una casa HUGE (enorme) y lo más absurdo es que sólo tienen una chacha para toda esa casota ¿no adoran? Les digo: la “Gente Bien” seguimos siendo un mito ¿hello kitty?

Los mexicanos no se quedan atrás

Claudia Silva

¿Qué onda mis pepinos?, ¿cómo están? Ay yo tipo harta de esa modita que hay ahora de hablar con voz como de niña chiquita y para ejemplo ¿qué tal? el comercial de la nueva revista Eres con Yuya y J Balvin en el que dicen: ¿Y tú quién eres? pero con voz como de Benito Bodoque ¿no adoran? O luego Lolita Cortés en Mira quién baila o en las cáp­sulas que hacía en Tv Azteca sobre el cuidado de las mascotas; que habla con una vocecita como la que hace cuando sale de Rapunzel en 12 Princesas en pug­na ¡qué miedo pepinos! Y es que muy linda cuando habla; pero resulta que le debe 8 meses de renta a una pobre seño­ra de la tercera edad, o sea, muy buena para las mascotas, pero una señora de 86 años tiene que salir en la tele rogándole que le pague ¿no adoran? Mejor hablar como Claudia Sheinbaun que aunque siempre está de malas, por lo menos ya sabes a lo que te atienes y no hay sorpre­sitas ¿hello kitty?

Y hablando de modas gatitas; parece que entre más inteligentes son los telé­fonos, las personas que los usan son más tontas y ¿qué tal el nuevo reto de las redes? In my feeling Challenge, consiste en hacer un vídeo bailando fuera de un carro en movimiento ¿no adoran? ¿Así o más peligroso? Eso no es lo peor, si no que ya hicieron una versión latina que aunque es igual de peligrosa; es más gati­ta: La Chona Challenge y es que los mexicanos si se trata de gatadas nunca nos podemos quedar atrás y para ejemplo la pepina de Thalía que como es bilingüe hizo las 2 versiones ¿hello kitty?

¡Carstens y sus chilitos!

Ximena de la Macorra

Qué onda mis pepinos ¿cómo están? Ay yo tipo confundida ¡güey! Y es que por un lado me da mil gusto que Alejandro González Iñárritu haya ganado un Oscar honorífico por su instalación de realidad virtual Carne y Arena que actualmente se presenta en la CDMX y que todo mundo se muere por ver, entre ellas yo pepinos; pero el otro día que me contaron de qué se trataba la dichosa instalación, la verdad es que como que ya se me quitaron las ganas; y es que resulta que de lo que se trata es qué a través de la realidad virtual, el público vive la experiencia de los migrantes Mexicanos y Centro Americanos al tratar de cruzar la frontera con Estados Unidos, o sea ¿cómo porqué a uno se le antojaría vivir esa experiencia de cerca? ¿Hello?

Sí dicen que es horrible, ya parece que uno va a querer ir a sufrir y aparte pagar ¡cero que ver! O sea para empezar, a mi la arena me da ¡kiki güey! Además no es necesario ir hasta el desierto de Sonora para que te humillen ¿Hello? No, ya con ir a cualquier aeropuerto tienes, y es que la verdad actualmente en los aeropuertos te hacen sentir como una auténtica indocumentada, si porque te gritan, te quitan los zapatos, ya ni siquiera te dejan llevar una maleta sin que te la cobren, tienes que darles santo y seña del motivo de tu viaje y aunque vayas en clase dizque Premiere, te dan comida como de la cárcel y por si fuera poco, tú tienes que sacar tu propio pase de abordar, o sea para como van, al rato van a querer que uno mismo maneje el avión ¿Hello? Luego como si esto no fuera suficiente patean tus maletas, o las abren y te roban tus cosas, y lo peor de todo es que hasta les pagas un dineral para que te traten así ¿no adoran? Así que yo con ir al aeropuerto ya tengo suficiente humillación ¿no creen pepinos? Además en Carne y Arena también te quitan los zapatos, así que imagínense toda la gente que ya pasó antes que tú, o sea qué tal que se te pega el pie de atleta o un ojo de pescado ¡iuu! La verdad es que para pescar hongos mejor váyanse a la pista de hielo del Zócalo y pónganse un par de patines de ahí ¿Hello Kitty?

Y en las gataditas; resulta que ya por fin Agustín Carstens, el papá de la gorda, se nos fue a Suiza, pero antes de irse la ternurita estuvo en todos los programas dando entrevistas ¿no adoran? Pero lo más bizarro fue que todos los periodistas a pesar de ser un Sr. tan inteligente y preparado; lo único que le preguntaban era ¿qué si no iba a extrañar la comida Mexicana? ¿No adoran? Y la ternurita para acabarla, todavía les dijo a los pepinos que si lo visitaban en Suiza, que por favor le llevaran unos chilitos ¡chilitos en Suiza! Típico Mexicano que aunque coma caviar le hacen falta sus jalapeños ¿Hello Kitty?

¡Tú muy bien Eiza!

Claudia Silva

Qué onda mis pepinos ¿cómo están? Ay yo tipo shokeada de ver como es la gente de envidiosa; ay sí pepinos y es que mientras Eiza González fue la sensación en lugares como Estados Unidos y Canadá; aquí en México le llovieron la críticas por el vestido que llevó a la entrega del Oscar, pero lo más curioso de todo es que la mayoría de las personas que la atacaban en las redes sociales, no tenían foto de perfil y las que tenían, solo mostraban una parte de su cara en la foto, ya saben, la boca, un ojo y los mas feos una oreja ¿no adoran? Pues así han de estar ¡güey! De seguro las que la critican son unas pepinas tipo la Gorda Carstens, que jamás entrarían en un vestido de esos ¿hello? Y es que a la pobre de Eiza le dijeron de todo, o sea, en vez de apoyarla por que ha logrado en poco tiempo lo que otras actrices que llevan años allá no han podido; ah no, se ponen a atacarla; o sea, ahí te das cuenta de que la gente está bien frustrada ¡güey! Y aunque si, el vestido no era lo mas adecuado para la ceremonia, había unas que estaban mucho peor vestidas como Salma Hayek o la pepina de Emma Stone que siendo pelirroja y blanca como papel, todavía remata y se pone un saco color vino, que aunque era de Louis Vuitton, la verdad es que estaba horrible, y lo peor es que resulta que en las redes sociales fue la mejor vestida ¿no adoran? ¿Quién los entiende güey? Lo que pasa es que como no es mexicana, por eso no la odian ¿hello? Lo que sí hay que aplaudirle a Eiza es que haya escogido a un muy buen cirujano, si no corres el riesgo de quedar como Danna Paola y ¡cero que ver güey!

¡Sandy tontales, El músico paranoico y ya saben quien!

Claudia Silva

Qué onda mis pepinos ¿cómo están? Ay yo tipo confundida; y es que, ¿ustedes ya saben por quién van a votar? No hay ni a cual irle ¡güey! En 1ª está “ya saben quien” El rey de los plantones, que aunque dizque fue Presidente legítimo durante el sexenio de Felipe, el pepino sigue de necio con que quiere volver a ser Presidente ¿no adoran? Y entonces se la pasa diciendo cada cosa que ¡cero que ver! Entre las cosas que ha dicho es que Meade y Anaya no salen de Polanco ni de las Lomas, pues ¿quién va a querer salir de ahí? Ay y luego tiene una fijación con los animales; se la pasa hablando de pollos, puercos, cochinos, marranos y últimamente de un tigre ¿no adoran? Siguiendo con los candidatos está “El músico paranoico”, Ricardo Anaya; que la ternurita cree que todo el mundo lo anda siguiendo, o sea ¡ni que estuviera tan guapo! ¿hello? Al contrario está bien raro, y luego como siempre se la pasa repitiendo “México no va por el camino correcto”, parece que se acaba de escapar del psiquiátrico ¡kuku! Bueno y ya por último está “Sandy tontales”, José Antonio Meade, que aunque él si está tipo súper bien preparado ¿cómo qué algo le falta, no pepinos? No sé, que se enchine el cabello, unas mechas californianas, es que tiene que verse más malo ¿no? Como cuando Sandy en Vaselina cambia y se vuelve de las Panteras Negras, y un favor, que alguien le diga que ya no cuente chistes, ¡cero gracia!

Cómo renovar la Tarjeta de Circulación y no morir en el intento

Claudia Silva

Twitter / @ximenadelam

Youtube / Canal Claudia Silva

Qué onda, mis pepinos, ¿cómo están? ¡Ay, yo tipo feliz!, y es que ya tengo un nuevo proyecto: sí, ahora ando súper metida en el mundo de los tutoriales, y es que ya ven que ahora puedes hacer carrera o volverte famoso sin tener ninguna preparación, ¿no? Lo cual está tipo increíble porque ya ven que yo estudié 4 carreras pero no terminé ninguna, así que esto de los tutoriales está que ni pintado para mí; y bueno, resulta que ya tengo el 1er tutorial que voy a impartir; sí, pepinos, y se llama: Cómo renovar la Tarjeta de Circulación y no morir en el intento. Y es que ya ven que antes esta tarjeta era permanente, ¿no?

Pero luego a los pepinos del Gobierno de la CDMX, en su búsqueda constante de cómo sacarnos dinero a los ciudadanos, se les ocurrió la genial idea de ponerles un chip y hacer que las renueves y pagues 285 pesos cada 3 años, ¿no adoran? Y aunque hay gestores que por 1,500 pesos te hacen el trámite, la verdad es que la perradita no quiere pagar esa cantidad, así que prefieren hacerlo ellos mismos, y justo para ellos es mi tutorial.

Así que lo primero que les aconsejo es que tengan una fotocopiadora en su casa, sí, porque una de las características de los trámites burocráticos en México es la cantidad de copias que te piden para todo, ¡ah, y también les conviene tener una copiadora portátil!, porque ya cuando están ahí haciendo el trámite, les piden más copias. Y aunque parezca mentira, en las oficinas de Gobierno no tienen copiadoras, ¿no adoran? Ya ni porque sería negocio tienen una, ¿hello? Así que siempre te mandan a una papelería que está como a 2 cuadras para que el negocio lo hagan otros, ¿hello? Luego, otra de las características de este tipo de trámites es que no están centralizados en un solo lugar, sino que te mandan a hacer la visita de las 7 casas para realizarlos; y es que en un lugar te dan la línea de captura, luego vas a un banco a pagarla, luego tienes que sacar una cosa que se llama Hoja de repuve, que es un papel con el que compruebas que tu coche no es robado, y para esto te dan una página donde sacarlo, pero como se les va el sistema un día y el otro también, entonces mejor llamas a un teléfono donde te contesta una señorita ¡muy pelada!

Bueno, y ya que tienes todo, vas y haces el trámite, pero te salen con la gatadita de que se les acabo el plástico para las tarjetas, ¿no adoran? Así que lo que yo les aconsejaría es que más bien, si pueden ahorrar y contratar a un gestor que les haga el trámite, es mucho mejor, se van a ahorrar muchos dolores de cabeza y andar de arriba para abajo con la factura original de su coche, tenencias y demás papeles que, si se te pierden, imagínense la burocracia para volverlos a sacar, ¿hello kitty?

AMLO: ¡No encuentra su centro!

Ximena de la Macorra

Qué onda mis pepinos ¿cómo están? Ay yo tipo asombrada de lo gatita y rarita que puede llegar a ser la gente a veces y es que, ¿qué tal? Ese tipo de personas que están muy de moda últimamente, sí, de los que hacen yoga y son veganos, meditan y dizque tienen muchísima paz y ¡shalalá shalalá! Y se la pasan hablándote de los karmas y de alinear los chakras y estar en tu centro y puras jaladas que yo ni entiendo ¿hello? Y bueno, tampoco creo que ellos las entiendan, porque resulta que el otro día que estaba en la salita de espera del dentista, que voy escuchando que la paciente que estaba antes que yo, le pregunta a mi dentista que si no la dejaba poner un mantra para relajarse durante la endodoncia que le estaba haciendo, ¿no adoran? Y en eso, que se empiezan a escuchar unos sonidos, ya saben de: “om, om, guin, guin, om aum om” y que escucho que mi doctora le dice a la pepina de la paciente: “Ay, mira Yuliana, a lo mejor a ti estos sonidos te calman mucho, pero a mí la verdad es que me están poniendo muy nerviosa y no te quiero lastimar, o sea, si quieres para la próxima tráete tus audífonos para que tú solita los escuches y te relajes ¿te parece?”, y en eso la pepina le contesta: “Ay, no sé, es que yo la verdad sin mis mantras, no puedo encontrar mi punto de equilibrio y mucho menos dejar que me agarren la boca”, ¿lo pueden creer pepinos? O sea, ¿para qué? Tanta luz y no comer carne y demás gatadas, si no pueden estar en paz ni en un dentista, o sea ¿hello? Por supuesto que yo ya no pasé con la dentista, después de que me la dejaron toda alterada ¡cero que ver, güey! O sea ¿qué tal que sí se equivoca? Y me saca otra muela; así que ya saben pepinos, cuando se encuentren a este tipo de personas tan ridículas no les hagan caso, tienen ¡cero paz en la vida!

Y en las gataditas: y hablando de gente que no tiene paz ¿qué tal el pepino de AMLO? Y es que se ve que está súper ardido desde que destaparon a José Antonio Meade; sí, y es que el pepino no sabe cómo disimular la envidia que le tiene; como el otro día que dijo que Meade y Ricardo Anaya eran unos peleles y unos pirrurris blancos porque no les daba el sol, hasta les dijo puxhos, que ha de ser una grosería, y los criticó por que dice que no salen de la CDMX ¿no adoran? O sea en 1ra, que su jefe de campaña o de imagen le explique a la ternurita que actualmente ¡cero cool! hablar del color de piel de las personas, que no sea racista y además, ¿con qué cara los critica de que no salen de la CDMX? Sí el ni siquiera está en México; el pepino se la ha pasado en Hawái, ¿qué no lo ven? Todo el tiempo con sus collares de florecitas ¿hello? Pues con razón critica que estén blancos, si él trae un súper bronceado directo de Hawái que ya lo quisiera yo ¿hello kitty?

 ¿De qué están hechos los mexicanos? De amor  

Por Ximena de la Macorra

Qué onda, mis pepinos ¿cómo están? ¡Ay, yo tipo súper orgullosa y feliz de ser mexicana!; sí, pe­pinos, y es que con los recientes acontecimientos me di cuen­ta de qué estamos hechos los mexicanos; y la verdad es que soy tipo súper afortunada de haber nacido aquí y que, ob­vio, tengo la mejor nacionali­dad del mundo, la mexicana. Y ojalá que toda esta empatía que se generó entre todos, si­ga por mucho tiempo, o algo mejor: que se vuelva ¡nuestra nueva forma de vida! ¡Ay, no! y luego ¿qué tal los perritos res­catistas? ¿No están lo máxi­mo? No se crean, yo ya me­tí a Chelsea, mi perrita, a cla­ses de 1eros auxilios, y luego que me la entrenen para que tenga otras habilidades más que ser solo una diva, ¿hello?

Bueno, y yo también tomé conciencia de que hay que aprovechar la vida al máxi­mo, y resulta que estoy to­mando unas clases, porque ya encontré una nueva carrera que está tipo súper de moda y para la que estoy que ni pin­tada; si pepinos, voy a ser coach de vida, y aunque al princi­pio sólo me metí a esas clases pensando que era para traba­jar en la marca de bolsas y za­patos Coach, que me encan­ta, la verdad es que ¡cero que ver! Un coach de vida es un profesional, que está certifi­cado para ayudar a las perso­nas en 1ª a esclarecer sus me­tas, ya sean personales o la­borales y luego a alcanzarlas, ¿no está genial? O sea, en po­cas palabras, le ayudas a la gente a cumplir sus sueños, ¿no adoran? Pero lo mejor de esta carrera, es que reúno to­dos los requisitos; o sea, en 1ª, hay que tener excelente pre­sentación ¿no? Luego, el 2º requisito es tener todos los aspectos de tu vida resueltos, si no ¿cómo vas a aconsejar a los demás, si tú no puedes re­solver tu vida? ¿hello? Bue­no, y comparada con mis ami­gas del Regina, a las que los exmaridos no les pasan pen­sión, la verdad es que tengo una vida de ensueño; bueno, solo me falta un detallito de nada: ¡volverme a casar! Pe­ro estoy segura que ahora que me convierta en coach, de se­guro voy a conocer a muchos prospectos, y si alguno me la­te cañón, como su coach le voy a tener que aconsejar que se case tipo con alguien como yo, ¿hello kitty? Ven, pepinos, ¡pienso en todo! Bueno y por último, el requisito más im­portante para ser coach de vi­da es que te tienes que apren­der una frasecita, que todos los coaches se la pasan dicién­dote; y que yo, por suerte, con todo y que soy güera, ya me aprendí, y es la frase que di­ce: “Te tienes que salir de tu zona de confort”. o sea, si se aprenden esa frase, práctica­mente se vuelven coaches de vida, y como yo estoy tipo sú­per aplicada, decidí poner en práctica la frasecita, y me voy a salir de mi zona de confort, que es Bosques de las Lomas, para ir a conocer un nue­vo centro comercial del sur llamado Portal San Ángel, a ver si no es un portal ¡pe­ro al inframundo, pepinos!

Prohibida la sobremesa

Ximena de la Macorra

iQué onda, mis pepinos ¿cómo están? ¡Ay, yo tipo extrañada!, y es que ¿qué onda con los meseros? Son de lo más raro ¡güey! O sea, tipo llegas a un restaurante y muchas veces les tienes que rogar que te tomen tu orden porque ni te pelan; y es que 1º llegan y te dicen: “qué tal, buenas tardes, soy fulanito o fulanita de tal, y voy a tener el gusto de atenderla” o sea, no sé, ¿para qué tanta presentación? Si luego resulta que ya no vuelves a ver al pepino en cuestión ¿hello? Sí, porque se desaparece y entonces vienen otros 3 diferentes, y como todos se parecen, te confundes y luego ya no sabes ni quién es tu mesero, y todo para que luego se tarden años en atenderte; por ejemplo: les pides las bebidas y pueden pasar horas para que te las traigan o muchas veces te traen 1º las entradas y después el agua con la que te las vas a pasar ¿hello?

Luego, ¿qué tal cuando te recitan las especialidades del día?, y si los interrumpes tantito, se les va la onda y tienen que volver a empezar, ¡ternuritas! Y bueno, uno pensaría que a lo mejor lo que pasa es que están distraídos pensando en sus novias o que les choca su trabajo; pero no, porque resulta que para recogerte los platos, para eso sí son súper rápidos, o sea, casi casi estás comiéndote el último pedazo de tu pescado y ya se están llevando el plato. Se llevan los vasos aunque todavía tengan tantito líquido, te tienes que pelear con ellos para que no se los lleven. Entonces no es que estuvieran distraídos, sino que ya les urge que te vayas, después de que se tardaron años en atenderte, ¡uy!, y que ni se te ocurra hacer sobremesa, porque están sobres y se la pasan interrumpiéndote, limpiando la mesa, como que no quieren que platiques. Yo en algunas ocasiones hasta les he llegado a decir: “¡Ay!, a ver, pepino, ya no me recojas nada, déjanos platicar porfa; deja la mesa sucia, no te preocupes”, y lo peor de todo es que se quedan ahí de metiches, parados al lado, dizque para estar pendientes por si se te ofrece algo. O sea ¿dónde estaban cuando sí los necesitabas?, ¿hello? Ya al final, ¿para qué los quieres? Claro, ahora si están ahí para la propina ¿no? Obvio que no estoy hablando de los meseros del Four Seasons, aunque también a ellos a veces se les va la onda, ¿hello kitty?

Pero ya que fue Navidad, hay que terminar con algo bonito, pepinos, y es que por fin vamos a mandar al Festival de Viña del Mar a unas dignas representantes para ahora sí asustar al Monstruo de la Quinta Vergara; sí, pepinos, y es que van a ir las Ha*Ash representando a México, ¿no adoran? Ahora sí que el espantado va a ser el Monstruo ¿hello? El año que entra, para seguir con la tradición de espantarlo, hay que mandarles a los de Río Roma, ¿no creen, pepinos?

En México ¡ni uber, ni taxis, ni nada!

Claudia Silva

Qué onda, mis pepinos, ¿cómo están? ¡Ay, yo tipo asustada!, y es que por poco no la cuento: el otro día que a Primitivo mi chofer le salió una emergencia, la ternurita me dejó botada en pleno dentista, y ni modo de decirle algo, si tenía toda mi boca abierta ¿hello? Pero mi doctora me dijo que ella tenía el teléfono de un sitio de taxis maravilloso; y es que ya ven que con eso de que ahora es más peligroso viajar en Uber o en Cabify que en el mismísimo Metro; pues la verdad mejor un taxi clásico ¿no, pepinos?

Bueno, total, que ya pasó el taxi por mí y yo me sentía la más intrépida de subirme a uno, y sí fui muy intrépida, porque no se imaginan la clase de chofer que me tocó, o sea, en 1ª era un chavito como de 20 años, que no sabía ni cómo salir de Polanco, ¿hello? Y lo peor es que se quería ir a Bosques de las Lomas por el Periférico con toda la perradita, ¿no adoran?

Y le tuve que decir: “Oye, pepino, mejor vete por el 2º piso; si
no, vamos a hacer horas”. Y me salió con la gatadita de que no traía TAG, pero como yo soy muy precavida, traía la mía, así que le dije: “Ay, a ver, ten la mía y vámonos por arriba”.

Pero lo más bizarro de todo es que el niño-chofer, nunca se había subido al 2º piso, ¿lo pueden creer? Era su ¡primera vez! Y tenía que ser justo conmigo ¿hello? Así que cuando ya estábamos arriba, no saben: el pepino estaba extasiado, parecía que había descubierto un nuevo mundo. Bueno, no hasta me dijo: “No conozco Disneylandia, pero así ha de ser ¿no, Srita.?”. Y le dije: “El 2º piso y Disney ¡cero qué ver pepino!”. Pero él se ve que sí se creyó que era Disneylandia y empezó a correr como si
estuviéramos en el Space Mountain, y solo decía súper emocionado: “Aquí arriba no hay tráfico, no hay tráfico”. Y le tuve
que decir: “Sí, no hay tráfico, pero bájale a tu velocidad porque quiero llegar viva a mi casa ¿hello?”.

Total, que nunca le bajó a la velocidad, pero por lo menos yo sí llegué sana y salva a mi casa y cuando ya le estaba pagando ¿qué creen? La ternurita no me quería devolver mi TAG: “Ay, Srita.,es que me quiero volver a subir”, y le dije: “Pues cómprate la tuya, eres un peligro al volante, es más, dame tu nombre, te voy a reportar en el sitio”, y muy orgulloso me contestó: “Me llamo Vladimir”; ya ven que a los mexicanos les encantan los nombres extranjeros; antes eran gringos como Kevin y Brian, pero ahora ya son rusos ¿hello kitty? Y ¿saben con lo que me salió Vladimir?; “Repórteme lo que quiera, mi tío es el gerente del sitio”.

Así que le contesté: “Pues mi papá maneja este país, es como El Padrino, pero del PRI, ¡ay, pero tú qué vas a saber de la película El Padrino! y ¿sabes qué? Devuélveme mi TAG, vete como los animales, por abajo, ¿hello kitty?

Basta! para que te enredes

49,925FansMe gusta
87,075SeguidoresSeguir
3,985suscriptoresSuscribirte