Web Analytics Made Easy - StatCounter
Director general: Miguel Cantón Zetina | @MiguelCanton1
Somos parte de:
Martes 15 Enero del 2019
nubes rotas 19°

Malicia en el País de las Maravillas

POR ESO ESTAMOS COMO ESTAMOS

Y me refiero a las telenovelas mexicanas, y propiamente a las de Televisa. Vi el último capítulo del Vuelo de la Victoria, y cuando ya estaba por cambiar de canal porque todo lo que pasaba no me resultaba interesante: ¡Pum!, como decía Javi Noble, algo llamó mi atención. Resulta que todo lo que vimos a lo largo de decenas de capítulos al aire, fue obra de la imaginación de la protagonista, ¡como chiste interno de Televisa! No podía creerlo, y no por otra cosa, pero me había quedado en que el gran talento de Victoria era correr, no escribir. Desde el momento en que El vuelo de la Victoria apenas si duró al aire cuatro meses, quiere decir que no fue exitosa, porque cuando es así, las alargan y las alargan. Económicamente creo que fue un fracaso, porque Como tú ninguna, la telenovela venezolana en que estuvo basada duró al aire once meses. En conclusión: la más reciente telenovela de Nathalie Lartilleux formará parte de las peores telenovelas de toda la historia de Televisa.

Y con respecto al melodrama que se estrenó al siguiente día, tampoco les tengo buenas noticias. En Sin tu mirada, no tienen perdón de Dios  los escritores y realizadores de este melodrama. Me queda claro que apenas estaban terminando de grabar Mi adorable maldición, cuando les encargaron este nuevo trabajo. Pues lo que salió al aire dejó mucho que desear. Arrancaron con un collage de la protagonista ya veinteañera. Y la primera imagen  la muestra caminando y con bastón de ciegos, eso no tendría nada de malo sino fuera que escenas después nos cuentan que nació muerta, y que es ciega, que un incendio estuvo a punto de acabar con su vida, y las tres situaciones pierden impacto porque ya vimos que ella en algún momento crecerá y se valdrá de un bastón para pasear, escuchar los ruidos del bosque, tocar el musgo de los árboles, tomar agua del río y disfrutar plenamente de la naturaleza. ¿En verdad nadie se dio cuenta de semejante error? ¿Ni los escritores encabezados por Gabriela Ortigoza, ni el equipo de producción comandado por Ignacio Sada? Para acabar pronto, ¿ni el departamento de supervisión literaria de Televisa, que se supone revisa minuciosamente cada libreto antes de grabarse? Ahora que entren en funciones Bernardo Gómez y Alfonso de Angoitia, espero que se percaten de que en Televisa, muchos no están haciendo su chamba.

Y ya que hablamos de no hacer su trabajo adecuadamente, me parece que los encargados de publicitar la telenovela Papá a toda madre, deberían bajarle dos rayitas a la promoción de lo que han dado por llamar: el primer beso gay en las pantallas de Televisa, simple y sencillamente porque eso ya lo vimos en Como dice el Dicho, en dos episodios. El primero fue el 12 de septiembre, titulado Todo hombre muere, en donde los personajes de Aaron Ida y Alejandro Felipe se besan en la boca. El segundo se llamó Secreto entre dos lo sabe Dios, secreto entre tres, descubierto es y se transmitió al aire el 27 de septiembre y fue protagonizado por Sebastián Fouilloux y Memo Dorantes. Ahí la prueba de que los equipos de producción de Televisa, no le echan un ojo a lo que sale al aire en Las Estrellas.

Caer en tentación emula a la telenovela Vivir un poco

Lupita Reyes

Y es que los promocionales finales de la producción de Giselle González apostaron por despertar el interés del público con la insistente pregunta: ¿quién mató a Carolina? En Televisa, creyeron que era una manera original de llamar la atención de los televidentes, pero resulta que es algo que ya vimos años atrás, cuando nuestro país estaba al pendiente de los últimos capítulos de la telenovela Vivir un poco y se anunciaba constantemente: Entre todos ellos está el asesino. ¿Cuál fue? ¿Cuál? Mientras aparecían en la pantalla las imágenes de los sospechosos.

Caer en tentación fue una adaptación de la telenovela argentina Amar después de amar, donde el tema central era el adulterio, y no un asesinato. La novela original era más clara en su premisa, pues de manera sutil nos mostraba en qué iba a terminar la trama. A través de su memorable tema musical, interpretado por Cacho Castaña, decía: para vivir hay que tener un gran amor… por el camino de la vida hay que seguir, con la esperanza de ser feliz aunque dejemos otro amor en el pasado… con la tibieza del perdón entre las manos… para vivir hasta morir enamorados…

Ahí quedaba de manifiesto que los esposos engañados se enamoraban y terminaban juntos, perdonando a sus infieles parejas y que la mancornadora y el disoluto, terminaban muriendo.

A excepción de la bioserie de Lupita D’Alessio, en el horario estelar de Televisa, lo que han programado no ha triunfado como debiera. Y por eso le quitaron a Emilio Larrosa el proyecto sobre la vida de Pedro Infante. Dicen los que tuvieron acceso a los libretos que era una propuesta demasiado rosa. Ahora que está en manos de los primos Galindo, esperan que tenga más fuerza e intriga: ¿será que van a manejar la hipótesis de que Pedro manejaba avionetas porque se dedicaba al narcotráfico?, ¿o que en realidad no murió en el accidente aéreo después de despegar del aeropuerto de Mérida, sino años después? Lo que sí es que la bioserie del ídolo sinaloense debió salir el año pasado, cuando se celebró el centenario de su nacimiento, pero en fin. Veremos qué nuevo enfoque se le da a la vida del actor de la época dorada del cine nacional, sobre todo porque no está para salir a cuadro como La Leona Dormida, para reforzar lo que se dice que fue su vida.

Por cierto, considero que Televisión Azteca debería tener ya los derechos para exhibir en México la bioserie de José José, sobre todo ahora que el estado de salud del ídolo de la balada romántica es delicado, y en caso de muerte, podría hacer que el público se interese por saber todo sobre la vida del Príncipe de la Canción. Recordemos que el fallecimiento de Juan Gabriel fue un fuerte impulso para el último capítulo de la serie sobre su vida.

Las últimas apuestas de Rosy Ocampo

Como ya es de dominio popular, Rosy Ocampo no ocupa más el puesto de vicepresidenta que tenía; en su lugar despacha ahora Patricio Wills, quien apareció en la presentación a prensa de la telenovela Tenías que ser tú, que el día de hoy sale al aire por Las Estrellas a las ocho y media de la noche, en el horario que deja vacante la telenovela de Sebastián Rulli y Maite Perroni.

Tenías que ser tú es refrito de la telenovela chilena Ámbar, que hace poco se transmitió y cuenta la historia de una madre soltera que llega con su hija a la capital, se reencuentra en el trabajo con el padre de su hija y conoce el amor con el chofer del transporte escolar que lleva a su hija. El elenco de la versión mexicana está encabezado por Ariadne Díaz y Andrés Palacios. Este último tendrá que hacer gala de todo su carisma, pues es memorable la actuación de Gonzalo Valenzuela en la versión chilena. También es un reto para quien tenga que interpretar a la niña de la historia. A ver qué tal recibe el público esta producción de Mapat, quien tiene en contra una temática similar a la de la telenovela de Lalo Meza, que apenas ayer terminó.

Esta telenovela que hoy emite su primer capítulo, fue uno de los últimos proyectos que Rosy Ocampo autorizó. El otro es el melodrama que Roberto Gómez Fernández presentará al público en junio, días antes del Mundial Rusia 2018, y que precisamente toca el tema del futbol. La historia original es de Colombia, lleva como título La mamá del 10, y trata de una progenitora que apoya incondicionalmente a su hijo para que logre su sueño de ser jugador profesional.

La mamá del 10 está ambientada en la costa, propiamente en un pueblo donde la mayoría de la población es de raza negra. Esto en la versión de Televisa seguro va a cambiar y, por lo tanto, varias situaciones que se presentan en la historia, que tienen que ver con el color de piel del joven protagonista y su abnegada mamá. Esperemos que el nuevo dirigente de la televisora de San Ángel incluya historias originales para el segundo semestre de este año.

Verónica Castro regresará al cine en 2018

Lupita Reyes

Pues nada, que después de la serie La casa de las flores para Netflix, Verónica Castro y Manolo Caro han hecho buena amistad. Tan buenas migas han hecho que Manolo ya le propuso hacer una película para 2018. La película es de comedia y a La Vero le hace ilusión regresar al cine con este proyecto, el cual inicia el rodaje en marzo de 2018.

En cuanto a la televisión, La Vero asegura que Televisa la ha buscado, pero que solo le han propuesto puras pendejadas. Y que con Azteca hubo un acercamiento, pero nada se concretó. Total que el ícono de la televisión mexicana no tiene para cuándo regresar a la pantalla chica y menos con tanto cambio en Azteca y Televisa. Por cierto, sigue el alboroto en Unicable. Ocurre que la productora Andrea Rodríguez dejó el programa PonteFit para irse a TV Azteca a producir la nueva revista femenina, junto a su hermana Magda Rodríguez, quien será la encargada de producir El Club de Eva. En Unicable no les quedó de otra que pasarle la producción a Lalo Suárez, quien por lo visto no se ha enterado del cambio, pues no se ha presentado con su equipo de producción a darles indicaciones. Ya se imaginarán cómo van a salir los próximos programas.

¡AY, GÜEY! LA NUEVA SERIE DE TELEVISA

Y ya que Televisa insiste en producir series. Acaban de terminar una que lleva por título ¡Ay, güey!, la cual estrenarán por Blim el 22 de diciembre, producida por Rodolfo de Anda. La historia, que es una comedia, va así: dos tipas que se caen mal y no son amigas por azares del destino se encuentran una maleta con diez millones de dólares. Ambas huyen para conservar el dinero, por lo que comienzan a convivir. Durante su trayecto, se van encontrando con algunos personajes que saben de la existencia del dinero y las persiguen para quitárselos. La idea de esta historia nació porque a una amiga del productor le robaron su automóvil y casualmente llevaba las llaves del auto en su bolsa y decidió llevárselo. Al salir del estacionamiento y abrir la cajuela, se dio cuenta que había armamento y dinero, por lo cual tuvieron que avisar a la policía. Cuatro años se llevaron en grabar esta historia, entre la Ciudad de México y Acapulco, y hoy se convierte en la primera apuesta de 2018 de Televisa. Esta es la última Malicia de este 2017, así que aprovecho para desearles lo mejor de lo mejor para 2018. Nos leemos en enero, ¡a disfrutar las fiestas!

Danzón dedicado…

Lupita Reyes

Hace unos días, el dramaturgo y productor mexicano Miguel Sabido, llegó de Indonesia, en donde fue reconocido como El padre del Entertainment Education, un modelo de producción con vocación social desarrollado por él, en el seno de la televisión comercial mexicana. Es decir, el padre de las telenovelas didácticas, como aquí las conocimos.

En conferencia de prensa, Sabido dio una declaración que ha llamado mi atención. Dijo que: “Televisa se ha convertido en la maquiladora de Univisión. Televisa ya no produce para México con los valores que tuvo siempre. Ya no es una televisión que defienda nuestro nacionalismo y nuestras tradiciones, ya es una televisión que sucede en una especie de niebla indeterminada y que está hecha para la segunda generación de latinos en Estados Unidos, que es la que le interesa a Univisión por su poder adquisitivo y por lo tanto, elaboran proyectos a precio de pesos devaluados mexicanos para venderlos a precios de dólar sobrevaluados”.

¿Y qué cree? ¡Que Sabido lleva razón! Al día siguiente vi la nota de un periódico en donde Televisa anuncia su nuevo programa sabatino conducido por Alan Tacher y Ximena Córdoba, ambos desempacados de Univisión. El programa de concursos se llamará Al final todo queda en familia y las familias que concursarán serán de México, Miami, Nueva York y Puerto Rico. Un danzón dedicado a la audiencia de Univisión y no a la de México.

Por cierto, que la nueva adquisición de Televisa se llama Andrés López López, un narcotraficante que después se convirtió en sapo y de ahí surgió su inspiración para escribir el libro El Cártel de los sapos, el cual posteriormente se convirtió en serie de televisión. López, fue novio de Sofía Vergara y Adamari López, y llega a Televisa como asesor de Patricio Wills, Presidente del área de Producción de Contenidos de Televisa Estudios. Miguel Sabido también se preguntaba en esa conferencia de prensa: “¿Qué le enseñan las telenovelas que glorifican narcotraficantes como El señor de los cielos, a los adolescentes sin trabajo?”. Bueno, aquí la respuesta.

Reynaldo López y su prueba de fuego

Lupita Reyes

Parece que ser designado el realizador del reality Mira quién baila, ha resultado para Reynaldo López, todo un reto a su paciencia. O al menos eso se puede deducir de sus publicaciones en redes sociales: “La semana más difícil de mi vida”, “Hoy me siento frustrado” y “No tienen idea de lo que hacemos”, fueron algunos indicios de que trabajar a la par de la gente de Univisión para llevar a la pantalla el concurso de baile, ha sido una labor titánica. Y es que debe ser muy difícil para alguien como él que ha tenido libertad para comandar a su equipo en otros programas, que le cuestionen sus decisiones o peor aún, que le indiquen cómo quieren que se hagan las cosas. Y con la reducción de personal que Televisa ha llevado en todas sus áreas, ahora lo que menos conviene es cuestionar las políticas de esa empresa.

Si a lo anterior le sumamos que su hija Bárbara, trabaja como actriz en la televisora de San Ángel y su esposa Bety está retomando su carrera musical, todo indica que ahora menos que nunca López puede hacer un berrinche, pues seguramente la lista de productores que quieren esa oportunidad de trabajo es larga. Recién terminó al aire el programa El Privilegio de mandar, y empezó La Parodia, y viene Mira quién baila, todos con la manufactura del equipo de Reynaldo, lo que me lleva a pensar que los que se queden en Televisa en esta nueva era, tendrán la consigna de hacer más, pues cada día en sus filas contarán con menos personal.

¿Qué Isaac Lee quedó fuera de Televisa?

Lupita Reyes

La semana pasada circuló el rumor en Televisa de que su Director General de Contenidos, Isaac Lee, había dejado su puesto. Mientras que algunos se apresuraron a hablar a la oficina del colombiano para corroborar si esto era cierto y recibieron por respuesta un aquí se encuentra. Otros más corrían como gallina sin cabeza, pues les canceló las juntas que tenían programadas para presentar los nuevos proyectos de series que iban a presentarle. Cuentan los bien enterados, que un par de casas productoras en México corrieron con la buena suerte de que Lee les contestara el teléfono y les comentara que ya no estaba en Televisa y que no sabía a quién le podían presentar sus proyectos. Hasta el momento del cierre de esta columna, Televisa no había lanzado ningún comunicado dándole el adiós a su ejecutivo.

Mientras sabemos si Isaac Lee se va o no, a quienes de plano ya removieron de su puesto es a los empleados de contenidos que había contratado Rosy Ocampo. Así que después de esto me pregunto, ¿cuánto tiempo habrá que esperar a los nuevos empleados? ¿Televisa seguirá un año más sin rumbo? ¿Nos olvidaremos de los súperdramas? ¿Siguen en pie las segundas partes que prometieron de algunas telenovelas?

¿Estarán otro año más experimentando con contenidos? Lo cierto es que mientras Televisa piensa estrenar la serie de Silvia Pinal a fin de año y sigue pensando en producir las series de personajes como Cantinflas, Chespirito y Pedro Infante, Telemundo estrenará este verano la serie El Ganador, sobre la vida del reguetonero Nicky Jam. ¿Adivinen quién captará a los tan cotizados y correteados millennials?

Para cerrar, dos datos. Azteca se llevará a 220 personas a Rusia para trabajar en canal 7, el canal del Mundial. Televisa cargará con 170 personas. ¿De qué cuero saldrán más correas?

Las vueltas que da la vida

Lupita Reyes

En las últimas semanas se han dado en la televisión mexicana importantes cambios que seguramente influirán en lo que se vea en la pantalla chica de nuestro país en los próximos meses. Desde Emilio Azcárraga Jean, que deja importantes funciones que venía desempeñando al frente de Televisa, hasta la incorporación de Alberto Ciurana a Televisión Azteca.

Esperemos que ambas situaciones traigan un aire renovador porque, la verdad, parece que la época de oro de la televisión mexicana ya pasó. Después de 10 años en el gusto del público, el único programa sólido de Televisa es La rosa de Guadalupe, y en cuanto a Azteca, la joya de la corona es Enamorándonos. Pero seamos honestos, eso no es suficiente para sostener a ambas empresas. Atrás quedaron los tiempos de éxitos internacionales como Los ricos también lloran, Rosa salvaje, Cuna de lobos, Mirada de mujer, Amor en custodia y todas esas telenovelas que hacían que el público de muchos países se interesara por los melodramas mexicanos; ahora las que rifan en el extranjero son las producciones turcas. Que, dicho sea de paso, aprendieron a exportar sus productos, siguiendo el plan de trabajo que antes se tenía aquí: buenas historias, grandes elencos y majestuosas realizaciones.

Y aunque en Televisa se dan esfuerzos por cambiar, no se han implementado de la manera adecuada. Me refiero en concreto, a que Salvador Mejía después de veinte años de producir melodramas se atrevió a sacar al aire una historia original, la cual no corrió con suerte. Y eso que fue creada por los responsables de grandes éxitos internacionales como Gran Hotel. Lo cierto es que En tierras salvajes se va a despedir con más pena que gloria: Cristián de la Fuente, Diego Olivera y Horacio Pancheri no entusiasmaron a las televidentes, y Claudia Álvarez, César Évora, Daniela Romo y demás integrantes del elenco, tampoco. Fue una telenovela más, que muy pronto será olvidada.

Claudia Álvarez

Otra historia que está por terminar es El vuelo de la victoria, que muchos le siguen llamando El vuelo del águila, y que desde sus inicios tuvo serias dificultades: corrieron a Pablo Montero, y en su lugar entró Andrés Palacios. La pareja que conformaron Paulina Goto y Mane de la Parra no llamó la atención. Ahora ella anda en boca de todos, por su presunta relación con el productor Pedro Damián, lo que parece que fue la razón de que terminara su noviazgo en la vida real con Horacio Pancheri, aunque ellos lo niegan. Cierta o falsa la información, cuando la vida personal de un actor o actriz es más interesante que la ficción en la que trabaja, estamos en problemas. Y eso no fue todo, en el equipo de trabajo de Natalie Lartilleux Nicaud hubo importantes cambios, y como las cosas no se compusieron, hasta ella terminó afectada en su salud y se ausentó para que le realizaran una intervención quirúrgica.

Andrés Palacios

En el horario de esta tan accidentada producción, entrará la nueva versión de Esmeralda, telenovela que hace años curiosamente llevaron a la pantalla Salvador Mejía y Nathalie Lartilleux. Y que ya habíamos visto como Topacio en el Canal 5. En concreto: Televisa continuará con los refritos en lugar de apostar por historias originales. Solamente Papá a toda madre se inscribe en ese rubro, y con sus severas sospechas, porque más bien parece un licuado de muchos melodramas y por eso no termina por cautivar. Otro remake que empieza a cocinarse es Hijas de la luna, que no es otra cosa que la versión de Televisa de Las Juanas, ahora con Omar Fierro, Cynthia Klitbo y Michelle Renaud a la cabeza del elenco, y con locaciones en el estado de Sinaloa.

A la producción de Nicandro Díaz le sugiero que cuide mucho la manera de hablar de sus personajes, porque en su anterior telenovela, El bienamado, era de risa loca que unos hablaran con acento costeño y otros no. Yo soy de la idea que es mejor que se maneje un tono neutro, para que haya uniformidad y no se preste a caricaturizaciones. En fin, que pronto veremos qué nos ofrece Me declaro culpable, producción de Angelli Nesma, con el regreso a Televisa de Juan Soler, después del descalabro que tuvo en TV Azteca, con el refrito de Nada personal.

Nicandro Díaz