Web Analytics Made Easy - StatCounter
Director general: Miguel Cantón Zetina | @MiguelCanton1
Somos parte de:
Martes 19 Febrero del 2019
nubes dispersas 19°

Una niña Bien por Ximena de la M

En México ¡ni uber, ni taxis, ni nada!

Qué onda, mis pepinos, ¿cómo están? ¡Ay, yo tipo asustada!, y es que por poco no la cuento: el otro día que a Primitivo mi chofer le salió una emergencia, la ternurita me dejó botada en pleno dentista, y ni modo de decirle algo, si tenía toda mi boca abierta ¿hello? Pero mi doctora me dijo que ella tenía el teléfono de un sitio de taxis maravilloso; y es que ya ven que con eso de que ahora es más peligroso viajar en Uber o en Cabify que en el mismísimo Metro; pues la verdad mejor un taxi clásico ¿no, pepinos?

Bueno, total, que ya pasó el taxi por mí y yo me sentía la más intrépida de subirme a uno, y sí fui muy intrépida, porque no se imaginan la clase de chofer que me tocó, o sea, en 1ª era un chavito como de 20 años, que no sabía ni cómo salir de Polanco, ¿hello? Y lo peor es que se quería ir a Bosques de las Lomas por el Periférico con toda la perradita, ¿no adoran?

Y le tuve que decir: “Oye, pepino, mejor vete por el 2º piso; si
no, vamos a hacer horas”. Y me salió con la gatadita de que no traía TAG, pero como yo soy muy precavida, traía la mía, así que le dije: “Ay, a ver, ten la mía y vámonos por arriba”.

Pero lo más bizarro de todo es que el niño-chofer, nunca se había subido al 2º piso, ¿lo pueden creer? Era su ¡primera vez! Y tenía que ser justo conmigo ¿hello? Así que cuando ya estábamos arriba, no saben: el pepino estaba extasiado, parecía que había descubierto un nuevo mundo. Bueno, no hasta me dijo: “No conozco Disneylandia, pero así ha de ser ¿no, Srita.?”. Y le dije: “El 2º piso y Disney ¡cero qué ver pepino!”. Pero él se ve que sí se creyó que era Disneylandia y empezó a correr como si
estuviéramos en el Space Mountain, y solo decía súper emocionado: “Aquí arriba no hay tráfico, no hay tráfico”. Y le tuve
que decir: “Sí, no hay tráfico, pero bájale a tu velocidad porque quiero llegar viva a mi casa ¿hello?”.

Total, que nunca le bajó a la velocidad, pero por lo menos yo sí llegué sana y salva a mi casa y cuando ya le estaba pagando ¿qué creen? La ternurita no me quería devolver mi TAG: “Ay, Srita.,es que me quiero volver a subir”, y le dije: “Pues cómprate la tuya, eres un peligro al volante, es más, dame tu nombre, te voy a reportar en el sitio”, y muy orgulloso me contestó: “Me llamo Vladimir”; ya ven que a los mexicanos les encantan los nombres extranjeros; antes eran gringos como Kevin y Brian, pero ahora ya son rusos ¿hello kitty? Y ¿saben con lo que me salió Vladimir?; “Repórteme lo que quiera, mi tío es el gerente del sitio”.

Así que le contesté: “Pues mi papá maneja este país, es como El Padrino, pero del PRI, ¡ay, pero tú qué vas a saber de la película El Padrino! y ¿sabes qué? Devuélveme mi TAG, vete como los animales, por abajo, ¿hello kitty?

Las encuestas: ¡también se equivocan!

Qué onda mis pepinos ¿cómo están? Ay yo tipo feliz con todo lo que ha pasado en cuanto al tema del fútbol, sí, y es que la Selección comenzó con el pié derecho en el Mundial, bueno y de tanto festejo resulta que hasta inventaron que habíamos provocado un sismo artificial ¿no adoran? Y ya también todo mundo está diciendo que si van a jugar así de bien que hagan las fiestas con escorts ¡que quieran! O sea, que como quien dice, en el partido con Dinamarca estaban fingiendo que no sabían jugar ¿hello? Bueno y siguiendo con la buena racha; también ya anunciaron que México será parte de la sede del Mundial del 2026, junto con Canadá y Estados Unidos, les digo ¡puras buenas noticias! Lo que sí es que cuando pasaban el video de los 3 países que serán parte de la sede, la verdad es que sí se veía mucho la diferencia, sobre todo entre EU y nosotros ¿hello? Ojalá que para cuando llegue el 2026; ya haya luz y pavimento en todos lados ¿no? Y también hayan quitado todos los tinacos típicos del paisaje Mexicano y los cables de luz que cuelgan en las calles; ay y que ojalá tampoco haya maestros de la CNTE bloqueando los estadios ¿no pepinos? A ver ¿cómo deja Claudia Sheinbaum la ciudad? A ver si es cierto que con ella todo va a ser ¡maravilloso! Ay lo que sí es que alguien le diga a esa señora que si va a decir que está muy entusiasmada porque va arriba en las encuestas, su cara corresponda a la emoción, no que más bien parece que le acaban de pisar un callo ¿hello? Además que tampoco se confíe mucho, por que ya ven que Alemania también iba arriba en las encuestas ¿no pepinos?

Time’s Up ¿acoso o desquite?

@ximenadelam

Qué onda mis pepinos ¿cómo están? Ay yo tipo súper preocupada y es que si de por sí los hombres estaban escasos; ahora con todo esto del movimiento de Me too, Times up, Forever 21, ay no, éste último es otro en el que estoy, para ya no cumplir años; ay que ya son tantas causas, que ya ni sé en cual estoy pepinos; y lo peor de todo es que si antes a los hombres les daba pena tirarte la onda o eran medio tímidos, ahora están mucho peor y es que ya nadie se te quiere acercar, tienen miedo de que los vayas a acusar de acoso ¿no adoran?

Simplemente el otro día que salí a tomar un café con mi amigo Santiago, que es gay de toda la vida y súper caballeroso, resulta que me dejó adentro del coche, tipo shokeada esperando a que me abriera la puerta como siempre, ¿no? Pero cuando me acordé, él ya estaba muy sentado en la mesa tomándose un Frapuccino ¿no adoran? Y cuando le reclamé me dijo: “ay no Ximena, con eso de que ustedes ya creen que todo el mundo las acosa, no vaya a ser que piensen que quiero algo contigo y ¡cero que ver!”, y ya le dije: “ay pero a mi si me gusta que seas caballeroso Santiago, que me abras la puerta y pagues la cuenta, aunque seas gay ¿hello?”, y me dijo: “pues ni modo Ximena, ustedes se lo buscaron”, ay ya ven pepinos, todo nos salió al revés, a mi se me hace que aunque todo éste movimiento de denunciar el acoso empezó con los abusos del asqueroso de Harvey Weinstein, luego una bola de pepinas tipo La Gorda Carstens versión gringa lo agarraron como su estandarte; sí, por que como ellas no salían ni en rifa y nadie les echaba un lazo, pues como que tenían mucho coraje acumulado y entonces de seguro pensaron que ahora era cuándo para desquitarse de todas las veces que se quedaron sentadas en el antro sin que nadie las sacara a bailar y solo las pelaran al final de la noche para que cooperaran con la botella, o el que nunca alguien les haya llevado flores o invitado a cenar; así que han de haber dicho: “El tiempo se acabó y para vengarnos, ahora tampoco se le van a poder acercar a las bonitas”, o sea ¿así o más maquiavélico su plan? Y la verdad es que ojalá estos movimientos sirvieran para que se empezara a respetar más a las mujeres, pero ni eso ¡güey!

Ahí tienen las declaraciones de El Bronco, que hasta hace poco gobernaba el Estado de Nuevo León y que ahora aspira a ser Presidente ¿no? Y que para justificar que en su campaña anda a caballo, dijo: “Mi caballo anda conmigo, como anda mi vieja y come menos que mi vieja, entonces me sale mucho más barato que mi vieja”, ¿no adoran? En 1ª le dijo: “Mi vieja”, o sea que su esposa es como una cosa de la que él es dueño y luego aparte la comparó con su caballo; entonces ¿de qué sirve tanto Me too, You too y demás? Si un Gobernador se expresa así de una mujer ¿hello kitty?

Eduardo Yáñez, ¡de la que te salvaste!

Qué onda, mis pepinos, ¿cómo están? ¡Ay, yo tipo impactada de lo amargada que puede llegar a estar la gente en algunos lugares!, y es que resulta que el otro día, por salirme de mi zona de confort, fui a un Starbucks diferente al que siempre voy ¿no?

Y bueno, me fue como en feria ¡güey! Y es que desde que llegué, una pepina me dijo de muy mala manera: “Aquí no admitimos perros”, porque yo iba con Chelsea, mi perrita ¿no? Y entonces le dije: “Ay, pues ¡qué raro! Porque en la sucursal de Plaza Duraznos, Chelsea mi perrita hasta tiene mesa de pista ¿hello? Además no hay nadie, pepina; o sea, ¿a quién voy a molestar?”. Y ¿saben lo que me dijo?: “Pues por lo menos cárgala ¿no?”, y le dije: “Sí, no te preocupes, no me pienso quedar; además solo vine por el Caramel Frappuccino que desayuna mi perrita, ¿si? Lo que no entiendo es ¿por qué me tratas así, pepina? Si yo no te he hecho nada, ni me conoces; al contrario, yo vengo a tu tienda a comprar, ¿sí ubicas, no? Y si tuviste una mala noche o estás frustrada porque estudiaste Diseño Gráfico y estás de barista, ¡cero es mi culpa! Que hayas escogido una carrera tan saturada, ¿hello? Ahora entiendo por qué el lugar está vacío, ¡por tu culpa, pepina! O sea, acuérdense de Vips, que la gente dejó de ir por el pésimo servicio, y ahora te dan todos los platillos a 50 pesos, con tal de que regreses. Mejor aprendan la lección, ¿hello ktty?”.

Lo único que me da gusto de todo esto, pepinos, es que me pude defender yo solita; sin tener que usar mi arma arma secreta y el típico argumento de: “Tú no sabes quién es mi papá, ¿hello?”. A lo mejor ya maduré ¿no, pepinos?

Y en las gataditas: resulta que en Televisa le organizaron una comida de despedida a uno de sus exejecutivos más importantes: Pepe Bastón, que por estar en el ¡shalalá shalalá! con Eva Longoria, los puso a parir chayotes y les tiró todo el rating que les costó años conseguir; ¡ay, y todavía le hacen su fiestecita!, ¿no adoran?

Que no se les olvide que a él le deben ideas “tan geniales” como quitar a Chabelo, a Lolita Ayala y a López-Dóriga de los noticieros y el remake de Corazón salvaje ¿hello? Pero eso no es lo peor de todo, pepinos, sino que son tan gatatitos que la fiesta se la hicieron en el patio de Televisa y con actores, ¿no adoran? O sea, les encanta convivir con los que salen en la tele y comer en sus foros ¿así o más raros, güey? El único que se salvó de toda esa gatada fue el pepino de Eduardo Yáñez, y es que lo tuvieron que desinvitar al convivio por pegarle a un periodista, y de seguro pensaron que se iba a ofender; pero la verdad es que el pepino ha de haber dicho: “De la que me salvé, tener que pagar mi boleto de Los Ángeles a México ¿para ir a comer a un patio? ¡No, muchas gracias!”.

 

Ahora sí, ¡Carstens se nos va!

Qué onda, mis pepinos, ¿cómo están? ¡Ay, yo tipo súper triste, güey! Sí, de saber que ahora sí el 30 de noviembre se nos va a Suiza el papá de La Gorda, o sea, don Agustín Carstens; y la verdad es que nunca pensé que me fuera a dar tanta tristeza; sí, y es que ahora que se vayan, ¿a quién voy a molestar? ¿hello? Aparte, la última vez que los vi fue en su fiesta de Halloween y el papá de La Gorda me dio una ternura, porque cada año el pepino como disfraz solo se ponía un antifaz y con eso ya juraba que nadie lo reconocía; pero este año, como ya era el último Halloween que iba a pasar aquí, ahora sí le echó ganitas, y se disfrazó de lo que más ama en la vida el Sr.: de Bubulubu, ¿no adoran?

Y bueno, el pepino se sentía soñado, con decirles que yo hasta le comenté: “Ay, Sr. Carstens, está tipo increíble su disfraz; le voy a dar una mordidita”, y la ternurita se puso como mermelada: rojo, rojo. Pero lo mejor de toda la noche fue cuando la mugre Gorda Carstens, con todas las acusaciones sobre acosos sexuales que ha habido últimamente, me salió con la gatadita de que Harvey Weinstein, el productor de cine, también la había acosado a ella, ¿no adoran? Y bueno, yo para seguirle la corriente hasta le dije: “¡Ay!, ¡cómo crees, Gorda!, ¿cuándo fue eso?, ¿cuando estaban filmando Liberen a Willy o qué? ¿A poco él también la produjo?”. Pero la ternurita me dijo que lo que pasa es que le había tocado ir sentada junto a él en un avión, y que Harvey le preguntó si no le interesaba ser actriz, y que luego le pidió un masaje; y ahí fue cuando La Gorda se asustó y le pidió a la sobrecargo que la cambiara de lugar y un plato de nueces para el susto, ¡ternurita! Y ya le dije: “Ay, Gorda, o sea, el tal Harvey le tira la onda a lo que sea, ¿verdad? Bueno pero también tú, Gorda, o sea, desde el momento en que te preguntó si no querías ser actriz, te hubieras dado cuenta de que se estaba burlando y tomándote el pelo ¿hello? Bueno, y mejor en vez de hacerte la interesante y andar soñando que alguien abusa de ti; ve y dile al Sr. Bubulubu, o sea a tu papá, que antes de que se vaya a vivir a Suiza, nos deje el dólar a como estaba antes. Sí, porque ¡qué fácil! Él se va y nos deja aquí con el problemón ¿hello kitty?”.

Y en las gataditas: el otro día, aunque no lo crean, descubrí una gran ventaja de vivir en México, y es que aquí, por ejemplo, no podrían existir delincuentes como IT o sea ESO el payaso, ¿sí ubican, no? Y es que como las coladeras siempre están tapadas, entonces imagínense, se nos ahoga el pobre payaso, ¿hello? Ay, aparte cualquiera de los delincuentes que hay aquí asusta más que IT; por lo menos tienen peor los dientes; si no, para muestra vean a los pepinos que hicieron un tipo Facebook Life desde el penal de Neza-Bordo, o sea ¿así o más feos, güey?

Los de la M. ¡Nunca pierden!

Qué onda mis pepinos ¿cómo están? Ay yo tipo harta de la propaganda electoral y es que aunque ya pasaron las votaciones; resulta que sigue habiendo comerciales de partidos políticos ¿no adoran? Ahora dizque agradeciendo que hayas votado por ellos, pero el caso es que no nos dejan en paz con su contaminación visual, y lo peor; es que los que los pagamos esos comerciales gatitos y horrendos somos nosotros ¿hello? Ay no y luego ¿qué tal? Todos los candidatos que antes odiaban a López Obrador, están felicitándolo, parecía concurso de belleza, que una vez que le ponen la corona a la ganadora, ahí van todas las demás misses de hipócritas a abrazarla ¿no adoran? O luego también la gente estaba muy sorprendida de que los que no votaron por Morena no hayan organizado alguna marcha o plantón; la verdad es que no sé de qué se sorprenden; o sea, si hubiera sido al revés, ya me imagino el rollo que se hubiera armado ¿hello? Sí y es que algunos a pesar de que ganaron, siguen enojados y se comportan como si hubieran perdido y te quieren echar en cara que ahora ellos ganaron; deberían de aprender de su líder, que no estuvo diciéndole a los candidatos que perdieron: “lero lero, candelero”, les gané así que compórtense a la altura y sean buenos ganadores ¿si? Bueno y muchos se han preguntado que si en mi familia estamos preocupados porque el Pri, ya fue y ¡cero que ver güey! Y es que aunque Meade es mi padrino de 1era comunión ¿qué creen? López Obrador es mi padrino pero de confirmación, así que ¡cero se preocupen! Yo sigo estando en la grande, junto con toda mi familia ¿hello Kitty?

Margarita ¡abandonó el grupo!

Qué onda mis pepinos ¿cómo están? Ay yo tipo súper sacada de onda y es que yo juraba que cuando entraran a México las nuevas gasolineras, iban a estar idénticas a las gringas, ya saben, tipo súper limpias, con baños de 1er mundo, pero ¡cuál pepinos! Resulta que están igualitas a como eran antes, con los mismos gasolineros pegándose con un trapo en las pompas; y en lo único en lo que cambiaron fue en los letreros, que más bien parecen de utilería de telenovela, pero de telenovela como de Bolivia, de lo chafas que están ¿hello? Bueno, con decirles que estaban mejor los letreros de Pemex ¿no adoran? Y luego como que se sacaron los nuevos nombres y logotipos de la manga. O sea, ésta era la oportunidad de tener establecimientos de 1er mundo, para el caso mejor las hubieran dejado como estaban antes ¡gracias!

Y en las gataditas: ¿qué tal Margarita Zavala? Que con su renuncia puso en jaque a todos los del INE; y es que resulta que las boletas electorales se van a quedar tal y como están, porque dicen que ya no da tiempo de cambiarlas, pero que ellos “confían” en que ya toda la gente está enterada de que Margarita no participa más en la contienda ¿no adoran? A ver ¿cómo qué “confían”? Qué no se han dado cuenta que aquí en México a la gente hay que ponerle un tope cada 5 metros, para que respeten el límite de velocidad, porque nada más no entienden ¿hello? Mejor que los pepinos del INE no “confíen tanto” y antes de que entre la gente a las casillas, haya alguien avisando que Margarita ¡abandonó el grupo! Tipo como en WhatsApp ¿hello kitty?

Telenovelas turcas ¡son lo de hoy!

Twitter/ @ximenadelam

Qué onda, mis pepinos, ¿cómo están? ¡Ay, yo tipo shokeada!, y es que el otro día que llegué a mi casa las pepinas de mis chachas me recibieron vestidas de turbante y con cinturón de moneditas, ¿no adoran? Y ya les pregunté: “¿Por qué están vestidas así, pepinas? ¡Ay, no!, ¿qué, ya van a imitar a Shakira otra vez o qué?, ¿hello?” Pero no, lo que pasa es que ya ven que a las ternuritas les encanta copiar todo lo que hay en la tele, como cuando ven alguna telenovela que ocurre en una hacienda, a las pepinas les da por andar de trenzas y traje típico; tipo meseras de Sanborns ¿no? Y como ahora lo que está de moda son las telenovelas turcas y árabes, como El secreto de Feriha, ¿Qué culpa tiene Fatmagul? y la de El Sultán, que es la favorita de mis chachas; entonces a las pepinas les ha dado por andar todo el día de turbante, ¿no adoran?

Y aunque se ven bien raras, la verdad es que el turbante es súper higiénico, porque cero se les cae el pelo en nuestra comida ¿hello? Y bueno, las ternuritas dicen que prefieren mil veces ver El Sultán, que es de Imagen Televisión, que la telenovela de Televisa, Caer en tentación, y es que dicen que esa novela está contada toda en desorden y entonces no le entienden nada; aparte dicen que habla de swingers y otras porquerías; en cambio en la de El Sultán, a pesar de que el sultán tiene muchas mujeres, es una telenovela mucho más rosa que la otra; ellas creen que es como Aladino o algo así ¡ternuritas! Lo único que espero es que a ninguna de las televisoras se les ocurra una telenovela que suceda en la época del Rey Arturo, si no, al rato voy a tener a todas mis chachas vestidas de armadura, teniéndoles que echar aceite para que no se oxiden ¿hello kitty? Y en las gataditas: ¿qué onda con las portadas de las revistas?, cada vez me confunden más: ¡ay, sí, y es que 1º fueron las Ha*Ash que salieron en la portada de la revista Cosmopolitan, ¿no? ¿Se acuerdan el susto que me llevé pepinos? Pero ahora que fui al salón a que me retocaran la raíz; me puse a hojear la Instyle de este mes, y me di una confundida, ¡güey! Y es que con eso de que en el canal Tlnovelas están repitiendo Volver a empezar, pensé: “Ay, mira, María Elena Saldaña está de vuelta, hasta la pusieron en la portada de Instyle y toda la cosa, qué bien se ve”; pero ¡cuál va siendo mi sorpresa, pepinos! Que no era María Elena Saldaña; sino Mariana Treviño, ¿sí ubican, no? La actriz de Cómo cortar a tu patán y Club de Cuervos, ¿no adoran? ¡Ay, pero es que están idénticas!; o sea, hagan de cuenta que María Elena Saldaña volvió a nacer, aparte son igual de chistosas, ¿cómo no confundirlas, güey? Y luego yo güera; así que no sé qué me tiene más confundida, si las revistas o mis chachas con turbante, ¿hello kitty?

Según el partido, la pedrada

Qué onda, mis pepinos ¿cómo están? Ay, yo tipo feliz de que el Sr. MAME, o sea Miguel Ángel Mancera Espinosa, haya dejado el Gobierno de la CDMX; y bueno, a pesar de su pésimo desempeño, la ternurita de Mancera quiere seguir molestando y entonces ahora va a buscar un lugar en el Senado, ¿no adoran? Y para eso les pidió a los de la Coalición PAN, PRD y Movimiento Ciudadano que le firmaran una especie de acuerdo prenupcial para irse con ellos; porque como en la política nadie tiene palabra, pues el Sr. MAME se quiere prevenir ¿no? Y es que yo creo que dependiendo el partido es el acuerdo que uno haga ¿no, pepinos? Por ejemplo: si te casas y te llegas a divorciar de alguien del PRI, pues de seguro tuviste que aguantar muchas infidelidades y engaños; pero sabes que tu pensión es segura y de por vida, y que siempre vas a tener asientos VIP en todas partes, ¿hello? Luego, si tu acuerdo fue con alguien del PAN, ahí va a estar muy difícil que te den el divorcio, porque ellos dizque creen en la familia, los valores y ¡shalalá, shalalá! Aunque a final de cuentas sean igual de infieles y mentirosos que los del PRI, ¿hello? Si tu ex es del PRD, ni de broma esperes pensión, porque de seguro te va a agarrar a sillazos, con tal de no darte ni un centavo. Y bueno, si ya tuviste muy mala suerte y te casaste con alguien de MORENA; el pepino en cuestión de seguro se va a bajar el sueldo para no darte la pensión completa, te va a sacar de tu casa tan bonita y la va a convertir en museo o casa de cultura y olvídate de viajar en avión, ¿hello, kitty?

“iPhones y personas, ¿se actualizan?”

Computer virus.

Qué onda mis pepinos ¿cómo están? Ay yo tipo preocupada y es que hay como un nuevo virus en el ambiente, sí, como el de las computadoras y es que Fulge, una de mis chachas, siempre que le pregunto algo se queda así como pasmada, tipo como si se estuviera reiniciando; y no crean que es porque sea mayor, hasta es más joven que yo, o sea ¡una chavita! Y es que hagan de cuenta que le pregunto: “Oye Fulge, ¿me habló alguien o ya llegó el recibo de la luz?”, y la pepina se queda así como viendo a la nada y después de un rato, cuando ya me desesperé le digo: “Fulgencia, ¿te estás reseteando o actualizando?, si no eres iPhone, ¿hello? ¿Me escuchas? Aquí Ximena, llamando a Fulgencia, ¿me llegó algo?”. Está como las computadoras, que cuando tienen mucha información, se tardan siglos en prender, entonces te vas a hacer otras cosas mientras prende, regresas y ya prendió, igual yo con Fulgencia, llego a la casa, me voy a dejar mis cosas y cuando regreso ya me contesta si hay recados o no, ¿no adoran? Y bueno, yo pensé que Fulge era un caso aislado, pero el otro día en 7-eleven, uno de los pepinos que cobraba se quedaba así también como en pausa, viendo mi tarjeta de crédito, yo hasta pensé que no pasaba; pero no, el pepino se quedó como trabado, y entonces se me ocurrió aplaudir y luego darle una palmadita en la espalda y ya con eso se rebobinó y me siguió cobrando ¡ternurita! ¿No será cierto eso que dice Jaime Maussan? De que hay extraterrestres entre nosotros, y a lo mejor lo que pasa es que ya se desprogramaron, si, porque como que ya es mucha gente con el mismo virus, ¿no pepinos?  virus

Con esas amigas, ¿para qué quiero enemigas?

Qué onda, mis pepinos ¿cómo están? ¡Ay, yo tipo súper enojada con mi ahora exíntima Karla Corcuera!, y es que resulta que la ternurita se casó el sábado ¿no? Y aunque a mí eso de ser dama de honor se me hace de flojera, accedí a ser una de sus damas, pero le puse varias condiciones: o sea, en 1ª le pedí que sí o sí me tenía que caer el ramo a mí, ¿no? Y la pepina muy segura me dijo: “Ay, claro Xime, ntp, cuenta con ello”, y ¿qué creen, pepinos? ¡cero me cayó el ramo a mí! Es más creo que no pudo haber caído más lejos de donde yo estaba, ¿hello? Pero eso no fue todo; sino que también le pedí que me sentara en una mesa con todos los solteros de la fiesta y ¿qué hizo?, me puso con puras parejitas que se la pasaron besándose y bailando y que aparte todo el tiempo se la pasaron preguntándome que si no venía con nadie y me veían de lo más raro porque venía yo ¡sola! Pero eso no fue lo peor; sino que también le pregunté antes de la boda: “Oye, Karlita, ¿no van a poner reguetón, ni Despacito, ni ninguna de esas gatadas, verdad? Porque yo ¡cero sé bailar eso! Y no quiero hecer el oso”. Y ¿saben qué hubo? Puro reguetón y la única vez que me sacaron a bailar, al pepino del Dj que se le ocurre poner la de Hey güera de Alejandra Guzmán, ¿no adoran? O sea, obvio que todo era un complot de Karla en mi contra para que no me vuelva a casar; así que le dije: “¿Sabes qué, Karla? Ni me preocupa, porque mi psicoterapeuta me dijo que entre más tarde se case uno, es mejor, así que no tengo prisa”. Lo que no dijo fue cuándo, pepinos, ¿hello kitty?

Los Godínez Caminantes ¡una nueva especie!

Twiter/@ximenadelam

Qué onda. mis pepinos, ¿cómo están? ¡Ay, yo tipo shokeada con el clima de los últimos días!; y es que ¿qué tal el frío que estuvo haciendo? O sea ¡cero cool! Pero lo peor de todo es que como no estamos acostumbrados a estos fríos; la perradita ¡cero se sabe vestir para el invierno!, ¿hello? Y, entonces, se ve que buscan todos los abrigos, chamarras y gorros que encuentran en su casa y se los ponen todos al mismo tiempo, ¿no adoran? Y les vale si combinan, ellos se ponen cuadros con rayas, lunares y rombos, o sea, el dress code ¡cero les importa! Y bueno, si de por sí, ya somos el país con más obesos en el mundo; pues imagínense cómo se ven con tantos suéteres y chamarras; parecen osos caminando en las calles y lo peor es que solo van estorbando, ¿hello kitty?

Y en las gataditas, ya que hablamos de gente que estorba en las calles ¿qué onda con Los Godínez Caminantes? ¿Los han visto? ¿A poco no son de lo más bizarro que existe? Les deberían de hacer su bioserie, ¿hello? Bueno, pero cuando más raro se comportan es como entre 2 y 3 de la tarde que es la hora a la que salen a comer; y es que no sé por qué a las ternuritas les encanta ir en fila por las banquetas, uno al lado del otro; tipo Las Rockettes o como si fueran a jugar “Amo ató matarilerilerón”; como que todos quieren ir escuchando lo que dice el Godín que venga en ese momento platicando, como si fuera tan interesante lo que les tiene que decir, ¿hello? Pero ese no es el problema, pepinos; sino que las ternuritas van ocupando toda la banqueta y no te dejan pasar, porque ni de broma quieren romper filas, ¿hello? Aparte, como van reposando la comida, van de un lento, yo creo que quieren que les haga bien la digestión ¿no? Lo que no entiendo es que los pepinos no tengan conciencia de que hay otras personas caminando en las calles y se muevan tantito para dejar pasar o hagan dos filas, tipo escolta; y es que ni de broma se quieren separar ¡pero si se van a ver otras 4 horas en la oficina!, ¿no se hartan de verse la cara todo el día?, ¿hello? Mejor deberían de irse a comer cada quien por su lado para descansar, ¿cuál es el caso de ir en tropa? Lo que me encantó es que el otro día que iba paseando a Chelsea, mi perrita, logré que Los Godínez rompieran filas; y es que iba tratando de pasar y en eso una Godín mujer vio a mi Chelsea y dijo: “Ay, qué bonita perrita con su suéter de Gap”; y como a Chelsea no le gusta la gente igualada, le empezó a ladrar y le mordió un pie, y entonces ahí sí Los Godínez se desacomodaron todos; ya no sabían cómo volverse a formar, ¡ternuritas! Bueno, por lo menos les di algo de qué platicar en su próxima hora de comida corrida, ¿hello kitty?