Web Analytics Made Easy - StatCounter
Director general: Miguel Cantón Zetina | @MiguelCanton1
Somos parte de:
Miercoles 14 Noviembre del 2018
cielo claro 19°

Malicia en el País de las Maravillas

El futbol y el mundo del espectáculo van de la mano

Lupita Reyes

Hoy a las 6:30 de la tarde, se estrena por Las Estrellas, La jefa del campeón, una telenovela que gira en torno al futbol. Es el refrito de la colombiana La mamá del 10, y una vez más el soccer y las novelas se unen. Anteriormente, hubo otros títulos como Son amores, Botineras, El juego de la vida, De pies a cabeza, Cebollitas, Mis amigos de siempre, La selección, Avenida Brasil, y Príncipes de Barrio, que trataron el tema en sus tramas.

También tenemos futbolistas que han aparecido en telenovelas como Luis García, Christian Patiño, Braulio Luna, Cuauhtémoc Blanco y Duilio Davino, quienes se dejaron ver en melodramas nacionales. En el futbol y el espectáculo cupido hizo de las suyas emparejando a Luis García y Kate del Castillo; Kikin Fonseca y Jacky Bracamontes; Pavel Pardo y Ana La Salvia; Memo Ochoa y Dulce María; Carlos Reinoso y Lupita D’ Alessio; Jorge Campos y Daniela Castro; Camila Sodi y Chicharito Hernández; Belinda y Giovanni Dos Santos; Galilea Montijo y Cuauhtémoc Blanco; y Adriana Lavat con Rafael Márquez.

Verónica Castro regresará al cine en 2018

Lupita Reyes

Pues nada, que después de la serie La casa de las flores para Netflix, Verónica Castro y Manolo Caro han hecho buena amistad. Tan buenas migas han hecho que Manolo ya le propuso hacer una película para 2018. La película es de comedia y a La Vero le hace ilusión regresar al cine con este proyecto, el cual inicia el rodaje en marzo de 2018.

En cuanto a la televisión, La Vero asegura que Televisa la ha buscado, pero que solo le han propuesto puras pendejadas. Y que con Azteca hubo un acercamiento, pero nada se concretó. Total que el ícono de la televisión mexicana no tiene para cuándo regresar a la pantalla chica y menos con tanto cambio en Azteca y Televisa. Por cierto, sigue el alboroto en Unicable. Ocurre que la productora Andrea Rodríguez dejó el programa PonteFit para irse a TV Azteca a producir la nueva revista femenina, junto a su hermana Magda Rodríguez, quien será la encargada de producir El Club de Eva. En Unicable no les quedó de otra que pasarle la producción a Lalo Suárez, quien por lo visto no se ha enterado del cambio, pues no se ha presentado con su equipo de producción a darles indicaciones. Ya se imaginarán cómo van a salir los próximos programas.

¡AY, GÜEY! LA NUEVA SERIE DE TELEVISA

Y ya que Televisa insiste en producir series. Acaban de terminar una que lleva por título ¡Ay, güey!, la cual estrenarán por Blim el 22 de diciembre, producida por Rodolfo de Anda. La historia, que es una comedia, va así: dos tipas que se caen mal y no son amigas por azares del destino se encuentran una maleta con diez millones de dólares. Ambas huyen para conservar el dinero, por lo que comienzan a convivir. Durante su trayecto, se van encontrando con algunos personajes que saben de la existencia del dinero y las persiguen para quitárselos. La idea de esta historia nació porque a una amiga del productor le robaron su automóvil y casualmente llevaba las llaves del auto en su bolsa y decidió llevárselo. Al salir del estacionamiento y abrir la cajuela, se dio cuenta que había armamento y dinero, por lo cual tuvieron que avisar a la policía. Cuatro años se llevaron en grabar esta historia, entre la Ciudad de México y Acapulco, y hoy se convierte en la primera apuesta de 2018 de Televisa. Esta es la última Malicia de este 2017, así que aprovecho para desearles lo mejor de lo mejor para 2018. Nos leemos en enero, ¡a disfrutar las fiestas!

¿Emilio Larrosa, con nuevo puesto en Televisa?

Lupita Reyes

El pasado 15 de marzo, el señor Emilio Larrosa anunciaba en su cuenta de Twitter que Televisa le había dado la gran responsabilidad de producir la vida de Pedro Infante; ocho meses después, nada hemos sabido de ese proyecto. Dicen que ya no será él quien lo realice, sino los primos Galindo. Otro rumor que ahora corre es que el artífice de melodramas como El camino secreto, Muchachitas y El premio mayor será asesor del señor Bernardo Gómez (Co-presidente de Grupo Televisa) en cuanto a la producción de telenovelas, a partir del mes de enero. Ya veremos si eso sucede.

Larrosa tiene trayectoria y éxitos, y siempre ostenta­ba el crédito de idea original, así que espero que eso signi­fique que Televisa por fin de­je de hacer refritos y se dedi­que a hacer historias origi­nales. Realizar una historia que la gente no ha visto an­tes, implica más trabajo, pe­ro también la satisfacción de haber hecho un mayor es­fuerzo, y eso es lo que aho­ra se necesita, que todos los involucrados aporten el cien por ciento de su capacidad y trabajo para hacer que el te­levidente siga día a día un programa de televisión.

Y ya que hablamos de bio­series, la que está con los dedos cruzados esperan­do arrancar grabaciones es Carla Estrada, pero en es­ta ocasión no ha hecho mu­cho ruido, tal vez por aque­llo de que hace tiempo anun­ció con bombo y platillo que llevaría a la pantalla chica la  vida de Silvia Pinal y pospu­sieron el proyecto. Tal vez di­rá que hasta que no se escuche: Se graba… tres, dos uno… no pue­de decir nada. Al respecto po­demos decirles que Itatí Can­toral sigue al frente del elenco.

Tal como se los dije la sema­na pasada, la telenovela En tie­rras salvajes de Salvador Me­jía, terminó sin pena ni gloria. ¡Y cómo no, si tuvieron a bien programar su desenlace en ple­no puente del Día de Muertos! No es por amarrar navajas, pe­ro hasta parece que alguien qui­so perjudicarlo aún más. Por­que recordemos que cuando ya llevaba varios días de graba­ción, le pidieron que cambia­ra a la protagonista de su me­lodrama y por una puerta sa­lió Mayrín Villanueva, y por la otra entró Claudia Álvarez.

Y ya que hablamos de la esposa de Eduardo Santamarina, ocu­rre que se estrenó Me declaro cul­pable, donde Mayrín comparte créditos con Juan Soler, Danie­la Castro, Irina Baeva y Juan Diego Covarrubias. La historia gira en torno a dos polémicos casos legales, el de una mujer que le desconecta el respirador artificial a su esposo enfermo, y el de una joven que atropella con su coche a un deportista y lo deja en una silla de ruedas.

El primer capítulo me pareció len­to y me hizo falta ver cuando el personaje de Mayrín Villanueva ayudó a morir a su marido. Con­forme veía los capítulos al aire, sentía que algo le faltaba a la historia y creo que es la pre­sencia de personajes de otro estrato social. Es decir, no hay pobres en esa historia, me pa­rece que tanto lujo y opulen­cia puede hacer que los es­pectadores no terminen de engancharse con la historia, pero esa es solo una percep­ción mía. Y los diálogos tam­bién deben cuidarlos, porque me tocó escuchar uno donde el personaje de Sabine Mous­sier dice: “Te preparé tu so­pa consentida”. ¿Acaso quiso decir favorita o la que tanto te gusta? En fin, que al parecer ya nadie cuida los detalles.

Televisa cruza los dedos para tener éxito

Lupita Reyes

Hace una semana exactamente se estrenó por Las Estrellas el remake de la telenovela colombiana La ley del corazón. La versión que Televisa transmite en su horario estelar, lleva por título Por amar sin ley y, como saben, tiene a la cabeza del elenco a Ana Brenda y David Zepeda. Ella con su mismo peinado desde hace varios melodramas (sospecho que es una cláusula que tiene como imagen de una marca de shampoo) y él con unos trajes entalladísimos para ser abogado.

Este súper drama, como ahora le ha dado a la televisora de San Ángel por llamar a las historias fuertes y cortas que producen, arrancó en tercer lugar, atrás de Exatlón y La rosa de Guadalupe (o sea que boom, no fue). Ese mismo sitio ocupó en su segundo día de transmisión, pero para el tercer episodio ya había caído al cuarto sitio. Esperemos que con el paso de los días logre llamar la atención del público, porque en esta producción están colocadas las esperanzas de que el horario más importante de Televisa vuelva a ofrecer un contundente éxito. Porque la verdad sea dicha, Caer en tentación nada más impactó en su final, pues durante toda su transmisión sus resultados fueron tibios. En Colombia ya se autorizó una segunda parte de La ley del corazón, pero si la versión mexicana no impacta, se antoja difícil que quieran meterle dinero bueno al malo. O así debería ser.

El miércoles 14 de febrero, se presentó a los medios de comunicación la telenovela Hijas de la luna… y la familia cambió, que ve la luz el día de hoy a las seis y media de la tarde. El tema musical principal será interpretado por Timbiriche, y el de salida por Espinoza Paz, quien además saldrá en algunos capítulos, una vez que la familia Oropeza cae en desgracia económica. La hará de pobre, pues. Y es que como bien han de recordar, en Las Juanas, una plaga afecta a las plantaciones y empiezan a tener problemas económicos. Acá el patriarca, que es interpretado por Omar Fierro, es hotelero, así que es de suponerse que algo le suceda al edificio donde se hospedan los visitantes que eligen ese sitio, al llegar a Mazatlán, que es donde transcurre la acción.

La música es parte importante de este nuevo melodrama, el cual cuenta también con la participación especial de Laureano Brizuela. La mayor parte del elenco (sobre todo los jóvenes) tomará parte en videos musicales. Algo similar a lo que la actriz y cantante uruguaya Natalia Oreiro hacía en la telenovela argentina Solamente vos, donde interpretaba a una peinadora, que soñaba con ser cantante, y a la menor provocación se imaginaba cantando y bailando. La producción de Nicandro Díaz tiene los dedos cruzados, para que todo resulte bien, porque su anterior melodrama, El bienamado, cumplió a secas. Hay quienes dicen que si Nic, no tiene éxito, se puede ir olvidando de volver a producir para el horario estelar donde alguna vez fue considerado el que mejor resultados entregaba con productos como Destilando amor, Mañana es para siempre, Soy tu dueña y Amores verdaderos.

Cambiando de tema, quien inició su gira Rompiendo Fronteras en el Auditorio Nacional, es Alejandro Fernández. Renovó su espectáculo con las canciones que integran su nuevo disco, también llamado Rompiendo Fronteras, y que curiosamente su público ya conocía la letra, lo cual habla de un público fiel. Fernández acompañó su presencia con 9 músicos, 11 mariachis, tres coristas, una pantalla gigante y cuatro líneas de luces que subían y bajaban envolviendo la figura (un poco pasada de peso) del cantante.

El Potrillo cumplió con las expectativas del público sediento de su voz y su estilo. Su participación con el mariachi incluyó, además de sus éxitos y canciones clásicas mexicanas, un popurrí con éxitos de Juan Gabriel. Así, Fernández demostró que no necesita de Luis Miguel para seguir abarrotando los recintos en que se presenta. Y ya que Luismi le pagó lo que le debía por rescindir el contrato de la gira que harían juntos, que El Potrillo ya no insista, pues con su voz y ángel le basta y le sobra.

Los promocionales de Televisa no atrapan

Lupita Reyes

Y es que las primeras imágenes que nos han mostrado de Por amar sin ley, no impactan como debieran. Tal vez porque ya sabemos de qué va la historia colombiana en la que está basado este refrito, pues actualmente lo están transmitiendo por la señal de Telemundo Internacional en tres horarios distintos.

En uno de los promos, el personaje de David Zepeda dice: “Mi cliente es su padre”. Y la representada de Ana Brenda le responde: “Ya vio en lo que se transformó ese hombre”. En el promo original de Colombia mostraban que se trataba de un transexual. Aquí seguro quieren impactar con eso al televidente. Seguro que tampoco le ayuda a la más reciente producción de José Alberto Castro, el hecho de que su colega Angelli Nesma recién haya tenido al aire una telenovela que también se desarrolla en un despacho de abogados. En ambas historias el abogado de más edad es el dueño de despacho, y con él trabajan el protagonista y el villano. Espero que el público no se sature del tema legal, porque entonces van a estar en problemas, pues en La ley del corazón, el original colombiano, ese es el tema eje de toda la historia. Por si fuera poco, en uno de los promos, nos enteramos que el personaje de Altaír Jarabo se llama Victoria, igual que el de Michelle Renaud en la telenovela de Nicandro Díaz.

Y ya que hablamos del remake de Las Juanas, tampoco sus promos son triunfadores. En el primero que salió al aire se ve a las cuatro hermanas despojándose de su ropa para terminar en traje de baño en la playa. O sea que bien se pudo llamar: Mazatlán, cuerpo y alma. Me queda claro que en esta nueva versión del clásico de Bernardo Romero, apuestan por el atractivo visual, o por lo menos eso me queda claro al ver el tremendo acercamiento a los glúteos de las protagonistas. Ya veremos qué tal recibe el público la historia de las hermanas que tienen un lunar en donde la espalda pierde su nombre.

Se nota claramente que Nicandro fue pupilo de Valentín Pimstein, pues a la protagonista le puso una peluca al más puro estilo de María Mercedes. También viste a dos de sus personajes con ropa idéntica, como el fallecido productor chileno hizo en su momento en Rosa salvaje y Vivir un poco, pero desde entonces han pasado 25 años y muchas cosas han cambiado. Una cosa que llamó poderosamente mi atención es que en los promos de El Güero Castro sí mencionan que Por amar sin ley va a las nueve y media de la noche, en lugar de Caer en tentación. Y los de Nicandro, solo anuncian que Hijas de la luna inicia transmisiones el 19 de febrero. Al investigar al respecto, hubo quien me dijo que es porque Televisa aún no sabe a qué hora va a poner la novela de Nic. Dicen que es tanta la preocupación por el éxito de Exatlón, de Televisión Azteca, que quieren poner en ese mismo horario a La rosa de Guadalupe. Esto después de que por tres semanas el programa unitario vaya de dos horas diarias, pues se recortó Me declaro culpable.

De ser cierta esta información, Televisa estaría evidenciando que no tiene un plan trazado y que la toma de decisiones está en función de lo que hacen en la televisora de enfrente. Si esa va a ser la manera de llevar el destino de la empresa de la familia Azcárraga, corren el riesgo de desarticular su programación. Y es que si originalmente Hijas de la luna iba a las ocho y media, luego a las siete y media y ahora a las seis y media, pues obviamente no están seguros de lo que están programando. Como tampoco están respetando las fechas al aire, pues el melodrama en cuestión primero iba a ser estrenado el 26 de febrero, luego el 19, luego el 12 y finalmente el 19. ¿A qué se deberá que no haya una línea a seguir? En otros tiempos el calendario que se manejaba en Televisa era inamovible, se sabía con año y medio de anticipación qué productor iba a entrar al aire, con qué historia y durante cuánto tiempo. Me queda claro que desde entonces muchas cosas han cambiado, lo que no sé es si para bien.

Y ya que los directivos de Televisa en su mayoría son colombianos, deberían considerar hacer una versión del reality show: Protagonistas de nuestra tele. Que en ese país sudamericano ya va por su cuarta emisión, y en el cual los participantes compiten para ganar un contrato que les permita actuar en RCN. Eso le sería muy útil a Televisa, pues es una manera de convocar a jóvenes talentos que a la larga engrosen las filas de la televisora de San Ángel, y sean sus próximas estrellas. Y si usted creía que solamente Televisa se nutre de historias colombianas, le recuerdo que en Azteca hicieron Rosario Tijeras, y ya trabajan de la mano de Sony en la producción de Tres milagros; es decir, que en ambas empresas rifa el Colombia power.

POR ESO ESTAMOS COMO ESTAMOS

Lupita Reyes

Y me refiero a las telenovelas mexicanas, y propiamente a las de Televisa. Vi el último capítulo del Vuelo de la Victoria, y cuando ya estaba por cambiar de canal porque todo lo que pasaba no me resultaba interesante: ¡Pum!, como decía Javi Noble, algo llamó mi atención. Resulta que todo lo que vimos a lo largo de decenas de capítulos al aire, fue obra de la imaginación de la protagonista, ¡como chiste interno de Televisa! No podía creerlo, y no por otra cosa, pero me había quedado en que el gran talento de Victoria era correr, no escribir. Desde el momento en que El vuelo de la Victoria apenas si duró al aire cuatro meses, quiere decir que no fue exitosa, porque cuando es así, las alargan y las alargan. Económicamente creo que fue un fracaso, porque Como tú ninguna, la telenovela venezolana en que estuvo basada duró al aire once meses. En conclusión: la más reciente telenovela de Nathalie Lartilleux formará parte de las peores telenovelas de toda la historia de Televisa.

Y con respecto al melodrama que se estrenó al siguiente día, tampoco les tengo buenas noticias. En Sin tu mirada, no tienen perdón de Dios  los escritores y realizadores de este melodrama. Me queda claro que apenas estaban terminando de grabar Mi adorable maldición, cuando les encargaron este nuevo trabajo. Pues lo que salió al aire dejó mucho que desear. Arrancaron con un collage de la protagonista ya veinteañera. Y la primera imagen  la muestra caminando y con bastón de ciegos, eso no tendría nada de malo sino fuera que escenas después nos cuentan que nació muerta, y que es ciega, que un incendio estuvo a punto de acabar con su vida, y las tres situaciones pierden impacto porque ya vimos que ella en algún momento crecerá y se valdrá de un bastón para pasear, escuchar los ruidos del bosque, tocar el musgo de los árboles, tomar agua del río y disfrutar plenamente de la naturaleza. ¿En verdad nadie se dio cuenta de semejante error? ¿Ni los escritores encabezados por Gabriela Ortigoza, ni el equipo de producción comandado por Ignacio Sada? Para acabar pronto, ¿ni el departamento de supervisión literaria de Televisa, que se supone revisa minuciosamente cada libreto antes de grabarse? Ahora que entren en funciones Bernardo Gómez y Alfonso de Angoitia, espero que se percaten de que en Televisa, muchos no están haciendo su chamba.

Y ya que hablamos de no hacer su trabajo adecuadamente, me parece que los encargados de publicitar la telenovela Papá a toda madre, deberían bajarle dos rayitas a la promoción de lo que han dado por llamar: el primer beso gay en las pantallas de Televisa, simple y sencillamente porque eso ya lo vimos en Como dice el Dicho, en dos episodios. El primero fue el 12 de septiembre, titulado Todo hombre muere, en donde los personajes de Aaron Ida y Alejandro Felipe se besan en la boca. El segundo se llamó Secreto entre dos lo sabe Dios, secreto entre tres, descubierto es y se transmitió al aire el 27 de septiembre y fue protagonizado por Sebastián Fouilloux y Memo Dorantes. Ahí la prueba de que los equipos de producción de Televisa, no le echan un ojo a lo que sale al aire en Las Estrellas.

Las vueltas que da la vida

Lupita Reyes

En las últimas semanas se han dado en la televisión mexicana importantes cambios que seguramente influirán en lo que se vea en la pantalla chica de nuestro país en los próximos meses. Desde Emilio Azcárraga Jean, que deja importantes funciones que venía desempeñando al frente de Televisa, hasta la incorporación de Alberto Ciurana a Televisión Azteca.

Esperemos que ambas situaciones traigan un aire renovador porque, la verdad, parece que la época de oro de la televisión mexicana ya pasó. Después de 10 años en el gusto del público, el único programa sólido de Televisa es La rosa de Guadalupe, y en cuanto a Azteca, la joya de la corona es Enamorándonos. Pero seamos honestos, eso no es suficiente para sostener a ambas empresas. Atrás quedaron los tiempos de éxitos internacionales como Los ricos también lloran, Rosa salvaje, Cuna de lobos, Mirada de mujer, Amor en custodia y todas esas telenovelas que hacían que el público de muchos países se interesara por los melodramas mexicanos; ahora las que rifan en el extranjero son las producciones turcas. Que, dicho sea de paso, aprendieron a exportar sus productos, siguiendo el plan de trabajo que antes se tenía aquí: buenas historias, grandes elencos y majestuosas realizaciones.

Y aunque en Televisa se dan esfuerzos por cambiar, no se han implementado de la manera adecuada. Me refiero en concreto, a que Salvador Mejía después de veinte años de producir melodramas se atrevió a sacar al aire una historia original, la cual no corrió con suerte. Y eso que fue creada por los responsables de grandes éxitos internacionales como Gran Hotel. Lo cierto es que En tierras salvajes se va a despedir con más pena que gloria: Cristián de la Fuente, Diego Olivera y Horacio Pancheri no entusiasmaron a las televidentes, y Claudia Álvarez, César Évora, Daniela Romo y demás integrantes del elenco, tampoco. Fue una telenovela más, que muy pronto será olvidada.

Claudia Álvarez

Otra historia que está por terminar es El vuelo de la victoria, que muchos le siguen llamando El vuelo del águila, y que desde sus inicios tuvo serias dificultades: corrieron a Pablo Montero, y en su lugar entró Andrés Palacios. La pareja que conformaron Paulina Goto y Mane de la Parra no llamó la atención. Ahora ella anda en boca de todos, por su presunta relación con el productor Pedro Damián, lo que parece que fue la razón de que terminara su noviazgo en la vida real con Horacio Pancheri, aunque ellos lo niegan. Cierta o falsa la información, cuando la vida personal de un actor o actriz es más interesante que la ficción en la que trabaja, estamos en problemas. Y eso no fue todo, en el equipo de trabajo de Natalie Lartilleux Nicaud hubo importantes cambios, y como las cosas no se compusieron, hasta ella terminó afectada en su salud y se ausentó para que le realizaran una intervención quirúrgica.

Andrés Palacios

En el horario de esta tan accidentada producción, entrará la nueva versión de Esmeralda, telenovela que hace años curiosamente llevaron a la pantalla Salvador Mejía y Nathalie Lartilleux. Y que ya habíamos visto como Topacio en el Canal 5. En concreto: Televisa continuará con los refritos en lugar de apostar por historias originales. Solamente Papá a toda madre se inscribe en ese rubro, y con sus severas sospechas, porque más bien parece un licuado de muchos melodramas y por eso no termina por cautivar. Otro remake que empieza a cocinarse es Hijas de la luna, que no es otra cosa que la versión de Televisa de Las Juanas, ahora con Omar Fierro, Cynthia Klitbo y Michelle Renaud a la cabeza del elenco, y con locaciones en el estado de Sinaloa.

A la producción de Nicandro Díaz le sugiero que cuide mucho la manera de hablar de sus personajes, porque en su anterior telenovela, El bienamado, era de risa loca que unos hablaran con acento costeño y otros no. Yo soy de la idea que es mejor que se maneje un tono neutro, para que haya uniformidad y no se preste a caricaturizaciones. En fin, que pronto veremos qué nos ofrece Me declaro culpable, producción de Angelli Nesma, con el regreso a Televisa de Juan Soler, después del descalabro que tuvo en TV Azteca, con el refrito de Nada personal.

Nicandro Díaz

A Eduardo Yáñez le urge tratar su frustración

Lupita Reyes

La niñez de Eduardo Yáñez fue marcada por la ausencia de un padre y el carácter fuerte de su madre, María Eugenia Luévano, quien era celadora en el Palacio Negro de Lecumberri. Los castigos para Yáñez iban desde golpearlo con el cordón de una plancha, hasta quemarle las manos con la misma plancha. Rodeado de carencias, tuvo que trabajar desde los ocho años vendiendo gelatinas, paletas y boleando zapatos. Soñó con ser un jugador de futbol americano; pero un día conoció al productor Ernesto Alonso, quien lo llevó a la cima de la fama dándole la oportunidad de ser el galán de moda en Televisa.

Yáñez quiso dar el paso a la internacionalización e in­tentó llegar a Hollywood, en donde se gastó su dinero aho­rrado, se endeudó, se sintió frustrado, cayó en depresión y tocó fondo en el alcoho­lismo, tomando hasta bote­llas de loción. Años después tuvo que regresar a México para reactivar su carrera en las telenovelas mexicanas y salir del bache en que se en­contraba, como algún día de­claró en el programa El Gordo y La Flaca. Mismo programa al que pertenece el reportero Pa­co Fuentes quien, al paso de Yá­ñez por una alfombra roja, le pidió su opinión sobre el Go­FundMe que su hijo abrió pa­ra recuperar su automóvil con el cual sufrió un accidente.

Eduardo Yánez y el manejo de la fustración.

Yáñez, quien ahora usted ya sabe el porqué de su frustra­ción en la vida, le asestó un gol­pe en la cara al reportero, quien no supo cómo reaccionar al ver a un Yáñez lleno de rabia. Varios actores y conductores salieron a defender al actor; obviamen­te lo hicieron pues forman par­te del mismo gremio. Por eso los programas de espectáculos es­tán en un bache, porque queda demostrado que no puedes ser juez y parte, pues simple y sen­cillamente pierdes objetividad.

Actores y conductores justi­ficaron la agresividad de Eduar­do. Lili Estefan dijo: “Tal vez se enojó porque le tocaron a su hi­jo”. ¿Le tocaron a su hijo? Si él es el primero que tocó a su hijo al ser mal padre, ¿o no es por eso por lo que se hizo el escándalo? Por su parte, Raúl Araiza ase­gura que si a él le tocan a sus hi­jas diciéndoles que él fue droga­dicto, reaccionaría igual. A ver, ¿y por qué la prensa iría a de­cirle eso a sus hijas? Si los hijos de los famosos no forman par­te del medio artístico, ¿cuándo ha visto que la prensa del cora­zón se meta a las aulas universi­tarias a cuestionar a sus hijos?

Por su parte, Andrea Le­garreta afirma que la prensa es agresiva con ellos solo por­que están en la tele. Pues si es­tán en la tele y ya saben que la prensa es agresiva, que apren­dan a manejar a los medios, que aprendan a tomar su sana distancia, como Fernando Colun­ga o Adela Noriega. Hay gen­te que se dedica a la imagen pú­blica y cobran por asesorar en manejo de crisis, ¿por qué no los contratan? Andrea Legarre­ta, evidentemente molesta, pre­gunta: “¿Habrá manera de que por ser una persona pública me dejes de faltar al respeto?”.

¡Claro que la hay! La manera es que los involucrados se respe­ten a sí mismos, sean coheren­tes y digan “no hablo de mi vi­da privada” y sea un no rotun­do; porque si un día dicen que no hablan y al día siguiente le dan la entrevista a otro repor­tero “porque es mi mejor ami­go”, ya desde ahí estamos mal. ¿O cómo cree Eduardo Yáñez que sabemos santo y seña? Otra manera es que la prensa ten­ga artistas talentosos y se pue­da hablar de ellos con orgu­llo. También está la manera en que dejen de meter a sus hijos en la boca del lobo, porque pri­mero los quieren proteger de la prensa malvada y después bus­can a la prensa cruel para que los entreviste porque sus hi­jos son ¡artistas! Entonces, ¿se­mos o no semos? ¡Pues no semos!

Paco Fuentes, el reportero golpeado por Yáñez.

MÁS TELENOVELAS ARGENTINAS

Pues eso. Que Lucero Suárez producirá el refrito de la teleno­vela argentina Sos mi hombre. Por lo visto las historias argentinas seguirán programándose en Las Estrellas, pues ahora se transmite Caer en tentación de Giselle González y después llegará Me declaro culpable de Angelli Nes­ma y el año que entra, Suárez con Sos mi hombre. Así pues, vaya preparando el chimichurri.

Lucero Suárez sin historias originales.