Web Analytics Made Easy - StatCounter
Director general: Miguel Cantón Zetina | @MiguelCanton1
Somos parte de:
Sábado 17 Noviembre del 2018
cielo claro 19°

Desde el Averno

La casa de las flores La Vero y Manolo

Daniel Bisogno

Ahora todo el mundo está hablando de La casa de las flores, esta nueva serie de Netflix producida y dirigida por Manolo Caro, protagonizada magistralmente por Verónica Castro, pues les quiero decir que si no la han visto la tienen que ver pues es una joya, la fotografía es bellísima, con un colorido que recuerda irremediablemente a Almodóvar quien evidentemente tiene gran influencia sobre Manolo esto sin demeritar en absoluto el gran artista que es, tiene un humor negro Manolo Caro que yo comparto totalmente, se burla de todo, principalmente de nuestra sociedad doble moralista que es una constante en este país, para mi gusto es un genio y ¿qué les digo de Verónica Castro? Por algo es la más grande estrella que ha dado este país, llena la pantalla con ese ángel inmenso que tiene, pero además hay que reconocer el gran trabajo actoral que se avienta en esta serie haciendo algo totalmente diferente a lo que ha hecho en su vida, un personaje muy fuerte, que lo único que pretende en la vida es aparentar que la de ella es muy buena, económica, moral y familiarmente hablando, no quiere que se sepa que el marido tenía casa chica, que la hija anda con un negro, que su hijo es gay y que además uno de sus tres hijos no es hijo de su marido, y todo empieza a salir a la luz porque el día del aniversario de su florería se cuelga en ella la amante de su marido, dejándole por si fuera poco una hija que se tendrá que quedar a vivir con ellos en la casa grande, es un trabajo de un humor oscuro intenso maravilloso, en general todo el elenco está estupendo, constancia de que están bien dirigidos, Darío Yazbek Bernal, medio hermano de Gael García está soberbio, el personaje con un humor involuntario y con una cantidad de matices me parece sensacional, Aislinn Derbez es una espléndida actriz, con una gran naturalidad y la pantalla la adora, se ve bellísima siempre, todo el mundo está hablando del trabajo de Cecilia Suárez que en definitiva es una primerísima actriz y a mí me fascina siempre su trabajo sin embargo en esta ocasión exclusivamente a mí me parece que está en otro tono, es más, en otro género, su personaje se va a la farsa completamente cuando todos los demás están muy contenidos en una comedia muy orgánica, para mí en esta ocasión Ceci está muy pasada y esto desde mi punto de vista afecta terriblemente al ritmo de la serie que siendo una comedia no es cosa menor, sin embargo hay gente a la que le fascinó este personaje y ha causado revuelo, sobre gustos nada escrito, y hablando de gustos resulta que a mi Vero no le gustaron las pelucas que le habían llevado para la serie y acabaron hasta corriendo al que las llevaba, entonces mi Vero se llevó las suyas, las que tenía en su casa, así que si ven que parecen de esas pelucas Mi Alegría se es el motivo, también resulta que la casa donde filmaron se estaba cayendo a pedazos por lo que mi Manolo tuvo que remodelar y pintar toda la casa, de hecho hay escenas donde si nos fijamos bien se ven los brochazos frescos. La verdad es que La casa de las flores se merece un aplauso de pie por todo, es una obra de arte que además toca temas urgentes para esta sociedad y de la mejor forma, el humor. ¡Manolo Caro eres un chingón¡ He dicho.

Fajes, fiestas y chilacayotes

Daniel Bisogno

Que si hicieron la fiesta, que si llevaron pirujas, que si le puso el cuerno, que si enseñó el chile, el caso es que esta invasión ya obscena a la intimidad está llegando a su límite, creo yo, sobre todo cuando se miente y se disfraza todo para ganar, eso es muy lamentable y cada vez más castigado, esas malditas redes sociales que con la mayor facilidad del mundo pueden despedazar la vida de una persona, hoy en día pueden hacer lo que quieran con una imagen o con un video, se puede fingir que dos personas se están echando un faje con agarrada de nalgas y besos de lengüita, cuando en las imágenes originales apenas y se acercaron a decirse algo, te pueden poner desnudo, con chilacayote en mano, de a cañón, echando pata con algún adolescente y prácticamente es imposible descubrir la mentira, la tecnología es útil pero puede resultar muy dañina y en el caso de las figuras públicas, resultan los más afectados, claro está que se está legislando y hoy en día, el subir alguna foto comprometedora para alguna persona, sea verdad o manipulada, como son la mayoría, puede hacer que el responsable termine en la cárcel, pero aún falta avance en este sentido, el caso es que hemos visto enseñando chile, sean verdad o armados, a Guardado (que de su apellido no tiene nada), a Giovanni Dos Santos, a Cesar D’Alessio, a Polo Morin, videos sexuales de Jenni Rivera, de Nohelia, de Michelle Vieth, de tantos y tantos, algunos verdad, otros (muchos) mentira, pero no paran, ya ven que le acaba de tocar a mi Luis Roberto Alves Zague, donde presuntamente aparece en un camerino de ESPN, empresa para la cual laboraba, enseñando tremendo animalón a través de su celular, reflejado en el espejo, mientras decía: “Mira como me tienes, como me la pones, es impresionante”, todo esto con su simpático acento portugués. Primero que nada, aquí cabe la inmensa posibilidad de que el video esté manipulado y no sea cierto, es más, eso es lo que dice Zaguiño, y le creo, si hay alguien en la vida que es un caballero, educado, agradable, buena persona, inteligente, es precisamente Zague y aunque el video fuese cierto, la verdad es que lo deja muy bien parado, literalmente hablando, pero si mi Zague dice que es falso, ¡es falso! Además lo tomó como toma la gente inteligente este tipo de cosas, a broma, dijo que es una víctima de la tecnología y el photoshop en video, se rió, dijo que ahora no se la va a acabar con la chinga que le iban a parar Martinoli y Luis García y se pasó a otra cosa, no se puede permitir que este tipo de jaladas afecten tu vida personal, que ya de por sí es muy limitada al ser una figura pública, es decir, si ya me caía bien el Zaguiño, con esto me cae mejor, se ve que tiene el apoyo de su mujer Paola Rojas, que confirma su inteligencia con esto, de hecho esta pareja nos está dando una cátedra de cómo se deben de tomar estas cosas, mentiras o no, con sentido del humor e inteligencia, mucho sentido del humor y mucha inteligencia. Moraleja.- Mi Zague, mi admiración y apoyo siempre vas a tener, solo que con sendo monstruo, en una de esas, ¡no me vayas a desconocer! He dicho.

¡Ya llegó Mercado Azteca!

Daniel Bisogno

Buenas, ¡excelentes noticias público querido! Por lo menos para mí, aunque estoy seguro de que para usted también, pues ha tenido usted el detallazo de seguir y apoyar a esta asquerosa persona que les escribe en cada cosa que hago y eso se los agradezco con todo mi amor, desde lo más profundo de mi corazón, se los digo de verdad, resulta que como ustedes saben yo soy adicto al trabajo, más por necesidad que por otra cosa, pero siempre busco trabajar mucho, en primer lugar porque amo profundamente lo que hago y en segundo porque como todos, busco darle la mejor calidad de vida posible a mi familia y no me dejará usted mentir que los niños salen muy caros, así que a pesar de toda la chamba que tengo con Ventaneando después de 22 años al aire ininterrumpidos, pues también tengo la inmensa dicha de escribir en este amado Diario continuamente para usted, Desde el Averno, además de que como productor y actor de teatro ya estamos preparando una enorme sorpresa que les platicare en mi próxima entrega, pues resulta que este 2018 está arrancando con todo y este, su seguro servidor está siendo bendecido por este año, pues resulta que Iyari González, productora incansable de Ventaneando y una gran profesional, me llamó hace unos días a su oficina, me sentó y me dijo: “¿Te gustaría conducir un programa de revista los domingos de dos a cuatro de la tarde?”, en ese momento se me iluminó la sonrisa y el alma, pues si algo amo es trabajar y más en una revista de fin de semana, que creo modestamente que es una de mis especialidades, pues conduje durante once años el programa Tempranito que fue un éxito gracias a ustedes y luego también inicié el programa Venga el domingo, sin contar la enorme cantidad de programas que he tenido la fortuna de conducir los fines de semana, como ustedes saben me aventé El Desafío de Estrellas con un gran éxito, afortunadamente, La Segunda oportunidad, Identidad, Soy tu doble, Raquel y Daniel, por solo mencionarles algunos, así que tener la oportunidad de regresar a este horario me parece simplemente glorioso, por supuesto que dije que sí a la primera, pero aún no conocía el proyecto e ignoraba que me iba a enamorar de él como lo estoy haciendo, resulta que el domingo 11 de febrero, si sale todo como está planeado, estrenaremos el programa Mercado Azteca, una revista fusión con gran contenido de deportes y entretenimiento, por parte de deportes estarán con nosotros en la conducción Carlos Aguilar, Rodolfo Vargas, Carlos Guerrero El Warrior y la guapísima de Inés Sainz y en la parte de entretenimiento Mónica Castañeda, mi Betty Monroe ¡y su asqueroso y seguro servidor! Creo que está buena la alineación, salvo su mejor opinión, la idea de volver a conducir en pareja con Betty Monroe en este, su regreso a Azteca, me parece fantástico después de haber conducido juntos los fines de semana durante muchos años en Tempranito, de hecho hasta un vidente, Ramsés Vidente, vaticinó en sus predicciones anuales que este año volveríamos a trabajar juntos La Monroe y yo en un programa de fin de semana, así que señoras y señores, ¡todo parece indicar que le atinó! ¡No era fácil esa predicción y le atinó! Déjenme platicarles que conducir con La Monroe para mi es una de las más grandes experiencias, pues nos conocemos muy bien y Betty es muy natural, muy espontánea y tiene una comedia involuntaria maravillosa, mejor compañera no me podrían haber buscado. El programa como bien le digo a ustedes será los domingos, totalmente en vivo de dos a cuatro de la tarde a partir del domingo 11 de febrero, pero ahí no para la cosa pues todo parece indicar que Mercado Azteca además de estar ya los domingos al aire, será el programa que cubra la mañana, es decir, ¡la revista deportiva matutina que cubrirá todos los días el mundial de Rusia 2018! Sí, oyeron bien, es casi un hecho que todos nos iremos con este programa a Rusia y ustedes nos podrán ver durante el mundial todos los días, durante cuatro horas diarias, en el canal 7, el canal del mundial. La verdad es que no quepo de alegría (de por sí) por este maravilloso proyecto, pues acá entre nos, siempre he querido ir a cubrir un mundial y en veintidós años en Azteca jamás se me había hecho, así que muy posiblemente por primera vez me tocará estar en un mundial, por supuesto que no es fácil dejar a mi mujer, a mi hija, a mi familia, pero ya veré cómo hago para que me alcancen, aunque sea por unos días mientras le estoy chambeando allá y por si todo esto fuera poco, el programa, terminando el mundial seguirá al aire los domingos, ¡así que un gran nuevo proyecto más! Agradezco de antemano su compañía y sintonía, ¡no les vamos a fallar! Así que lo sabe usted antes que nadie y primero que todos, ya viene Mercado Azteca. He dicho.

Uno de lengua para Lorena Herrera

Daniel Bisogno

Gárgolas infernales, animalillos de Belcebú, les escribo desde su hogar, este rincón del averno donde florece todo el ambiente del espectáculo del que les vengo a platicar, resulta que me encontré, para una entrevista larga y contundente, a nada más y nada menos que a Lorena Herrera, mire usted qué gran personaje de nuestro espectáculo que es mi Lorena Herrera, un sex simbol desde que apareció por primera vez en la pantalla chica y hasta la fecha, cualquiera pensaría que es alzada o mamila por el físico imponente que tiene, es más, estoy seguro que a varios de ustedes como a mí, se nos hubiese fruncido el cutis de haberle tirado el pedo si nos la hubiéramos encontrado en un antro alguna vez, son de esas mujeres que imponen; alta, rubia, buenísima, mamadísima y todo lo que termine en ísima, recuerdo haberla visto en mi adolescencia en algún restaurante y no había quien no volteara a verla, hombres y mujeres por igual, en Ventaneando la habíamos sacado en entrevistas infinidad de veces, pero nunca había estado sentado tet a tet, frente a frente o como dirían los españoles, vis a vis, así que nos citó en su oficina que está ubicada en la Colonia Florida, al sur de la Ciudad de México y hasta allá llegamos, justo enfrente de donde tiene su oficina hay una reconocida escuela que es secundaria y preparatoria, hubieran visto la cara de los pubertos que se encontraban comprando chicharrones con cueritos, pues era justo la hora de la salida cuando vieron descender del flamante deportivo blanco a Lorena Herrera, no daban crédito.

El caso es que apareció mi Lorena en la oficina vestida de blanco, de verdad impactante, y en cuanto abrió la boca se esfumaron todas mis dudas y mis miedos, ¡no se imaginan ustedes lo alivianada y buen pedo que es! Lorena Herrera además de estar como está, es simplemente gloriosa, empezó la plática y comenzamos a reírnos y a platicar como si fuésemos amigos de años de las chingas que se mete todos los días en el gimnasio, pero se ve que le encanta, se cuida tremendamente con la comida, nada de grasas, mucha fruta, verdura, tofu, semillas y cosas así del diablo, aunque me confesó que cuando le entra el antojo entonces si se va a los tacos y se revienta unos tacos de lengua, si, oyó usted bien, unos tacos de lengua con cebolla, cilantro, limón y salsa verde.

Me estuvo contando de su carrera, pues mi Lorena no deja de tener presentaciones absolutamente todos los fines de semana del año, le va maravillosamente con sus shows, además que es la mera mera petatera de la comunidad LGBTI.

De hecho se presenta constantemente en antros gays además de los palenques y teatros del pueblo que realiza sin parar.

Ahí donde la ven, mi Lorena Herrera solamente ha tenido seis parejas a lo largo de toda su vida y con esta última, Roberto Assad, ¡lleva ya quince años de relación! Me contó que los dos respetan totalmente los tiempos y espacio del otro, por eso es que la han armado tan bien, mi Lorena acaba de sacar un nuevo sencillo que ya está en las plataformas digitales, se llama Tócame y estoy seguro que pronto será el himno de todos los antros, esa es la penetración que logra mi Lorena con esa belleza y ese ángel que le caracteriza, vigente en el gusto del público y nunca olviden que en esta carrera, la permanencia es el triunfo y Lorena lo tiene. He dicho.

 

Julio César Chávez

Daniel Bisogno

Todos tenemos una imagen o un recuerdo relacionado a alguna pelea de Julio César Chávez, yo por lo menos tengo muchas, desde una muy triste cuando mi tío Luis, el hermano menor de mi mamá, fue a ver una pelea a un bar en la colonia Portales y tuvo la mala fortuna de que entraran a asaltar el lugar y lamentablemente él perdió la vida en ese lugar, hasta grandes recuerdos con mis amigos visitando algún restaurante o bar para ver pelear a Julio César Chávez, o en alguna casa de los cuates, donde hacíamos la vaca para pagar entre todos el pago por evento, que era como se transmitían estas peleas y siempre era un grato sabor de boca, porque dicho sea con verdad, el boxeador es de los poquísimos deportistas mexicanos que no nos defraudaron, que prácticamente siempre nos hacía salir con el exquisito sabor de la victoria y no con la terrible frustración de la derrota, como ya nos tienen acostumbrados la mayoría de nuestros deportistas, con Julio César eso no pasaba, él nos dio la esperanza durante muchos años y nos demostró fehacientemente que México podría ser un país triunfador.

Una cantidad enorme de peleas que paralizaban a toda la nación y que nos llenaban de inmensa felicidad, pues después de muchas emociones sabíamos que Julio iba a ganar, sin duda el pugilista ha sido el deportista mexicano que más alegrías y satisfacciones le dio a su pueblo en toda la historia, cada que peleaba sabíamos que iba a ser un día de fiesta y así era, durante una cantidad casi incontable de peleas, siempre cumplió como los grandes, hasta que un día por la cuestión natural de la edad tuvo que dejar el deporte, pero en todos sus años de plenitud solo nos dio dicha y felicidad, es por eso que me dio mucho gusto el enterarme de que TV Azteca produciría una serie biográfica sobre el campeón, sobre su historia, una historia sobre la que se especulaba mucho, se decían cosas, eran secretos a gritos, pero al final a nadie le constaba nada, así que la idea de que sea precisamente él, desde el fondo de su corazón, quien se atreva a compartir su historia y así fue, se los digo porque acabo de ver los primeros capítulos de esta serie que está a punto de estrenar en Azteca y es una verdadera obra de arte, la dirección, la fotografía, el ritmo, las actuaciones, pero más allá de todo la historia, es una joya y lo es porque está contada sin tapujos, a calzón quitado, toda lucha por su protagonista, Julio César, que con una valentía se atrevió a contar todo y cuando digo todo, me refiero a todo sobre su vida.

La historia empieza con su niñez, pero va y viene a la edad de su juventud, se hace notoria la pobreza en la que vivía el ídolo con su familia, en unas casitas muy pobres a la orilla de las vías del tren en Culiacán, Sinaloa, y como el campeón, niño aún, copiaba un poco a sus hermanos mayores a los que les gustaba el box, pero cachito, como le decían de niño a Chávez, salió bueno pal trompo desde muy pequeño, pero la madre intentaba alejarlo a él y a sus hermanos de este deporte a como diera lugar, por el sufrimiento que puede llevar consigo, pero como todos sabemos, al final no lo logró, aquella promesa que le hace Julio a su madre, de que cuando pudiera ganar dinero le iba a construir su casa en Culiacán, fue de las primeras en hacerse realidad, Julio se convirtió en la máxima Estrella del deporte mexicano y con ello llegó la fama y por supuesto el dinero, mucho dinero. Recordemos que Julio César llegó a cobrar hasta veinte millones de dólares por pelea, así que imaginen ustedes la fuerte suma de dinero que llegó a ganar a lo largo de su carrera, claro está que nunca faltó el familiar o amigo que llegó a pedirles dinero prestado, dinero que por supuesto jamás le pagaron, ya ven como es la vida que al que se fleta, trabaja y lucha por salir adelante es con el que se encajan, al que explotan y el que cree la gente que tiene la obligación de darles, ¡imagínense ustedes la injusticia!

Y los huevones, parásitos, los mediocres, son los que como rémoras se dedican a carroñear al que sí le ha chingado, ese es el caso de Julio César y el de muchos otros que conozco; él ha tenido que mantener a casi toda su familia, incluyendo hasta primos, sobrinos y uno que otro buitre más, como él fue exitoso pues que se chingue, ya ven que así piensa equivocadísimamente la gente, Julio tuvo su problemita con la infidelidad y lo cuenta en la serie sin tapujos, cuenta también su enorme problema de adicción a la cocaína y al alcohol y cómo influyeron de manera drástica en su vida y en su carrera, que hizo con su dinero, ¿cuánto perdió con los vicios y las mujeres? ¿Le quedó para poder sobrevivir cómodamente? Nos cuenta también cuantas fueron sus amantes, como se quedó enamorado siempre de la madre de sus hijos mayores, el cómo su esposa actual, Miriam, lo ha ayudado a salir adelante en todos aspectos y la relación distante que ahora tiene con sus hijos mayores. Todo es contado con una calidad y con un ritmo glorioso.

Con esta bioserie vamos a corroborar al gran deportista que hemos tenido, al gran boxeador y no sólo eso, ¡cómo hasta el día de hoy sigue siendo ejemplo para muchísimos mexicanos! Así que sin cebollazo, vean la espectacular serie de El César y recordaremos quienes somos todos, y lo mejor, en quién nos podemos convertir. He dicho.

 

El reencuentro de México

DESDE EL AVERNO

Por Daniel Bisogno

Twitter/@DaniBisogno

“Tu llamado es a las 8 de la mañana para empezar a grabar a las 9”, fueron las palabras de mi productora Iyari González para grabar unas cápsulas que se llaman Noveleando y que originalmente las hace Pedrito Sola pero como el viejito huevón anda de vacaciones, pues aquí tienen a su tarugo, a las 8 de la mañana. Al llegar, al pasar por los torniquetes de acceso, una persona de seguridad me dijo: “Señor Bisogno, a las 11 de la mañana vamos a tener un simulacro de sismo, para que no se espante. Van a sonar las alarmas y se van a seguir los protocolos”. La verdad, me fui pensando por qué se les ocurría eso hoy (aniversario del sismo)? Llegué al foro, empezamos a grabar, estábamos de lo más divertidos y dieron las 11 de la mañana, sonaron las alarmas, salió la gente ordenadamente y yo comenté con mi productora que tal vez este simulacro se hizo como una especie de homenaje de que se cumplían 32 años del terremoto del 85. En ese momento me vinieron a la mente aquellas imágenes de los que, aunque muy pequeños, lo vivimos. La gente salía un poco a regañadientes a este simulacro, sobre todo los que no lo vivieron.

Regresamos a grabar y justo cuando solamente nos faltaba una cápsula, sentimos el jalón y todas las lámparas, la escenografía, la iluminación, las bocinas pesadísimas se empezaron a mover como si fuesen de papel; el piso se hacía ondas, no se podía caminar por el movimiento. De inmediato corrimos hacia afuera, ya ahí todo eran gritos, llantos. Todos los que salieron de malas al simulacro ahora estaban aterrados y con ataques de pánico. Cambia mucho la cosa cuando a uno le toca vivirlo en carne propia; un terremoto no es cualquier cosa, nos hace ver cuán frágiles somos ante la furia de la naturaleza. Pensar en la posibilidad de perderlo todo, incluso la vida, en cuestión de segundos, resulta muy traumático.

Nosotros, estando en un centro de comunicaciones, empezamos a ver la desesperación de todos por tratar de establecer contacto con sus familiares. De inmediato, como siempre, la verdad, empezó la fuerza de reacción por parte de TV Azteca. Salió Benjamín Salinas acompañando de Jorge Garralda, empezó a fluir la información de inmediato y con todos los empleados de los cinco edificios. Benjamín tomó el altavoz y organizó a todos, la gente de los edificios, ventas, administrativos, etc., podrían ir a sus casas a ver a sus familias para la revisión exhaustiva de las construcciones y que mandara la seguridad de la gente por sobre todas las cosas. Toda la gente que hacemos y nos dedicamos a la televisión nos quedaríamos a hacer lo nuestro: informar, comunicar, ayudar. De inmediato nuestro foro se convirtió en un centro de operaciones: pantallas, reporteros, equipo de producción, todo esto sin contar lo que ya se movía en el búnker de Fuerza Informativa Azteca. Empezamos a ver las tomas de los helicópteros, todo lo que estaba sucediendo, gente sufriendo, de inmediato  nos trasladamos 32 años en el pasado: el terror, la incertidumbre, la desgracia, pero al poco tiempo empezamos a ver con las imágenes que México había aprendido la lección del 85, vimos un México mucho más preparado para la desgracia. Después de 32 años las construcciones se hacen de otra manera, tanto que nuestra ingeniería es modelo para muchos otros países. Ahora la gente sabe qué hacer, sabe cómo moverse, por eso este terremoto fue totalmente distinto al del 85. Dentro de la tragedia, que es inevitable, el recuento de los daños es mucho menor que el del otro fatídico 19 de septiembre; lo que no cambió es el corazón del mexicano, ese mexicano que ayuda sin mirar a quién; ese mexicano que es capaz de quitarse el pan de la boca por dárselo a su hermano que lo necesita; ese mexicano ingenioso que se las arregla para ayudar; ese mexicano que sin importarle el cansancio, las inclemencias del tiempo, la tristeza, está ahí para ayudar a quien lo necesita; ese mexicano que se nos estaba olvidando que tenemos dentro.

Dicen que a veces las tragedias traen bendiciones y creo yo que este es el caso, nuestro país estaba pasando por un mal momento: violencia, inseguridad, desunión; sin embargo, esta tragedia está recordándonos nuestra esencia, lo que nos caracteriza como pueblo, nos está recordando quiénes somos, y no hay nada más hermoso que reencontrarnos con nosotros mismos, recordarnos que México  está en pie gracias a su gente, esa gente buena, indestructible, piadosa; esa gente que se ha sobrepuesto a todas las tragedias, temblores, huracanes, gobiernos, a todo. Así que entre todas estas malas noticias hay una muy buena: el resurgimiento del mexicano. ¡Ánimo, mi gente, ánimo mi México!, de peores te has levantado; y si lo dudas, aquí estamos todos los mexicanos para recordártelo. Tu corazón resurgirá muy pronto y de nuevo de esos escombros, escombros que volverán a juntarse para ser el México que siempre hemos sido. He dicho.

Corta al patán

Daniel Bisogno

Twitter/  @DaniBisogno

¡Nuestro cine mexicano está cambiando, público querido! A veces late bien y otras tantas para mal; recordemos que hace unos 25 años aproximadamente se trató de sacar de las cenizas a nuestro cine, después de como lo dejaron las películas de ficheras, que durante dos décadas lo vapulearon sin cesar. En ese entonces empezaron a surgir algunas películas de calidad con directores brillantes, La mujer de Benjamín, Cabeza de Vaca, Solo con tu pareja, La tarea, Sexo, pudor y lágrimas, Rojo amanecer, más tarde Y tú mamá también, Así es la vida, La perdición de los hombres, Los motivos de Luz, El Callejón de los Milagros, Amores perros y Dos crímenes, por solo mencionar algunas.

Empezaron a levantar de la lona a nuestro cine, empezó poco a poco a retomar prestigio; vinieron los premios, los reconocimientos, los directores de la talla de Cuarón, Iñárritu, Del Toro y los de más experiencia como Jorge Fons, Arturo Ripstein, entre otros. Fue rescatando y consolidando de nueva cuenta el cine que durante tantos años nos representó exitosamente a nivel mundial; pero siendo muy honestos, la mayoría de las películas antes mencionadas eran muy buenas, pero un tanto depresivas. Hagan memoria: casi todo nuestro cine estuvo enfocado en mostrar, a través de buenas historias, todo lo más bajo y ruin de nuestra sociedad. Amores perros, por ejemplo, o Los motivos de Luz, donde Patricia Reyes Spíndola después de una vida totalmente miserable, un buen día decide matar a todos sus hijos y luego a ella misma. Sí, muy buenas historias, pero muy crudas, muy duras. Y durante varios años esta fue la tónica; pero de unos cuantos años para acá como que a alguien le cayó el veinte de que nuestra gente, todos los mexicanos, también queremos y necesitamos reír. Entonces empezaron a surgir en nuestro cine los primeros intentos de regresar a la comedia, género que antes lo hacíamos maravillosamente con Tin Tan, con Cantinflas, con Mauricio Garcés, con Joaquín Pardavé y muchas otras figuras. Recuerdo una verdadera obra de arte de humor negro, El esqueleto de la señora Morales, con Arturo de Córdova y Amparo Rivelles, escrita por Luis Alcoriza, quien fuera marido de Angélica Ortiz, mamá de Angélica María, abuela de Angélica Vale y de paso tía abuela mía. La comedia es de los géneros más difíciles y la gente tiende a minimizarla, pero ahora que se está retomando en nuestro cine, se habrán percatado de lo compleja que es, pero absolutamente necesaria. Y aunque muchos han tomado el camino fácil intentando hacer comedias románticas al estilo gringo, pero región cuatro, otros han hecho buen trabajo. Por eso cuando mi vieja me pidió que la llevase a ver Cómo cortar a tu patán, pues la verdad me sentí ñañaroso y de momento no accedí. Pero luego tuve de invitados en Ventaneando a dos de los protagonistas, a Mariana Treviño, a quien usted puede ver en Club de Cuervos como protagonista, y Cristopher Von Uckermann, a quien obviamente usted recordará en RBD; pero también en Kdabra, donde hizo Uckermann un trabajo excepcional.

 

Así que cuando vi de qué trataba la película y combinada con estos dos grandes actores (porque Mariana Treviño es una verdadera joya, fantástica para la comedia) también como que empezaron a darme ganas de ir a ver la película. La contaron tan sabroso y tan sueltos en el foro de Ventaneando que hasta me dieron ganas de ir a verla, así que le dije a mi mujer: “Ándale, vamos a ver la chingadera esa de película que quieres ver”, y pues hasta allá fuimos a dar. Y como no habíamos comido, hasta una torta cada uno con un bote de palomitas para los dos y un refresco cada uno por la módica cantidad de 388 pesos (pinches ratas) pero la verdad es que la disfruté. Ya con el salami en la boca, sin albur, arrancó la proyección, claro que para ese momento mi vieja ya se había empacado toda la torta, y como traga como perro de La Marquesa, a la primera, de una masticada y sin tomarle sabor, pues ya nomás le quedaban como tres palomitas y un sorbito de refresco; en cambio yo estaba casi nuevo: tres cuartos de torta y todo lo demás intacto. Imaginen ustedes que la película cuenta la historia de dos hermanas huérfanas que viven juntas y una (Mariana Treviño) reniega del amor, es terapeuta al respecto, y dice que jamás hay que enamorarse; la hermana más traviesa y juguetona (Camila Sodi) está estrenando un novio que le quiere presentar a la hermana mayor. La hermana mayor se va de antro y ahí conoce a un chavo (Sebastián Zurita) con quien se va a ponerle peluca a Kojak esa misma noche; echan pasión, ella, como es su costumbre, se va sin avisar a la mañana siguiente y cuando llega a su casa la hermana le presenta al novio. Vaya sorpresa cuando ella y nosotros vemos que es precisamente con el que ella se acostó (Sebastian Zurita) a partir de ahí surge esta historia y vemos las peripecias de Mariana Treviño para separar a su hermana de las garras de este patán. De hecho tiene que valerse de la ayuda de su maestro de yoga, quien es su mejor amigo (Von Uckermann) para que ayude a alejarla de ese patán. La película no es pretenciosa, está simpática, te ríes en varios momentos, que es lo que más necesitamos, y cumple con su cometido. Es ligera y bien actuada, la dirección es buena. En resumidas cuentas, me gustó, con decirles que hasta me cayó bien Camila Sodi en su personaje. Mariana y Cristopher están muy bien y Zurita no se diga, así que si quiere reírse un rato sin mayores ideales, vaya a ver Cómo cortar a tu patán, y si quieren deleitarse las pupilas, para los hombres está mi Camilita y para las mujeres Zurita y Uckermann, que sale sin camisa para que se vayan tocando sus partes desde ahorita. He dicho.

Camila Sodi y Mariana Treviño

La alfombra de Hombre al Agua

Ciudad de México (08/05/2018).- Alfombra de la Película Hombre al Agua en Plaza Antara. PHOTOAMC
Daniel Bisogno

Después de hacer una hora y media de pinches corajes, ya que para mi asquerosa persona, lo peor que le pueden hacer es mandarla a un lugar con tráfico, así que ya se pueden imaginar lo que maldije de ir de TV Azteca en el Ajusco, a Antara en Polanco, cruzando por todas sus calles, eso sí fue de verdad estar Desde el averno, pero al final, después de unos cuantos chingas y varios más No se puede ser tan pendejo, logré ingresar al centro comercial, ahora, el siguiente problema era el lugar en el maldito estacionamiento, así que por la cantidad de personas que invitaron a la premiere de la película de Eugenio Derbez, Hombre al agua, aquello era una locura, afortunadamente después de unas cuantas vueltas en donde mi cuerpecito podría llegar caminando, encontré justo enfrente de la escalera eléctrica a una señora huevona, que al igual que yo, estoy seguro que esperó horas por ese lugar, pero en cuanto sacó el trasero del vehículo metí yo el mío y me pude estacionar fantásticamente, desde que subí la escalera empezó a emerger aquel tumulto de fans, periodistas y artistas, me encaminaron de inmediato hasta la mentada alfombra roja, donde ya estaban desfilando algunos invitados, ahí me encontré con Alex Sirvent, que venía muy galancito con un trajecito muy exótico pero muy pipirisnais y como tiene muy buen cuerpo pues se le veía muy bien. Por allá apareció mi Danna Paola, con un vestido azul abierto de la pierna, que por cierto se veía cachondísima, mi Rebecca Jones totalmente repuesta de la enfermedad que le aquejaba, Cecilia Suarez también, todas las participantes de Mexicana Universal, unas divinas, otras verdaderamente arácnidas, pero muy contentas todas, Jesús Ochoa y Omar Chaparro, quienes además fueron invitados generosamente por Eugenio para actuar en dicho filme, en un claro ejemplo de solidaridad, de amistad, de hacer equipo, de demostrar quiénes somos los mexicanos en nuestro país y en los Estados Unidos, de verdad que este gesto de Eugenio Derbez, sin envidia ni inseguridades, de llamar a otros comediantes mexicanos a trabajar con él, habla directamente de su grandeza. Todo el elenco de Ventaneando estuvimos ahí, contestando preguntas sin parar ante la prensa, Manolo Caro, Jacqueline Bracamontes, hermosa por cierto, a quien esperamos con los brazos abiertos para la nueva versión de La Voz Kids, pues nadie lo hará como ella, fotos con las multitudes, con unos fans que siempre van a estos eventos y siempre piden la misma foto, así tengan miles contigo. Aquello era la locura, los hijos de Derbez ahí andaban, Vadhir y José Eduardo, todo mundo celebrando una prueba de éxito, un ejemplo de lucha que tanta falta nos hace a los mexicanos. El gran ausente fue Adrián Uribe, que como ustedes saben, también sale en la película pero está muy delicado de salud, lleva tres operaciones, tuvo una arritmia cardiaca y peritonitis y sigue en terapia intensiva. He dicho.

Ciudad de México (08/05/2018).- Alfombra de la Película Hombre al Agua en Plaza Antara. PHOTOAMC

Que anfitriones los Ramones

Daniel Bisogno

De las cosas fantásticas público querido que tiene esta profesión, es sin duda alguna el poder hacer amigos entrañables que la gente no podría ni imaginar, las estrellas que ustedes ven en la pantalla y yo también de repente, con el trato, el trabajo y el día a día, se convierten en amigos más allá de las cámaras y los reflectores, como este caso he tenido tantos en mi vida, he tenido la fortuna de conocer a fondo y ser amigo de verdad de gente como mi Kuno Becker, Los Mascabrothers, Aracely Arámbula, Los D’Alessio, Ninel Conde, Anahí, El Negro Araiza, Alan Tacher, por solo mencionar uno que otro de la afortunada lista de verdaderos amigos que he hecho en esta profesión, y del que les voy a contar a continuación lo conocía en la televisión como todos, lo admiraba, algunas veces llegamos a coincidir en persona como en la boda de Anette Cuburu en Acapulco o en algunos estrenos de teatro, pero realmente fue hasta que hicimos juntos El Tenorio Cómico que Adal Ramones y yo comenzamos a tratarnos a fondo, a coincidir en muchas cosas, en formas de pensar y de ser a título personal y a título profesional, uno nunca sabe cómo ni con quien va a hacer química y con mi Adalito se hizo, además de talentoso, cosa que se agradece, tiene un sentido del humor cáustico, justo como el que le gusta a su asqueroso y seguro servidor que les escribe, así que a partir de ese momento nos empezamos a llevar bien y a coincidir y por si fue ra poco, mi mujer y Karlita, la esposa de Adal se volvieron íntimas, ya ve como son las viejas, ¡se volvieron una!

Y pues este fin de semana nos invitaron a su departamento en Acapulco y como ustedes saben, pues yo tengo que viajar siempre como húngara, pues hasta allá fuimos a dar con mujer, niña y nana en la camioneta, eso sí, con unos vinitos y el whisky que le gusta a mi Adalito y tocamos el timbre ya en el paradisíaco puerto y no saben ustedes el trato que recibimos desde que llegamos, el departamento de mi Adalito está muy pipirisnais y ellos, los dos, son unos anfitriones maravillosos, llegamos el sábado a primera hora pues el viernes me tocó ir a hacer Ventaneando a la ciudad de Puebla de los Ángeles, así que ya llegué muy tarde como para a esa hora tomar carretera, a las 6 de la mañana hasta la nana de mi niña ya tenía puesto el pedorrón en el asiento, en cuanto llegamos, cuatro horas después, que nunca he podido hacer menos de camino, toda la gente se llena la boca diciendo que hace tres horas, bueno hasta uno me dijo una vez que él hacía siempre dos horas y media, !pinches mentirosos! ¡Son cuatrocientos kilómetros! Yo me he ido metiéndole pata sin parar y jamás he podido hacer menos de cuatro horas, pero eso es harina de otro costal, alrededor de las 10:30 ya estábamos sentándonos en la mesa de la terraza del piso quince, donde mi Adalito tiene su departamento, ya nos estaban esperando para desayunar, con frutita, sopecitos con chorizo y unos huevos en cazuela que eran una joya, a y un cafecito, al poco rato y después de unas cuantas risas llegó mi comadre Raquel Bigorra, quien también estaba invitada, solo que se quedó en su propio departamento, pero todo el día estaba con nosotros, nos bajamos a la playita a retozar las carnes y la pasamos gloriosamente, mi Adal se llevo a sus dos hijos, a Paola de 16 años y a Diego de 8, Paola además se llevó a dos amigas de la escuela, y como están en la edad de que empiezan a querer salir de reventón, pues era toda su intención, pero poca gente conoce quién es Adal Ramones como papá, es verdaderamente admirable, entregado totalmente a sus hijos, a su educación, es estricto pero amoroso y sus hijos por consecuencia son el equivalente, buenos niños, obedientes, cariñosos, acomedidos, todo bien, ahí estuvimos disfrutando de la compañía del mar y el sol, por la noche fuimos a echar la cenita a un restaurante japonés: Adal, Karlita, La Bigorra, Alejandro Gavira su marido y mi compadre, la hija de Adal y sus dos amigas, mi mujer y yo, hubo que interrumpir momentáneamente el convivio para llevar a las niñas a un antrillo que estaba justo al lado del restaurante y fíjense nomás, Adal le dio permiso de ir dos horas.

Las fuimos a dejar, seguimos en el restaurante celebrando, de hecho nos encontramos ahí a mi Ninel Conde que iba con dos amigas y curiosamente estaban en los mismos departamentos que nosotros, hasta nos echamos un traguito para celebrar el encuentro, por cierto, mi Ninel estaba también con nosotros en El Tenorio, a las dos horas justo fuimos por Paola y sus amigas y cinco minutos antes de la hora pactada ya estaba ahí paradita y bien portada, ¡pa’ que vean lo que es tener bien educados a los chamacos público querido! Luego Adal, Karlita, Cristina y yo nos quedamos hasta las cuatro de la mañana platicando y riéndonos en la terraza y el domingo, fantástica la convivencia también, mi Karlita como una reina se aventó un pulpo enamorado ¡que estaba simplemente exquisito! Todos le entramos como si no hubiese un mañana, hasta mi Michaela le pegó y también mi ahijada Rafaela, las dos con su pañal pero ¡trague y trague pulpo!

Todavía en la noche fuimos a que nos dieran un masajito en el spa del edificio, salimos como nuevos, tan nuevos que estamos planeando mi Adal y yo hacer algo juntos, ya les informaremos pero va a estar muy bueno. Por lo pronto vengo en la carretera de regreso y puse a mi mujer a manejar mientras escribo estas líneas, pero ya los tengo que dejar para seguirle yo. He dicho.

Alargan telenovela Tres familias

Daniel Bisogno

Twitter/@DaniBisogno

Tanto que contarles de este mentado mundo de la farándula público querido, dador de amor y cariño, a su vez que luego no sabe uno por dónde empezar, pero nada más para que se les vayan acentuando las tepalcuanas, podríamos iniciar contándoles a ustedes que acaban de decidir alargar la telenovela Tres familias, sí, la única en tono de comedia, por lo menos voluntaria, que tiene Tv Azteca, y es que hay que mencionar que ha sido muy bien recibida por todo el público que nos demuestra algo que es verdad, nuestro México quiere reír, así que todo el elenco está verdaderamente feliz, incluyendo por supuesto a mi querido Carlitos Espejel, a mi Amaranta Ruíz, a mi Sylvia Pasquel y a todos los que hacen posible esta novela, pues con esto les garantizan chamba hasta más allá de mediados del otro año, es decir, sueldo también.

Todo el equipo de Ventaneando asistió, menos Pedrito

Fíjense que a raíz de que en Ventaneando tuvimos la exclusiva de que el actor Carlos Peniche, hijo de la actriz Alejandra Peniche y sobrino de Arturo Peniche, lamentablemente estaba viviendo en situación de calle (es decir, hecho un reverendo teporocho), pues hasta mi Twitter han llegado mensajes preguntándome que dónde lo localizan, que cómo lo pueden ayudar, de hecho me escribió hasta un amigo de la infancia del actor, diciéndome que se lo quería llevar a su casa en lo que lograba salir adelante y es que acá entre nos, sí da bastante lástima ver hasta dónde te puede llevar una adicción, imaginen ustedes, este chavo iba por muy buen camino en la actuación, llevaba varias novelas, programas unitarios, obras de teatro, bueno, si me apuran hasta enseñó el chilindrón en Posdata tú gato ha muerto, iba bien y de repente, al paso de algunos años, ya está durmiendo en la banla calle (literalmente), que le quitó todo lo que tenía y que el único motivo por el que duerme en las banquetas es porque no tiene IFE (háganme el fabrón cavor), y que por eso no ha podido cobrar un dinero que le ha enviado la mamá, así que por falta de identificación vive en la calle, figúrense.

A mi Carlos Peniche le ha ido muy mal en la vida

Les platico que el día de ayer se hizo una cena-convivencia con una parte muy selecta del talento de la empresa, con los ejecutivos, la gente de ventas, entre algunos otros, ahí nos tienen a los infaltables, mi comadre Raquel Bigorra y su asqueroso pero seguro servidor, por supuesto el elenco completo de Ventaneando, solo que sin Pedrito, como es costumbre, ya ven que él se acuesta temprano, no sé si se duerme, pero de que se acuesta temprano se acuesta temprano, así que el muy viejo huevón simplemente no fue, pero nuestra amiga y patrona Pati Chapoy ahí estaba, acompañada de mi querido Álvaro Dávila, su marido, por ahí también se sentó en su mesa Mónica Garza, que ya andaba con prisa de irse desde que llegó, pues recordemos que tiene que madrugar, pues tiene muy temprano el noticiero en el canal 40 y luego no hay maquillaje que cubra la ojera, en nuestra mesa estábamos mi comadre La Bigorra con su marido, Sergio Sepúlveda con Laura, su mujer, Adrián Patiño productor de Venga la Alegría, con María José Rosado que es su mujer, guapísima y muy agradable como siempre, mi querido Ernesto Laguardia y su esposa, que son lo máximo, y con quienes estamos viendo la posibilidad de irnos junto con nuestros hijos al crucero de Disney el año entrante, también estaba por ahí mi queridísimo Brandon Peniche, quien ya forma parte también de nuestras filas, cosa que me da muchísimo gusto, está casado con Cristal, hija de una de mis mejores amigas de toda la vida, o sea mi Sharis Cid, con la que estudié en el CEA de Televisa y adora al Brandon (que por cierto, es primo del actor queta, y cuando hablamos con él, un tanto desorientado, diciendo que la novia lo dejó en que les platico anda en la calle, pero su familia dice que la verdad es que no se deja ayudar, bueno ni para acompañarlo a ir a sacar su IFE), también estaba por ahí Edith González, Vanessa Claudio, por supuesto Magda Rodríguez, acompañada de sus conductores de Enamorándonos, Andreita Escalona su hija, que está ya preparándose para el próximo estreno del programa El Club de Eva, la nueva revista femenina, que por cierto arranca el 15 de enero en Canal Trece, que posteriormente será el Canal 1, el elenco es: mi Andreita Escalona que cabe mencionar es una muy buena conductora, Laura G que ya ve usted que ahora todas las de Televisa andan como burro sin mecate, pero está bien, Maritza Rodríguez, conductora que ha hecho su carrera en Estados Unidos, pero es muy buena además de estar guapísima, y les falta una que iba a ser Cecilia Galliano pero parece ser que se salió de presupuesto, pues quería cobrar para mí lo que sí se merece, pero como el dinero no es mío, pues mi opinión les vale madre, así que no se quedó la Galliano y están buscando una conductora con más o menos ese perfil, de hecho hace unos días fue vista por los pasillos de Azteca mi Annette Cuburu, pero no hay nada escrito,

Carlitos feliz con su novela

¿ustedes a quién pondrían? Una chava guapa, simpática y buena conductora de unos cuarenta y poquitos. ¿Cómo les quedó el ojo? Me despido que todavía traigo confeti y cacahuetes japoneses en los calzones del fiestonón de ayer, nos leemos el martes Desde el Averno. He dicho.

Mi comadre siempre bella

Cambios fuertes en Azteca

Daniel Bisogno

Le pese a quien le pese, la televisión es el medio de más impacto y mayor penetración a nivel mundial y lo seguirá siendo por muchísimo tiempo más, de repente la gente se deja llevar porque las redes sociales son tal o cual cosa, pero la verdad es que la televisión es la televisión y punto, millones y millones de personas la ven diariamente, aunque lo nieguen y sea un placer culposo para ellos, lo que sí es cierto, es que la televisión como tal ha ido evolucionando y lo hará cada vez más, la inmediatez es lo de hoy, es decir, las noticias, el espectáculo, los deportes, el entretenimiento en general, es lo que rifa hoy en día en la televisión y lo que más niveles de audiencia alcanza diario, la televisión de hoy prácticamente tiene que ser en vivo y en ese sentido no hay, ni habrá, por lo menos en los próximos cincuenta años ,quien se le acerque, simplemente por cuestiones estructurales, de respaldo, de equipo, económicas y muchas más, lo que se ha visto de algún modo afectado han sido los llamados enlatados, las novelas, aclaro esto en la televisión abierta, aunque creo que esto será temporal, pues vemos, por ejemplo, la serie de Luis Miguel que está siguiendo los protocolos de programación de la vieja escuela de la televisión abierta, es decir, está regresando a los orígenes, ahora en una plataforma como Netflix, pero con un capítulo semanal que la gente espera cada domingo con ansias, como pasaba antes, el lunes todo el mundo lo comenta. La modernísima Netflix está retomando la receta fundamental de la televisión abierta. pero volviendo a lo que les mencionaba, TV Azteca acaba de anuncias a través de su C.E.O. Benjamín Salinas, que ahora la programación de la empresa estará enfocada básicamente al entretenimiento en vivo y por lo pronto se hará una pausa con los programas seriados, o sea, el vivo es lo que rifará en azteca, arrancando con ciertos cambios en su programación de manera inmediata, arrancará con el noticiero Hechos A.M., siguiendo con Venga la Alegría, Todo un show, Hechos Meridiano, Escape perfecto y atención, aquí empiezan los cambios, ahora Ventaneando será de dos horas, de 4 a 6 de la tarde, Enamorándonos de 6 a 8, a las 8 entrará una novela turca y a las 9 otro seriado en lo que se preparan los programas que los sustituirán en esos horarios, el llamado prime time en poco tiempo ya no serán telenovelas en TV Azteca, así que ya se verá que es lo que entrará en su lugar, por lo pronto fueron tan drásticos estos cambios en Azteca, que hasta dejaron ya de formar parte de la empresa como tal, los encargados de las telenovelas, Joshua Mintz y Ana Celia Urquidi, de manera sorpresiva están fuera de batalla en Azteca, aunque se habla de su regreso a Televisa, ¿será? ¡No lo dudo! Ya ven que está de moda el tráfico de talentos en la televisión actual, en Azteca decentemente se les recibe con alfombra roja y allá apenas y se les permite bajar del pesero, pero de que hay tráfico hay tráfico. Así que se enteraron primero aquí, donde arden los infiernos aquí mero, Desde el Averno. He dicho.

A oscuras me da nervios

Daniel Bisogno

Así es señoras y señores, después de dos meses de ensayos a marchas forzadas, por fin el día de mañana daremos nuestra primera función a boleto pagado, pues ya llevamos tres funciones o previos (como le llaman ahora) con algo de público, amigos, familiares y párenle de contar, esta obra es un reto para todos nosotros, pues cuando escribió A oscuras me da risa, mi querido Luis Ernesto Cano (Q.E.P.D.). de manera magistral, no pensó en la chinga que se tendrían que parar los actores para poderla ejecutar, es una obra que requiere de una precisión matemática; entradas, salidas, los diálogos, todo requiere de tal precisión y exactitud que si por algún motivo uno se distrae tantito, ya se chingó la obra porque no entraste a tiempo y ya no le pudiste dar el pie al compañero, requiere el 110% de nuestra atención, pero el resultado es espectacular, pues la gente se carcajea de principio a fin, pero sí requiere de un gran esfuerzo físico y mental por parte de los actores, el elenco de esta puesta en escena es simplemente maravilloso, ahí les va: Ariel Miramontes Albertano, que es simplemente glorioso, mi comadre Raquel Bigorra, que está estupenda, Armando Araiza, que las mujeres se vuelven locas y uno que otro hombre también, Benito Castro, que es un maestro y una institución en la comedia, Wendy Braga, que también está muy bien y José Luis Guarneros El Macaco, que es una joya haciendo a Resurrección.

La historia es muy divertida, pues un matrimonio infiel pretende que el otro se vaya de viaje para poderse llevar cada uno a su respectivo amante a la casa, pero por las circunstancias que ustedes descubrirán, ninguno de los dos se va y se quedan en la casa los cuatro sin saberlo, con Albertano, quien hace a un vecino y Resurrección, que interpreta al ama de llaves tratando de impedir el encuentro, un verdadero deleite de enredo con una escenografía que acá entre nos, quedó de pocas tuercas, muy pipirisnais, de dos pisos y toda la cosa, mi Albertano interpreta a un vecino de Lomas Tower Country, donde vivimos Raquel Bigorra y su servidor, que somos un fiel matrimonio, Albertano renta uno de los cuartos de servicio de la azotea y llega a nuestro penthouse, porque una noche anterior llovió bien recio y salió por su ropa que estaba en los tendederos y se le traspapelaron unas prendas íntimas que no eran de él, entonces llega a la casa para ver si algo de lo que tiene él, es de nosotros, iniciando así con el enredo de la obra, además en pleno lío llega a la casa don Salvador, el presidente del condominio y líder de la asociación de la moral y las buenas costumbres, interpretado maravillosamente por Benito Castro, ya podrán ustedes ver la diversión que le espera al público asistente. Aquí entre nos, la gente que ha ido a los previos me ha dicho que salen como liberados, se carcajean mientras uno silencia ese ruido interior que todos traemos por las angustias del día y sales así, totalmente exorcizado, así que de corazón les recomiendo que vayan a Centro Cultural 2 y vean, a partir de este viernes, A oscuras me da risa.

Moraleja.- Vaya al teatro en lugar de gastárselo en tamales, se va a divertir y mi niña, necesita pañales. He dicho.

Madrazos en el estreno de Jorge Salinas

Daniel Bisogno

Criaturas infernales les saludo desde este plácido calor de algún rincón del averno, para aventarles a calzón quitado y sin nívea, todo lo que pasa en el mentado mundo farandulero y cómo el buen juez por su casa empieza. Les platico que tuvimos que irnos a transmitir Ventaneando, a la feria de San Marcos y al cliente se le ocurrió que fuese precisamente en viernes, imaginen ustedes el pego cuando yo tengo función de A oscuras me da risa y todavía no tenía un suplente listo, habíamos apalabrado ya a Jorge Salinas, quien ya estaba empezando a ensayar mi papel para algunas plazas de la República a donde yo no alcanzo a llegar y necesitábamos a alguien con nombre y trayectoria para darle al público lo que se merece, así que de inmediato se pensó en el, solo que se tenía planeado que estrenara hasta el 15 de mayo en gira, pero se tuvo que adelantar todo y estrenar el viernes pasado porque yo no alcanzaba a llegar a dar las funciones de ese día y como un verdadero profesional, como un primer actor, se la rifó y en 4 días se la aprendió y lo hizo maravillosamente, pero aunado a esto también nos quedamos sin Wendy Braga, que sin dar siete días como se hace desde siempre en el teatro, decidió irse que porque tenía telenovela, donde sale de árbol 4. El caso es que para no seguir haciendo corajes, les digo que dejó la obra pero bendito sea el eterno rey de las tinieblas, apareció una colombiana bellísima que Ariel Miramontes recomendó, que se llama Diana Motta, ¡un ángel público querido! Hasta miedo me dio decir la palabra, no me vayan a oír por estos lares infernales, con una carita, una boquita, unas nalg… Perdón… Una forma de ser, pero sobre todo también con una disposición, entrega y profesionalismo ¡que también se aprendió el personaje en 4 días! ¡Hágame el favor! Lo que a nosotros nos costó dos meses de chinga, ¡Jorge y la niña lo lograron en cuatro días y así estrenaron! Dice la gente a los que estrenan en teatro, mucha mierda o rómpete una pierna, y mi Diana por poco nos la cumple, pues en pleno escenario se cayó desde la barra de puritita jeta contra el piso, hasta tuvieron que llegar los paramédicos, afortunadamente no le pasó nada más que el madrazo. Claro está que le cedí mi camerino a Jorge Salinas, quien estuvo acompañado de su flamante esposa Elizabeth Álvarez, dejé todo ahí, hasta mi pomo, por si Salinas necesitaba de un traguito para darse valor, pero creo que no fue necesario, el caso es que ya sábado y domingo me tocó a mí dar función con la colombiana y lo hizo espléndidamente, y ya le tocará estar dando función esta semana, desde el jueves que es función especial del Día de las madres y hasta el domingo. Moraleja.- No sé si hice bien en dejar mi camerino que nadie desdeña, pues me andan faltando dos lipsticks, pestañas postizas y una tanga brasileña. He dicho.

 

Pleitos, reencuentros y estrenos en teatro

Daniel Bisogno

Twitter/@DaniBisogno

Desde este rincón incan­descente del averno les saludo y como en ca­da entrega de este pergamino del terror que les escribe su conde­nado servidor, donde les pla­tico cosas demoníacas que pa­san en el medio artístico, en es­ta ocasión concretamente será de teatro, pues estrenó con un éxito rotundo La señora presi­denta, ahora protagonizada por Héctor Suárez padre, un ex­celentísimo actor, pero desde que se supo que estaban prepa­rando y ensayando la obra, hu­bo una herida de susceptibili­dades, pues Zuria y Marimar Vega, hijas de don Gonzalo Vega (Q.E.P.D.), se pusieron fu­riosas pues alegan que esa obra murió junto con su padre, pues fue el gran éxito teatral de don Gonzalo, y si, es verdad, duran­te muchos años la trajo de gi­ra y se presentaba en la Ciudad de México con muchísimo éxi­to, de hecho, es una obra que yo vi unas catorce veces en 1990, pues yo niño aún, estaba en la obra Los tenis rojos con Angé­lica Vale y Alejandro Iba­rra, en el mismo teatro que don Gonzalo, en el teatro Aldama, nuestro lugar amuleto hasta el día de hoy. Nosotros estábamos en matinée y La señora presiden­ta en la noche, así que muchas veces me quedé a ver el gran trabajo que hacia Gonzalo Ve­ga en esta maravillosa obra, pe­ro tampoco se puede pretender que nunca nadie más la vuel­va a montar, cuando lo pue­de hacer quien compre los de­rechos, lógicamente se entien­de la cuestión sentimental de las hijas de don Gonzalo, que no quieren ver a nadie más ha­ciendo el personaje que hiciera su papá, pero yo considero que deberían hasta estar conten­tas y orgullosas de que un actor de la talla de don Héctor Suárez sea el que lo esté interpretado, pues no pusieron a cualquie­ra, es uno de los mejores actores y comediantes que hemos teni­do en nuestro país, ¡y dicen que lo está haciendo magistralmen­te! Además rodeado de un gran elenco, Eduardo España que es un gran actor, mi querida Margara Francisca, él hace al se­cretario de la señora presiden­ta y es un personajazo que hi­ciera en su momento Rodolfo Rodríguez Calixto, en la pri­mera versión de los 90’s, en esta puesta también está mi Mi­chelle Vieth, que además de bellísima me contaron que está excelente, Ana Ciochetti, que también es una actriz glorio­sa y que originalmente contaba con Ana Lasalvia en el perso­naje, pero resulta que no se en­tendió muy bien con don Héc­tor Suárez y pues se tuvo que ir de la obra, así como tampo­co don Héctor se entendió con el director que habían puesto al principio y también se lo des­pacharon, claro que también el director este tuvo, entre otras desesperadamente a una actriz que en escasos días se aprendiera el personaje y le recomendaron a Sandra Quiroz, la llevaron al ensayo sin saber que ella es ex­mujer y madre del segundo hi­jo de Suárez Gomís y por si es­to fuera poco, ¡además lo tenía demandado! ¡Imagínense y con toda razón cuando llegó Héctor y se encontró con Sandra Qui­roz en el ensayo! Primero cre­yó Suárez Gomís que era una broma de mal gusto, pero ya vio después que iba muy pero muy en serio y como los grandes se puso a dirigirla haciendo a un lado los problemas personales y concentrándose únicamente en lo profesional y haciendo de tri­pas corazón fueron bordando el personaje de Sandra hasta que­dar majestuoso, además todo mundo opina que es una mara­villosa actriz y que además de ser muy profesional jamás da un problema, y fíjense lo que son las cosas, el trabajar juntos mejoró muchísimo la relación que tenían y ahora ya hasta se llevan de maravilla, tanto que parece que ya están haciendo a un lado las diferencias legales y están llevando una relación ar­mónica, ya que tienen un hijo en común. Nadie sabe los cami­nos que nos tiene deparados el destino ¿a poco no? El resulta­do es una fantástica obra de tea­tro, donde ustedes se van a reír de principio a fin y ahora que saben todo lo que ha pasado tras bambalinas, hasta la van a ver con otros ojos. He dicho.

This slideshow requires JavaScript.

Coco afloja la calaca

Daniel Bisogno

Nada más emocionante que cuando te llevaban de niño al cine, ¿a poco no, público querido? Recuerdo perfectamente cuando mis papás nos llevaban al cine y era verdaderamente mágico; nos llevaban a diferentes, pero yo recuerdo, por ejemplo, tardes interminables en el Cine Estadio, que tiempo después fue el Teatro Silvia Pinal y ahora es uno de los templos de Pare de sufrir. Ahí pasaban tres películas distintas y muchas veces nos las llegamos a chutar las tres, cada una acompañada de las tortas con su respectivo refresco que nos compraba El Concho. Y si por ahí todavía quedaba algún huequito, yo muchas veces remataba con unos pon pons o con un gaznate que todavía hasta la fecha me sigue pareciendo una delicia, aunque ya no lo venden en ningún cine. Pero ir a las salas cinematográficas era muy distinto a como es hoy en día. De niño, lo más atrevido que podía hacer en mi caso es que antes de que empezara la película, cuando estaban las luces prendidas y cuando empezaban los cortos, que lo mismo era un noticiero que se llamaba Notimundo o los de dulces y chocolates Escalona, yo corría por la alfombra del cine en la parte delantera y justo abajo de la pantalla estaba todo de subida y al llegar hasta el punto más alto, me bajaba rodando como Tohuí por toda la alfombra. Claro que los ojos de pistola que me echaba mi papá desde su asiento mientras le daba cran a su primera torta, que muy probablemente era de chorizo con queso amarillo, me hacían bajarme y regresar triste y cabizbajo a mi asiento; y pues yo también agarraba mi primera torta, que muy probablemente haya sido de jamón con quesillo, mi malteada Bonafina de lata y ¡a disfrutar de la función!

Las cosas han cambiado rotundamente. Apenas ayer llevé a mi hija Michaela por primera vez al cine; yo no sabía que existía algo así, ahora ya hay unas salas especiales para niños chiquitos ¡que tienen juegos! ¡Oyó usted bien semejante sacrilegio! ¡Juegos! Albercas de pelotas, toboganes, columpios, resbaladillas ¡en plena sala! Y los niños juegan ahí con un escándalo infernal, brincan y gritan sin parar, todo esto antes de la función, y ya se podrán imaginar ustedes el pedo que resulta bajarles la adrenalina a los engendros demoniacos para que se sienten a ver la película. A mí me costó uno y la mitad del otro, pero al final se logró. La película fue Coco, que primero yo pensé que era protagonizada por Diego Armando Maradona, pero resulta que no, que era de animación, de Disney-Pixar, y pues que comienza.

Hay cines especiales para que los niños echen relajo

Hoy por hoy, parece que esta película ya llegó, por lo menos en México, a ser la película de Disney más exitosa de todos los tiempos. Y, dicho sea con verdad, me da gusto; pues hay que decir que la película completa se basa en nuestras tradiciones mexicanas del Día de Muertos y es un orgullo que esas sean expuestas ante todo el mundo, porque son verdaderamente sensacionales. La película trata sobre un niño que en ese día, por razones que ya seguramente verán, pasa del lado de las almas la noche de muertos y ahí se encuentra con sus antepasados. La película está hecha maravillosamente, con decirles que hasta mi niña a su año y medio de edad se quedó atónita ante todo lo que sucedía en la pantalla. Un placer también escuchar voces en el doblaje de la película muy familiares para nosotros, como Gael García Bernal, Angélica María, Angélica Vale y Marco Antonio Solís El Buki, entre muchos otros. La película a veces puede llegar a ser pretenciosa intentando, como todas las películas de Disney, dejar una enseñanza, un mensaje positivo; también es muy triste, como casi todas las de Disney también. La película tiene sus momentos muy depresivos, la luz también es muy lúgubre y al final uno siempre termina llorando, por lo que mi hija es hora en la que todavía no me habla. Solo me agradeció un poco cuando a la mitad de la película hacen un intermedio para que los niños vuelvan a jugar un rato, justo cuando ya los habías logrado domar y bajarles tantito la energía, es justo cuando se las vuelven a subir.

Ya es la cinta más vista en México

Así que sí, está usted imaginando bien: vuelven a estar hechos unos demonios durante el resto de la película, con decirles que hasta tuve que pedir una cubita para desestresarme y dejar que fluyera la vida. Triste la película, bien hecha, rescata nuestras tradiciones (un tanto revueltas, sin idea) bien doblada, una cinta animada pero más para adultos, desde mi punto de vista. Ya no hay gaznates en el cine, pero ahorita me voy a desquitar. Moraleja: “Directito al tobogán yo corro y no me importa que en una de esas, se me atore el pedorro”. He dicho.

El nuevo grupo Bronco forma parte de la banda sonora de Coco

Que se vaya el que no tiene talento

Ciudad de México (15/02/2018).- Conferencia de Prensa de la Obra Por Que Los Hombres Aman A Las Cabronas en el Teatro 11 de Julio. PHOTOAMC
Daniel Bisogno

Desde el averno les escribo gargolillas del infierno, con un gusto demoníaco y un placer absoluto, este mentado mundo de la farándula donde todo está que arde, como el clima en esta caótica Ciudad de México, que de hacer un chingo de frío ahora hace un calor endemoniado, todo esto en cuestión de días, tengo tanto que contarles que no se por donde comenzar y eso me causa coraje aunque nada comparado con la muina con sentimiento que experimenta Irina Baeva, ahora que anda de gira con la obra de ¿Por que las mujeres aman a las cabronas?, y la confunden con Marjorie de Sousa, se pone como demonio y le pinta cremas a todos los que se atreven a confundirse de esa manera, pero acá entre nos, la verdad es que si se parecen, tienen el aire muy cañón y pues la gente a cada rato le grita ¡Marjorie ya deja ver al niño a Julián Gil!, y como la ven con Gabriel Soto, que también está de gira con esa obra, pues hasta le piden a él que la vuelva a cargar de a piñatita, como los captó una revista en la playa y hasta le piden que le saque de ahí tres tejocotes, una caña y dos mandarinas, pero él se niega molesto y les dice que ella no es la Marjorie. Oigan, no es por intrigar pero si a ustedes les gustan los de CD9, están en lo correcto pues resulta que fui a comer a La Taberna del León, restaurante de una de mis chefs favoritas Mónica Patiño y estaba yo muy a gusto deglutiendo y escuchando atentamente el piano que por cierto sonaba muy bien, luego dejó de emitir sonido y apareció junto a mí un hombre joven que me saludo muy amable y agradable y me dijo que era papá de Alonso de CD9 y nos pusimos a platicar, resulta que todos en la familia son músicos así que Alonso por eso lo trae en la sangre, el papá es precisamente el pianista de La Taberna y toca como los mismísimos ángeles y por eso le han inculcado a Alonso el amor por la música y el profundo respeto por esta profesión, donde el éxito sin duda alguna radica en la permanencia y si no me creen pregúntenle a Ricardo González Cepillín, a quien me acabo de encontrar a lo lejos en el aeropuerto internacional de la Ciudad de México, lo vi a lo lejos por lo que no lo pude saludar como me hubiera gustado pues lo quiero mucho a él y a toda su familia, sus hijos son amigos desde que éramos niños y le tengo un cariño muy especial a toda esa familia, pero me sorprendió verlo a lo lejos en una silla de ruedas y sus hijos empujándolo para poderlo transportar, de hecho me quedé con la duda si todo estaba en orden con su salud, ya ven que ya Cepillín ha sido víctima de dos infartos, pero por ahí me chismearon que no, que lo que pasa es que se fatiga con facilidad cuando tiene que caminar grandes distancias, así que prefiere que le echen la mano los del aeropuerto para transportarse. A la que ya le está dejando de gustar trabajar es a María Antonieta de las Nieves La Chilindrina, pues vino hace unos días al programa de domingo Mercado Azteca y estuve largo y tendido platicando con ella y me dijo que se está despidiendo ya del publico que la ha seguido tanto y durante años, y no tanto por ella sino por su marido quien se encuentra muy delicado de salud y está pensando seriamente en dedicarse a cuidarlo pero antes tendrá que cumplir con todos los compromisos que ya había adquirido para esta gira del adiós. Así que el adiós de La Chilindrina,¡puede ser muy pronto! Que se vayan mejor los que no tienen talento. He dicho.

Lo divertido del caso Yañez

Daniel Bisogno

Twitter/ @DaniBisogno

Y yo que creía que el único que escribía Desde el Averno era su seguro servidor, cuando el verdadero averno está allá afuera, o ¿qué piensan del excelentísimo actor y mejor persona Eduardo Yáñez, después de su acto maestro? Yo simplemente sigo sin creer que le haya volteado el chingadazo que le volteó al reportero por el simple hecho de haberle hecho una pregunta, por más incómoda que ésta fuese; pero la falta de neuronas irremediablemente produce violencia. Todavía después de que Yáñez le arrimara tremendo chingadazo hizo la finta, llevándose la mano al lugar donde alguna vez estuvo la cintura, no sé si como diciendo: “Y ponte pendejo y traigo plomo”. ¡Una verdadera oda a la estupidez!

Después de ponerle en su madre, el actor se fue todavía muy orondo, como diciendo: “¿Quién más va a Querétaro?, ¡que traigo lugares en el camión!”. El reportero ahí parado, con sus várices de tanto estar esperando parado siempre a los artistas, con su jetita zúmbele que zúmbele, y roja roja por culpa de la prepotencia y delincuencia de este señor. A ver, ustedes que me hacen el infinito favor de leerme, si a ustedes les preguntaran algo que tuviese que ver con su vida privada que les incomodara, ¿qué harían? Cómo en este caso que le preguntaron sobre la relación con su hijo, ¿ustedes le voltearían un madrazo al reportero? ¿O sería mucho más fácil decir: “Esa pregunta no la voy a responder” e irse del lugar sin más preámbulos?

De verdad uno ya no entiende lo que pasa en este mundo donde ya de por sí la violencia está acabando con tantas cosas, que echarle más sal a la herida, la verdad resulta impensable; pero de este acto vandálico y lamentable cometido por este actor, en el recuento de los daños también surgieron cosas maravillosas, y esas son los memes que de inmediato se hicieron notar. Es increíble la cantidad de cosas que logra el ingenio del mexicano, desde la manita Yáñez que alcanza cualquier cosa, pasando por el actor vestido de Doña Florinda pegándole a Don Ramón, que vendría siendo el reportero, hasta llegar a hacer la piñata de Eduardo Yáñez. Es una gran muestra de ingenio. Por cierto que la piñata ya la encuentran ustedes en los puestos de ahí de Circuito Interior y fíjense, es la primera piñata en la historia de la humanidad que te pone en la madre ella a ti, ¡¡¡en lugar de tú a ella!!! ¡Figúrense qué joya!

Claro está que después de todo este escándalo las cosas han cambiado: Univision, empresa para la que trabaja el reportero, ya se pronunció en favor de su empleado, cosa que no hizo al principio, haciéndose muy taruga, casi tanto como El Gordo De Molina y la tal Lili Estefan, quienes todavía justificaron y defendieron al actor después de que literalmente su reportero se partió la madre por conseguir la nota. Eso es no tener abuela, pero como bien les digo, ahora ya cambió todo; bueno, hasta Eduardo Yáñez ya salió con lágrimas en los ojos y un gas atravesado a pedir disculpas. Aunque cuando yo vi sus disculpas, más bien parecía justificación a su lamentable acto y echarle la culpa al reportero, diciendo, fíjense nada más, que él lo había provocado, es decir, salió quesque a pedir disculpas, que se tradujeron en que el reportero fue el culpable y que él solo actuó así porque se metieron con su vida privada. Llegó un momento que se le salieron las lágrimas, no muchas, tampoco, dijo que se vendría a su país, a atenderse psicológicamente en el manejo de la ira. No sabemos si las lágrimas y lo de salir de Estados Unidos de momento sea por lo que dijo o por el simple terror de enterarse que el reportero agredido lo demanda por la nada despreciable cantidad de ¡doscientos mil dólares! Figúrense ustedes. No, pues así cualquiera llora, ¿no cree usted? Y como presuntamente tiene algunos antecedentes en ese país, cabría, según un periódico estadounidense, que pudiese pisar la prisión, así que pues yo también me iría a mi país a atenderme psicológicamente en el manejo de mi ira, ¿a poco no?

Según me cuentan tanto El Gordo y La Flaca como la gente de Univision han tratado de persuadir al reportero para que no proceda legalmente en contra del actor. Ya veremos si lo logran, porque la demanda al parecer ya está interpuesta. Aquí les dejó algunos de los memes creados por el público. ¡Viva México! He dicho.

El bebé de Adal Ramones

Daniel Bisogno

Yo considero que la amistad es uno de los valores más importantes que tenemos en la vida y a los amigos hay que cuidarlos y protegerlos, a veces en contra de muchos intereses propios y más cuando uno se dedica a lo que me dedico yo, cosa que, por cierto, amo y disfruto plenamente. Pero muchísimas veces por amistad me he quedado con información verdaderamente valiosa y que hubiera sido la de ocho columnas; jamás he dicho ni diré nada que mis amigos me pidan que no lo haga, hasta que ellos me lo autorizan; y si no lo hacen, pues me quedo con el secreto hasta la tumba, como me acaba de suceder.

Resulta que desde la semana pasada Adal Ramones y Karlita, su esposa, nos invitaron a cenar; como saben, tenemos una cercana amistad. Llegamos al restaurante en la plaza que se les cayó una parte pero ya está todo abierto y no es por nada pero está increíble, el restaurante oriental, muy pipirisnais, llegamos Cristina, mi mujer, y su asqueroso servidor al lugar, bastante tiempo antes que la pareja. Nos echamos un gin tónic con frutos rojos bastante bueno para ir matando la ansiedad; pocos minutos después apareció mi Adal con Karlita por delante, disculpándose desde el trayecto a la mesa por la ligera demora. Se sentaron y empezó el chacoteo, risas, y de repente me dice Adal: “Amigo, por la espera les trajimos un detallito”, y Karlita le pasó una pequeña bolsa a mi mujer. Cuando sacó lo que venía adentro, como que de momento nos apendejamos y como que no entendimos al ver un chupón de metal; no supimos de momento si nos querían decir que éramos muy mamones o qué, hasta que a mi vieja le cayó en veinte, y ahí fue cuando nos contaron que estaban embarazados ya.

Tenían un tiempecito intentándolo y al final pegó. Fuimos los primeros que no éramos de su familia en enterarnos; vino la alegría, se les felicitó ampliamente, nos echamos otros gin tónic para celebrar y mi Adal me pidió que todavía no dijera nada, porque le faltaba decírselo a Diego, su hijo más pequeño. Su hija Paola ya había sido informada, así como su exmujer y la familia más cercana, pero faltaba el niño y siempre es un tema delicado, dadas las circunstancias, así que me lo aguanté. Casi dos semanas sin podérselo comentar a nadie y dedicándome a lo que me dedico, pero yo sabía que el comentarlo con alguien, aunque fuese fuera del aire, podría hacer que se filtrara la información, así que apechugué y esperé con un silencio sepulcral. Todavía el domingo en la final de La Academia, pensé que mi Adal lo iba a decir, era su programa, pero también mi Adalito, con una gran lealtad, no dijo ni una palabra, pues me había prometido la exclusiva para poderlo contar yo.

Al final una revista, que no tengo la menor idea de cómo se enteró, bueno, sí sospechamos de dónde vino la información, de alguien cercano que no es la primera vez que le vende la nota a dicha publicación y que además no estaba muy contenta con la noticia (saquen conclusiones) pues hasta cierto punto nos quemó la noticia, aunque mi Adalito, leal como es, fue a Ventaneando a contar todo de viva voz y con lujo de detalle, como me había prometido. Para la otra yo creo que no me la voy a aguantar, para que no me vuelvan a comer el mandado… Aunque, a decir verdad, jamás lo haría si un amigo me lo pide. Así es uno de tarado. He dicho.

La otra cena

Daniel Bisogno

Si algo disfruto de trabajar en este mi querido diario BASTA!, es la libertad con la cual se trabaja. Jamás en todos los años que llevo colaborando con este querido diario se me ha prohibido decir nada ni mucho menos se me ha intentado dar cualquier tipo de línea editorial y tengo la total libertad de escribir lo que se me venga en gana. Y la neta, aquí entre nos, se lo debemos a mi querido Miguel Cantón Zetina, dueño de la editorial, que a su vez publica Tabasco Hoy, Quintana Roo Hoy, Campeche Hoy y por supuesto este, mi querido diario BASTA!, y de verdad que ha sido una de las más gratas experiencias de mi vida, pues sin cebollazos, tenemos a este gran líder que, por si fuera poco, puedo presumir que además es mi amigo. Y además, por si fuera poco, los dos somos padrinos de mi ahijada Rafaella Gavira Bigorra, así que muchas cosas nos unen.

Mi comadre La Bigorra, en su columna ya les platicó algo de esta cena, pero cada quien tiene su punto de vista. Con esta cena me refiero a que fue nuestro jefe y amigo a vernos a mi comadre y a mí en la obra A oscuras me da risa, y la verdad es que no pararon de carcajear. Y como sabía que así son nuestras obras, modestia aparte, mi querido Miguel se llevó hasta a su cardiólogo con su esposa, que cabe mencionar que es oftalmóloga, así que por si no veía o las carcajadas le aceleraban el corazón, pues ahí había quien le ayudara. Iba Almita, la mujer de Miguel, que la amamos y que está próxima a abrir una boutique en Polanco, ya les iré informando; y por si fuera poco, iba Yoshio, el nuevo samuray de la canción con su esposa también. Saliendo de la obra Miguel nos invitó a cenar a La pata del cochino y la tertulia se puso muy buena, nos reímos de la política, del ambiente artístico, de todo, con el cáustico sentido del humor que tenemos casi todos los ahí presentes. Y de relieve, cuando estábamos a media sopita de cebolla, que por cierto les queda deliciosa en ese restaurante, que me dice mi mujer: “Mira, ahí va tu prima”, y efectivamente, ahí iba mi prima Angélica Vale, que por cierto venía también saliendo de su función, solo que ella está en Mentiras. Me dio mucho gusto verla porque ya tenía tiempo de no verla y la verdad es que nos adoramos, crecimos juntos, me contó que ya tiene a sus niños aquí en México, pues como está haciendo telenovela y teatro en México, pues se los tuvo que traer. Como ustedes saben, La Vale junto con mi tía, La Novia de México, o sea Angélica María, están ya desde hace varios años viviendo en los Estados Unidos, pero ahorita con tanta chamba en este país pues andan todos por acá.

La Vale está feliz trabajando de nuevo en México y quiere quedarse por acá un buen rato y con el talento que tiene mi Vale, seguro va a agarrar chamba tras chamba. Estaba hospedada en el hotel donde está el restaurante y me contó que tenía a sus dos hijos, o séase mis sobrinos, arriba en la habitación y los estaba cuidando la nana. Ya quedamos de vernos para cenar y que me platique todo la que está pasando en su vida. Ya ve que por cenas con celebridades no paramos. He dicho.

Otra Monroe después del suceso terrible

Daniel Bisogno

Poca gente más risueña y contenta de vivir que mi Betty Monroe, a quien tengo la fortuna de conocer hace más de 20 años. La conozco desde que ella tenía diecinueve años y siempre ha sido así: sencillota, silvestre, pero sobre todo, feliz. Es inevitable pensar en la Monroe y no imaginarla a carcajada batiente, albureando y echando desmadre. He trabajado con mi Monroe en televisión y teatro desde hace muchos años, pero ayer la vi muy distinta, como esa gente que de repente se ve iluminada por algo y cambia radicalmente su expresión facial, o esa gente que encanece de un día a otro por algún evento acontecido, y ¿cómo no? Después de lo que acaba de vivir, cualquiera estaría así, la vi muy meditabunda y reflexiva. Platicando con ella me contó que lo que vivió fue una verdadera sacudida, imaginen ustedes que están tranquilamente con sus hijos en un parque, deciden, en lo que ellos se divierten, ir por unos cafés a Starbucks, y cuando se suben a la camioneta ya con los cafés en mano, ya estaba alguien en la parte de atrás de la camioneta, y en cuanto se subió le puso la pistola en un costado y ahí comenzó el calvario: la hizo ir a su casa donde se encontraban su mamá y su hermana, y aquello fue una pesadilla, hubo golpes por parte de este malnacido, las insultó, le vació la casa a mi Betty y no conforme con este acto criminal sin perdón, volvió a subir a Betty a la camioneta para dar un paseo por la ciudad entera, amenazándola y diciéndole las peores cosas, que la iba a matar incluso. Al final, después de vaciarle también las tarjetas, la dejó amarrada al asiento del coche y huyó el muy bastardo. No les cuento más detalles de lo vivido por mi Betty, porque están las investigaciones a todo lo que dan y tenemos noticias de que prácticamente ya tienen toda la información sobre este malparido y cobarde, que seguramente pasará el resto de su miserable vida en una prisión, si es que antes no lo desaparecen, porque recuerden que “el que a hierro mata, a hierro muere”, y mi Monroe ha tenido que asistir a terapia para lograr pasar de la mejor manera este trago tan amargo en su vida, para poder estar bien para sus tres hijos, para recuperar la paz perdida, que es de lo más difícil del mundo. Invaden tu intimidad, tu espacio, tu armonía; es un evento de estos que te cambian la vida para siempre, nunca vuelves a tener la paz que tenías, ni a confiar en nadie de la misma manera. Mi Monroe está herida, pero la conozco, spe lo fuerte y cabrona que es y se va a reponer muy rápido. La Monroe es una gran madre, una gran hija, una gran hermana, una gran pareja y por supuesto una gran amiga, alguien que es vino, Betty jamás merecería que le pasara lo que le pasó, así que seguramente la vida le tiene preparada grandes y maravillosas sorpresas. He dicho.

Un canapé llamado Darío Yazbek

Daniel Bisogno

Ahora con esto de La casa de las flores y su rotundo éxito, todo el mundo está enamorado de Darío Yazbek Bernal, desde señoras y señoritas, pasando por toda la comunidad LGBTTTIQ y por uno que otro hombre heterosexual, y es que el personaje que le tocó hacer en la serie, es simplemente una gloria, el típi­co chavito con amplio espectro en gus­tos sexuales que todavía no se define y que además no tendría por qué hacerlo, con una comedia involuntaria gloriosa en un tono bajo, contenido, maravilloso, con un atractivo inocente que atrapa a los más grandes perversos y perversas del mundo de manera categórica y que al final de la serie, con ese tono inocente, su personaje acaba siendo el más im­portante de la historia, pues es el pivote para que pase ese final, no les digo más para no echarles a perder la serie a los que no la han visto, que ya son pocos por cierto, el caso es que éste actor, medio hermano de Gael García Bernal, hijos de la misma mamá pero de distinto papá, Gael es hijo del actor José Ángel García y Darío es hijo de Sergio Yaz­bek, hermano de la fotógrafa Mariana Yazbek, sí, la exnovia de Luis Miguel, para todos los que no se perdían esa se­rie también, o sea que además el talento lo trae en el ADN, bueno, pues resulta que está a punto de firmar para hacer una película en Hollywood, un poco como su hermano Gael, aunque por caminos distintos y resaltando el trabajo que ha hecho absolutamente Darío solo, con un estilo y con una técnica distinta a la de su medio hermano, pero con la posibilidad también de ser un ejemplo y orgullo para los mexicanos, triunfan­do en el extranjero, y está a punto de que se le haga, además habla un inglés británico perfecto, pues estudió cine en Londres, así que ese no será un proble­ma para intentar hacer una carrera en inglés, por si fuera poco, se estrenará como director de cortometrajes, o sea que es una carrera prometedora de éste pequeñuelo. Por cierto, en cuestión de amores, le pregunté si tenía pareja y me dijo que sí, pero muy dubitativo, algo me dice como que anda solapo, así que me late que se pueden apuntar y en una de esas, bien trabajado, hay harto chance. No saben además lo simpático, alivi­anado, sencillo y chistoso que es Darío Yazbek, a la hora de platicar con él, a mi me cayó increíble, con esa introversión y timidez pero con un humor muy ácido, como se tiene que ser en la vida. Mo­raleja.- Que vayan preparando el lodo, pues todos quieren echarse un revolcón con #LordDámeloTodo. He dicho.

Encuerados en Av. Cuauhtémoc

Daniel Bisogno

¡Este fue un fin de semana de emociones encontradas público querido! El sábado fue mi cumpleaños y pues como es una costumbre, me lo tuve que pasar trabajando, aunque dicen que es de buena suerte, el caso es que desde el viernes, mi comadre Raquel Bigorra tuvo el detalle de felicitarme al terminar la segunda función, ahí con el público presente, pues ya eran pasadas de las 12 así que ya era mi cumpleaños, pero el sábado, mi comadre se voló la barda pues además de llevarme un pastel exquisito, me llevó mariachis a cantar las mañanitas al final de la función, entraron tocando mientras dábamos las gracias, y a este ser de oscuridad que les escribe, le brincó una brasa de sensibilidad y casi se me escurren las de cocodrilo de la emoción, ahí tienen ustedes a mi compadre Alejandro yéndose hasta Garibaldi, para traerse a los mariachis y toda la cosa, la verdad sí me emocioné, todavía saliendo de ahí me fui a celebrar con mis amigos y ya sabrán ustedes la fiesta que se armó, pero ahí no acaba la cosa público querido. Resulta que el domingo fui a seguir celebrando mi cumple con mi familia, fuimos a entrarle a la comida yucateca, crudo e inundado de papadzules, panuchos de cochinita, frijol con puerco, relleno negro y alguno que otro detalle, después llegué al teatro para las dos funciones dominicales que todavía me faltaban, por suerte alcancé a echarme una jeta, me repuso bastante esa horita de sueño para poder darle a mi público lo que se merece, así que arrancaron las funciones, cansado en extremo le fuimos dando y la gente no paraba de reír, así transcurrió la primera función y el primer acto de la segunda. Arrancamos el segundo acto y justo cuando yo creía que se acercaba la hora de irse a descansar, salí dos segundos para regresar a escenario, y pues que me avisan que está sonando la alerta sísmica, ¿saben ustedes lo qué es tenerle que informar al público que va a temblar y que tienen que desalojar el teatro con calma? ¡Pues se tuvo que hacer! Y la gente de protección civil se encargó del resto, en lo que nosotros huíamos despavoridos por unas escaleras de emergencia que van de los camerinos hasta la calle de Guaymas, y fue todo un show ver a Albertano en calzones sobre Guaymas, esquina casi con Cuauhtémoc, al Macaco disfrazado de la Maestra Resurrección en pijama de seda, a mi comadre la Bigorra en bata y a mi bella Diana Motta en baby doll por toda la avenida, y hasta Benito Castro en bóxers y calcetines, la gente no daba crédito de vernos en la calle así, pero con el pedo que nos sacaron pues ni modo, luego regresamos al teatro y después de que revisaron el inmueble, regresaron al público y continuamos con la función, no cabe duda que hay fines de semana así, con ese sube y baja de emociones. Moraleja.- Ya dejé los laxantes y me siento muy a gusto, pues con la alarma sísmica me zurré del puro susto. He dicho.

 Fiesta de malcriadas

Daniel Bisogno

 

¿Ya repuestitos del pin­che susto? ¡Ah, qué mes este que acaba de pa­sar!, ¿a poco no, público que­rido? Pero ya poco a poco em­pezamos a volver a la normali­dad, que sin duda alguna es lo que tenemos que hacer por el bien de todos. Empezar a re­activarse y así empezar a reac­tivar la economía de este país; regresar a los teatros, a los ci­nes, a los restaurantes, a bus­car la alegría, ¡a reencontrar­nos, público querido! Yo por lo pronto les platico que ya em­pecé a salir, de hecho fui a una fiesta que se organizó para ce­lebrar la buena aceptación de la serie novelada Las malcria­das. Se puso rebuena la fies­ta, por ahí llegué y me encon­tré primero con Ernesto La­guardia y con su esposa que, la verdad, son encantadores, y ahí estuvimos platicando du­rante un buen rato. Al poco tiempo se acercó mi Rebecca Jones, que no puede estar más  guapa y no puede estar me­jor en la novela, ¡qué bárbara! Así que nos empezamos a ca­lentar con un tequilita mi Jo­nes y otro yo, comenzamos a chismear muy sabroso, cosa que no es por nada pero hace­mos en cada fiesta. Ustedes no se imaginan lo simpática que es mi Rebecca y lo sabroso que platica, es lo máximo mi Jones.

Poco después llegó Edith González, que se veía muy guapa y, la verdad, totalmen­te repuesta de esta terrible en­fermedad a la que parece ha ido venciendo con una gran disciplina, pero sobre todo con una actitud gloriosa que no permite que ninguna en­fermedad se salga con la suya. La verdad, todavía seguimos sin hablarnos; bueno, más bien ella es la que no me ha­bla a mí, porque en algún mo­mento no entendió mi sentido del humor, y ya ven que hay gente que es como jarrito de Tlaquepaque, muy sensibles. Pero después de que vio que en el programa yo siempre tu­ve buenas palabras y buenos deseos, así como toda mi soli­daridad y todo mi respeto, co­mo que ya cambió un poco de actitud para con mi asquerosa persona; entonces, ahora por lo menos ya me saluda. Y yo considero que cuando pasas por un trance tan fuerte como el que ella vivió, es una forma de resetear el alma y la mente y las cosas toman otra dimensión. Las cosas que antes veías gra­vísimas ahora no tie­nen importancia, en­tonces bajo ese tenor contrastantemente la vida se vuelve más sencilla, así que va­mos en el camino de la reconciliación.

Apareció mi Atala Sarmiento con una blusa de esas de las que solo mi Athhaa es capaz de usar. Si Atala le vendiera todo su ves­tidor a mi Marianita Ochoa sin duda podría abrir otra de sus sucursales de tienda de disfraces; Atala fue la encar­gada de la alfombra roja, apa­reció mi querido Alejandro Camacho con una de esas ga­bardinas vampirescas, de esas que en algún momento suel­ta un aleteo y se te convier­te en murciélago. Es como un caballero de la noche, simpa­tiquísimo también; de hecho la pareja que hacían él y la Jo­nes es una de las que más me dolió que se acabara, pues la vedad eran fantásticos jun­tos. Me los encontraba en to­dos lados y siempre los dos pa­sándosela muy bien, se echa­ban sus tragos y se divertían sin parar; sin duda una de las parejas más divertidas que he conocido en mi muy móndri­ga vida. Lástima que se sepa­raron, pero se siguen llevando maravillo­samente, también por el hijo que tienen en común, que se llama Max y que es un gran músico, por cierto.

También apare­ció mi Ivonne Mon­tero con un vesti­do amarillo inmacu­lado y ¡echando tiros! Por cierto, ¿ya vieron qué bien está La Montero en Las malcriadas? La verdad es que la serie está muy buena, te mantiene pegado al asien­to durante todo el capítulo y les está yendo muy bien de au­diencia. Imaginen nada más tener de mucamas a Ivon­ne Montero o a Cinthya de La Academia, y que tempra­nito te digan: “¿Cómo le ha­go los huevos, señor?”. A esas mucamas ¡yo sí les sacu­do el plumero! He dicho.

¡Ahí les va, y… a oscuras!

Daniel Bisogno

Pues ya se fue el mundial y el sen­timiento generalizado es que como que nos falta algo, sobre todo a mí, dinero, pues como ustedes saben tuvimos que parar de manera intem­pestiva la temporada de la obra de te­atro con la que tanto éxito estábamos teniendo A oscuras me da risa, pero pues se tuvieron que llevar a mi queri­do Albertano como quien dice a medio taco pues Adrian Uribe se enfermó de gravedad y ya no pudo ir al mundial y eso no es todo, acaba de recaer y de nuevo fue hospitalizado de emergen­cia este lunes e intervenido quirúrgi­camente de nuevo, así que ahora que ya están todos de regreso volvemos a la chinga señoras y señores, pero con toda la alegría del mundo de volver a subirnos al escenario y hacer carca­jear al público sin parar un segundo como la neta sucede en esta obra, el caso es que hoy tenemos ensayo, no vaya a ser la de malas que ya no nos acordemos de nada de los diálogos, como quiera haberla dejado de hacer durante siete semanas no es cosa sen­cilla porque acá entre nos es una obra muy precisa donde una palabra det­ona muchas acciones, abrir y cerrar puertas , salir mientras uno entra en el piso de arriba, es decir si te apende­jas pensando saliendo de la función voy a pasar por unos bolillos ya se fregó la cosa, alguien no entró a tiempo y podría cambiar curso de la historia, así que hay que estar completamente al pedo, por lo que en unos minutos más estaremos reunidos todo el elen­co de la obra, Albertano, mi comadre Raquel Bigorra, Benito Castro, la maestra Resurrección, Armando Ara­iza, Diana Motta y su seguro servidor para volverle a dar la forma y ritmo que ya tenía antes de esta pausa, pero pues como algunos aprovecharon para tomarse unas vacaciones como mi comadre que anduvo en Miami, en los Cayos, en Orlando llevando a mi ahijada Rafaela a Disneylandia ( la mía no conoce ni la feria de Chapulte­pec) también mi Benito Castro tuvo que ir a la frontera pues resulta que compró un carro en los Estados Uni­dos y a cada rato tiene que estar yen­do a hacer el papeleo así que las de él no fueron tanto vacaciones, mi Albertano y El Macaco, o la maestra Resur­rección, como más les guste a ustedes pues estuvieron en Rusia correteando la chuleta por parte de Televisa, yo pues aquí trabajando sin parar todos los días de la semana, ya saben que casi no soy adicto al trabajo, pero aquí entre nos sí aproveché todos los fines de semana para echar una descan­sadita que ya la traigo atrasada, pero pues como dijera Alfredo, ¡ya ni pedo! A partir de este fin de semana entonc­es regresamos al teatro con A oscuras me da risa, vamos a estar al pendiente de ver cuánto le invierte mi comadre a su vestuario y hasta las extensiones de greña ya ven que es una Estrella mi Bigorra, de hecho hay una escena en la que la agarro del pelo y hasta miedo me da, no me vaya yo a endrogar con los 45 mil varos que cuestan esas co­sas, y eso que no le dan su porcentaje al muerto que involuntariamente las donó, así es todas las de mi comadre son de pelo natural, bueno la de mi Al­bertano también aunque no lo parez­ca, una cosa es que la suya parezca de esas pelucas Mi Alegría y otra que lo sea, es de pelo natural también aun­que se ve luego luego que el muertito de la peluca de Albertano era tal vez más humilde que el de mi Bigorra. Pues ahí los esperamos entonces para que lo comprueben en vivo a partir de este fin de semana y se zurre usted de la risa como se lo merece, acuérdese que es verdad que la risa cura todo y es un alivio para el alma. Moraleja: Yo no uso peluca pues yo si estoy bizco­cho, eso sí, mi tinte en la comer, en el pasillo ocho. He dicho.

La vida con los ídolos

Daniel Bisogno

Cuando era niño, era casi un ritual levantarme todos los domingos a las siete de la mañana, ya ven que cuando uno es un muchachito caguengue no valora el sueño ni la posibilidad de poder levantarse tarde y dormir unas cuantas horas más, yo a las siete ya estaba despierto solo que tenía un pequeño pedo, en mi casa, mis papás y con justa razón, después de haber trabajado toda la maldita semana y pararse a temprana hora querían descansar, así que no se nos permitía hacer ruido y mucho menos despertarlos antes de las diez de la mañana, así que pues yo me prevenía con una buena cantidad de dulces que probablemente había yo adquirido en la piñata de la fiesta infantil a la que había asistido el día anterior y que por mi físico esbelto y menudito, me había yo quedado con todo el relleno, y me disponía a ver primero a Chabelo, que justo comenzaba a esa hora y durante una temporada, empezaba a las seis de la mañana, ahí me aventaba todo el programa y ya para las nueve que terminaba, ya me había yo empacado varios Bocatti, algunos Zels soda, algunos Chiclosos ko-ri, una que otra Nucita, varios Brinquitos y un Burbu soda. Luego de Chabelo venía Odisea Burbujas, que no es por nada pero era mi programa favorito, ahí empecé a jugarme el Pistachón, pensando en la Mafafa y en la Memelovsky, queriendo acariciar el Mimoso con El Ecoloco.

Odisea Burbujas era mi programa favorito

Y para el final de Odisea Burbujas, pues yo ya había estado haciendo hambre, pues los caramelos ya los había yo digerido, en la televisión seguía Hoy mismo en su versión dominical, conducido por Guillermo Ochoa, Lourdes Guerrero y Juan Dosal en los deportes, era muy bueno, pero ahí es cuando yo despertaba a mis papás, para que nos fuésemos mi papá y yo a la panadería de Villa Coapa, que era la que nos quedaba a tiro de piedra y mi mamá se bajaba a hacer el desayuno, después regresábamos con nuestras tres piezas de pan dulce respectivas para cada uno y yo con mi cuento de dibujos animados de Parchís que compraba en el puesto de periódicos de afuera de la panadería.

Llegábamos a la casa, desayunábamos opíparamente y luego, a las doce, jugaba el América y mi papá siempre ha sido pambolero de corazón y aunque su primer equipo es el Toluca, su segundo en amores son Las Águilas del América, equipo que a mí me cautivó y desde entonces, muy pequeño, me convertí en americanista, domingo a domingo veía a mis águilas, vi desfilar a cualquier cantidad de jugadores que hicieron las delicias de mis domingos, pues le pese a quien le pese, el América es un equipo ganador, aunque muchos hagan corajes esa es la verdad, pasaron los años y yo me fui volviendo más y más americanista y me tocó la era grande cuando estaban Cuauhtémoc Blanco, Omán Biyik, Kalusha, Zague, una época de grandes triunfos comandados por el holandés Leo Beenhakker, ¡un equipazo!

Y ya que mencionamos a Zague, de él es de quien les quiero platicar, se convirtió en uno de mis grandes ídolos, aquel extremo por la izquierda con una pierna zurda privilegiada y una velocidad increíble hicieron que yo disfrutara plenamente del juego que, Luis Roberto Alves Zague, le regalaba a la afición, hijo de otro gran futbolista brasileño apodado El lobo solitario, Zague nació en Mé- xico mientras su padre jugaba también en el América y fue traído, el padre, por Emilio Azcárraga Milmo para jugar en su equipo, así que Luis Roberto Alves Dos Santos Gavranic Zague, es mexicano, aunque de sangre brasileña, una vez lo vi meter siete goles en un solo partido, yo era estudiambre, así que mi presupuesto era más que reducido, por lo que me tocó sentarme en los palomares atrás de la portería, era un partido contra Martinica y como bien les digo, me tocó ver que Zaguiño ¡hiciera siete goles! De ahí creció y continuó mi admiración por Zague y su forma de jugar fútbol, siempre leal a la camiseta americanista hasta al final de su carrera, que por algún malnacido tuvo que terminar en el Necaxa, sin embargo, siguió con actividad en el fútbol aunque ya no en las canchas, sino en lo que rodea al deporte, como directivo primero y como comentarista después, en las dos cosas haciendo un gran papel, como comentarista en Televisa hizo un buen trabajo y después en ESPN yo no dejaba de ver Fútbol picante, donde mi Zague era pieza fundamental, varias veces eché el hígado con los corajes que me hacían pasar cuando lo atacaban a él y a todos los americanistas, ya ve usted como son los pinches envidiosos, pero cuando fui más feliz fue ahora que anunciaron su llegada a TV Azteca, eso sí me llenó de emoción, además de que como les cuento, soy su fan, creo que puede ser una pieza muy importante para complementar el equipo de comentaristas en Azteca, que creo que ya de por sí es muy bueno, pero Zague puede aportar muchísimo en la objetividad y en el desempeño del grupo, más me llevé de alegría cuando supe que lo tendríamos de invitado en Ventaneando y no desaproveché la oportunidad para decirle todo lo que pensaba de su persona, nos abrazamos, nos reímos y le pude dar la bienvenida a la empresa, su casa, le platiqué que yo quería mucho a su esposa Paola Rojas, pues compartimos la misma estación radiofónica durante varios años, Radio trece, me contó de sus hijos, que uno tiene muchas cualidades para el fútbol, así que no duden de que pronto haya un Zague tercero. Un sueño más cumplido público querido, compartir la vida con los ídolos. He dicho.

Zague se integró al equipo de TV Azteca

 

El grano pozolero de María Victoria

Daniel Bisogno

No es la primera vez que tengo el honor de estar en casa de María Victoria, para celebrar su Santo los 15 de agosto, he estado presente en otras ocasiones y de verdad se pone muy divertido, desde la primera vez que fui, que fue en el año ‘98, si señoras y señores, hicieron bien la cuenta, ¡hace 20 años! Y desde entonces se daban cita todos los artistas importantes del momento, desde Marco Antonio Muñiz hasta Raúl Vale Q.E.P.D., en esta ocasión, Pati Chapoy me dijo: “vamos al pozole de María Victoria”, así que pasó a mi casa, jugó un buen rato con Michaella, mi hija, que por suerte estuvo deseada haciendo sus mejores gracias y rutinas con mi patrona y amiga y segunda madre, hasta ganas de darle su croqueta a mi hija me dieron.

Luego nos arrancamos rumbo a casa de María, que por cierto vive a unas cuadras de mi casa, así que llegamos y ya estaba la prensa entera afuera de la casa en la calle de Farallón de María Victoria, con todo y las inclemencias del tiempo que estaban haciendo de las suyas con un chipi chipi incesante, estaban todos listos y dispuestos, pues saben que se pueden encontrar con cualquier artista, y dicho y hecho, llegaron la mayoría, casi como en los viejos tiempos, que iban llegado por tandas, los que salían de llamado, luego los del teatro, luego los del cabaret, así más o menos fue ahora, nosotros fuimos de los primeros en llegar, cosa que estuvo muy bien pues tuvimos el tiempo suficiente de disfrutar a María Victoria y su sabrosísima platica, así como su cáustico sentido del humor prácticamente a solas, cosa que resultó divertidísimo, pues tuve la oportunidad de que me platicara mil cosas, desde la historia de sus pozoladas por el día de su Santo, que llevan ya cerca de 57 años, desde que se fue a vivir al Pedregal, hasta como le han volado varios de sus trofeos que tiene ahí en la sala sus propios invitados “háganme el fabrón cavor”, bueno, con decirles que hasta un tapetito de baño que ella personalmente había tejido se llevaron un día.

Poco a poco fueron llegando los invitados, apareció Guadalupe Pineda, guapísima junto con su marido, los dos muy amables, familia, como las gemelas Ivonne e Ivette, que son familia política de María, pues una de las hermanas de las gemelas está casada con un hijo de María Victoria, las gemelas con sus hijos ya grandes, uno es campeón nacional de natación a sus catorce años de edad, eso sí, todos los nietos y bisnietos de María Victoria cantan o tocan, esto por la gran herencia musical que hay en esa familia, llegó Aracely Arambula, Marco Antonio Muñiz, El lujo de México, entre muchos otros artistas. Llegó Juan José Origel y empezó la ronda en la mesa de María Victoria, para entrarle al pozole, no saben ustedes qué pozole, delicioso, está vez lo hizo todo la hija de María y miren que no es fácil, pues es para 150 personas que van desfilando a lo largo de toda la noche, pero delicioso. Espero que el otro año no se olvide de mí y de mi hambre pozolera. Así le decían a una novia que tuve, la pozolaza, porque era puro cachete, oreja, trompa y grano. He dicho.

Ya llegó la Navidad a TV Azteca

Daniel Bisogno

La gente no se imagina, público querido, las chingas que se puede alcanzar a llevar la gente que nos dedicamos a la televisión; se imaginan que todo es glamour y diversión y están muy distantes de la realidad. La gente luego me dice: “Si nomás te sientas a platicar”. ¡No se imaginan la realidad y todo el trabajo que hay detrás! Por ejemplo ayer, desde muy temprana hora fuimos citados en Azteca, después de que un día antes habíamos estado desayunando en la residencia oficial de Los Pinos, experiencia muy exótica de la que les estaré platicando la próxima entrega de Desde el Averno, la cual no se deben perder por ningún motivo. Luego tuvimos un día completo de eventos y transmitimos el programa, por lo que veníamos ya bastante tronados del día anterior; pero aún así nos trepamos a la camioneta, incluidos La Chapoy y Pedrito Sola, y nos fuimos rumbo a Azteca Novelas para grabar los promocionales navideños de la empresa, que con bastante tiempo antes se llevan a cabo, para que no les ganen las malditas prisas.

Así que hambrientos, pues no habíamos desayunado ninguno de nosotros, por cada puesto de quesadillas, de guajolotas o de tacos de canasta que pasábamos se nos inundaban las fosas nasales con ese olor a garnacha que nos despierta tantas pasiones a los mexicanos. A Pedrito se le antojó una torta de esas de puesto, pero sin mayonesa, por aquello de las malditas dudas; pero con la prisa que traíamos, no pudimos hacer ni una escala técnica, por lo que solo nos quedamos con el hambre y el antojo. Por fin llegamos a Novelas y ya en el foro, todo adornado de Navidad, estaban los compañeros de Deportes, Luis García y Christian Martinolli, que ya estaban grabando muy contentos. También estaban Inés Sainz y Edith González, que fueron con quienes nos tocó grabar a los de los de Ventaneando. Nos abrazamos, nos besamos, repetimos varias veces las tomas, porque no falta el que se apendeja. Pero la que de plano se aventó el detallazo fue Edith González, que de plano no saludó, como es su costumbre, desde que yo alguna vez puse en mi Twitter: “Se recibe cascajo”. Como que por alguna razón se puso el saco y no me volvió a hablar, así que frente a las cámaras nos abrazamos entre todos pero entre ella y yo ni siquiera un cruce de miradas, ¡qué cuata! O sea que si no ve un abrazo entre ella y yo en la tele, ya sabe por qué fue. Martinolli me estuvo platicando de sus dos hijas, que tienen 7 y 5 años, y resulta que a esa edad ya las niñas hablan 3 idiomas: inglés, francés y español, enamorado de sus chamacas como algunos de nosotros. Y pues ya, desde inicios de noviembre nos cayó la Navidad. He dicho.

 El recuento de los daños de los famosos

 

Daniel Bisogno

Ya pasado lo más amar­go del trago que fue es­te terremoto, público querido, siempre es bueno, pa­ra empezar a levantarse, co­menzar el recuento de los da­ños y empezar a darle para sa­lir adelante, pues así le hemos empezado a hacer todos. Y en­tre los famosos, que son los que a este oscuro asqueroso servi­dor le tocan, pues hubo sus li­geros y no tantos daños que la­mentar. Por ejemplo, mi queri­do Pedrito Sola, que durante el temblor se encontraba remo­jando las carnes en el Mar Me­diterráneo a bordo de un lujoso crucero, a través de un Whats­sap que puso Atala Sarmien­to de cómo se había sentido es­te movimiento telúrico, fue que don Pedrito se enteró de la tragedia. Pero no fue hasta que llegó a México, casi dos se­manas después, que pudo ver qué le había pasado a su depar­tamento de la colonia Polan­co, donde vive desde que tiene uso de razón. Al llegar se per­cató de que dos de sus pare­des tenían cuarteaduras bas­tante pronunciadas, y luego encontró varias de sus figuri­tas de Lladró, heredadas por su sacrosanta madre y que Dios quiera que siga allí, ardiendo en los infiernos, a la izquier­da del Rey de las Tinieblas, do­ña Eva, que por cierto cuan­do murió la señora, los dos, ella y Pedrito, pasaron a mejor vi­da, pues Peter por fin le pudo dar rienda suelta a sus más ba­jos y demoníacos instintos….

Pero regresando a las figu­ritas de Lladró, varias se ca­yeron al piso, haciéndose añi­cos; luego un payasito de pa­pel maché que estaba sobre la televisión de bulbos, sí, de esas de las grandes que toda­vía tenían cinemascope, tam­bién cayó al piso, dañándo­se irremediablemente. Es de­cir que todos los adornos que Pedrito tenía en su casa se hi­cieron pomada y solo queda­ron vivas las carpetitas teji­das a mano por doña Eva, que estaban bajo los mismos, los que quedaron vivos. ¿No se­rá un aviso divino del mismísi­mo Omnipotente para que Pe­drito al fin remodele su casa?

Hablábamos de Atala, pues déjenme les platico que mi Atalita también resintió este movimiento telúrico, al grado de que en su casa que está por arribita, en la delegación Mag­dalena Contreras, perdió lite­ralmente un trozo de techo; el cristal de su terraza se hizo añicos, muchas de sus escultu­ras futuristas que tenía en su casa también se cayeron (algu­nas bendito sea Dios, porque estaban muy galácticas) pero a mi Atala también se le hizo pomada toda su vajilla. La bue­na, que le quedaba de hace tres matrimonios, y era de lo po­co que había logrado rescatar. Pues toda se le cayó de la ala­cena, así como sus copas globo, las de vino y los flautines para el champagne se hicieron añi­cos. Vieran cómo hoy David, su joven marido, tiene que to­mar su vino tinto en unos va­sitos de plástico de Peppa Pig que Atala le tenía guardados a sus sobrinos, los hijos de su hermano y de La Choco, que por obvias razones viene sien­do su cuñada, para cuando se los presta­ran algún fin de sema­na. Los niños tienen 26 y 24 años respecti­vamente y hasta el día de hoy no ha sucedi­do. Los niños creo que ni conocen a su tía Ata.

Y ya que hablamos de La Choco, les cuento que viven todos en la misma colonia, en fa­milia, Atala y su mari­do, Choco con su marido y sus hijos, la mamá de Atala con su marido y la mamá de La Cho­co con la abuelita, todos a unos metros de distancia entre sí, ¡figúrense ustedes qué belleza! ¡Qué bendición! Bueno, pues a La Choco no le pasaron da­ños mayores: se cayó mucha de su ropa del vestidor; no entien­do cómo no cayó en el bote de la basura, por el bien de los te­levidentes, pero de ahí no pa­só. Su mamá fue la que sí tuvo duras pérdidas: se le cuartea­ron fuertemente las paredes, se le dañó un techo también, pero la pérdida más grande fue que no le dejaron el freno puesto a la silla de ruedas de la abuelita, por lo que con el mo­vimiento la encontraron con el señor de un negocio que es­tá a seis cuadras de su casa.

Pero de los famosos que co­nozco, al que peor le fue es a mi querido Juan Barragán, conductor de Al extremo, pues resulta que se compró un de­partamento muy pipirisnais, nuevecito el edificio, quesque muy bien construido, y sí, es­tructuralmente a toda madre, no se cayó nada por fuera, pe­ro todo lo interior está hecho con los más baratos y corrien­tes materiales, así que no van a creer lo que les voy a contar: se le cayeron TODAS las pa­redes de su departamento por dentro, digamos que quedó to­do como un gran loft, la pared de la cocina, la de los cuartos, todas las pare­des abajo. Imaginen la desgracia, con sus pan­tallas que había adqui­rido en Elektra a 24 meses sin intereses, to­das bajo los escombros; lo peor es que eso no lo consideran como dam­nificado, así que no sa­be si ahora tiene en lu­gar de casa una salo­ta, o un bañote o una recamarota, así le quedó la co­sa para que se acostumbre y si­ga viviendo Al extremo. Yo, con la noticia de que a la casa de mi suegra no le pasó nada, no sé cuándo tendré una opor­tunidad tan grande de ya ha­berla tenido en cuatro paredes en un piso 27, pero a la gente buena no siempre se nos cum­plen los deseos. He dicho.

¿A cómo los madrazos en el Mundial?

Daniel Bisogno

Se van a poner buenos los cervatanazos entre las televisoras en el próximo Mundial de fútbol, cada quién va a llevar lo que considera su mejor arsenal para una guerra de este tipo, por supuesto que la televisión abierta es la que se lleva prácticamente la totalidad de la audiencia, por mucho que la hagan de jamón con que la televisión de paga y el Internet y no se cuanta jalada, nada se compara con la audiencia que genera la televisión abierta y eso no va a cambiar, y miren que hay equipos fantásticos como el que lleva ESPN, que traen un verdadero Dream team de analistas y periodistas, encabezados por José Ramón Fernández, el más grande maestro del periodismo deportivo, además de Hugo Sánchez, Roberto Gómez Junco y Rafa Puente, que son solo algunos de los nombres de este equipazo que traen para el Mundial y es un verdadero placer verlos y escucharlos, solo que tienen muchas carencias técnicas, entre ellas, no tienen los derechos para transmitir los partidos, así que imagínense ustedes, luego no pueden pasar ni los goles y a veces hasta tienen que sacar unas fotos del gol porque no tienen acceso a las imágenes, esto los deja totalmente fuera de competencia, así que la madre de las batallas será entre Televisa y TV Azteca, como sucede desde hace varios años y el resultado casi siempre ha sido el siguiente, viéndolo con toda la objetividad del mundo, Azteca arrasa con todo lo que se refiere a la transmisión de los partidos, en donde no queda duda que el equipo de comentaristas comandado por Martinoli, el Dr. García, Zague y el maestro Valdano, son infinitamente superiores al muy precario equipo de comentaristas de Televisa, que en su mayoría son malísimos (no dan una), es inaudito que una empresa con esa infraestructura no tenga gente talentosa y experimentada en cuestión deportiva, simplemente en ese rubro son aplastados por Azteca, ahora; Azteca es arrastrada y aplastada en cuestiones de comediantes, de notas de color, de todo el entretenimiento que sucede alrededor de los partidos, ahí siempre Televisa es quien triunfa, o sea que casi siempre el resultado es parejo entre las dos televisoras, pero, ¿este Mundial podría ser distinto? Todo es posible, porque con este intercambio de elencos que algunos llaman prostitución, pues los cocolaxos pueden estar distintos a los de otras ocasiones, pues ahora Televisa llevará entre otros, en la parte de comedia, a Ariel Miramontes Albertano y a José Luis Guarneros El Macaco y los dos son espléndidos comediantes, por parte de Azteca, los únicos que son realmente comediantes son mis Mascabrothers y son gloriosos, se van a poner muy buenos los chilacayotazos, pues los cuatro son de lo mejor de lo mejor y se los digo con conocimiento de causa, pues he trabajado con todos desde hace muchos años en distintas obras de teatro, de hecho todos somos muy amigos, hermanos pues, con decirles que hasta mi Albertano le llamo a Freddy para preguntarle qué era lo que iba a hacer en Rusia, de tanta confianza y amistad que hay entre todos nosotros, así que ¡Albertano y Macaco vs. Mascabrothers! Los más beneficiados seremos el público, que veremos a puros comediantes buenos compitiendo con la mayor calidad, algo de risa para todas las lágrimas que derramamos en cada Mundial. He dicho.

En la posada de La Bigorra

Daniel Bisogno

Twitter/@DaniBisogno

Desde el averno que con este pinche frío que estamos viviendo en nuestro país ya se siente, hasta tibio les escribo, con los pezones escarchados por la heladez, pero feliz, también así los traigo, porque no he podido agarrar calor después de las horas que pasé a la intemperie en la posada que majestuosamente, como es costumbre, organizó mi comadre Raquel Bigorra y su marido Alejandro Gavira, mi compadre, siempre se lucen, pero esta vez sí se la ultra mega jalaron con el fiestonón, sé que mi comadre en su gustada columna en este, nuestro querido diario, ya les platicó del evento, pero yo se los platicaré desde mi muy particular óptica, primero que nada, por culpa de mi mujer llegamos tarde a pesar de que siempre somos excesivamente puntuales, porque quesque ella entendió que a las 9 y era a las 7, ¡hágame usted el fabrón cavor!

Con El macaco, René y Albertano

Pero llegamos y la fiesta así ya con los tragos bien avanzados, un elenco de primera el que se reventó mi comadre, llego y me topo con Elizabeth Álvarez y Jorge Salinas, que estaba ahí ya entrándole a los tacos de jabalí que mi comadre se reventó como las grandes, sí señoras y señores, ¡asaron un jabalí completo!

La mesa de los ricos postres

Así que ya andaban taqueando, los saludamos y nos quedamos platicando un rato con ellos pues la verdad es que son muy agradables, luego alcancé a ver un pelo, que pensé que mi comadre la había mandado a prender la caldera de la alberca y le había estallado sin piedad, pero no, era simplemente mi querida Malillany Marín con un nuevo look en homenaje a las explosiones de san Juanito, posteriormente vislumbré a mi querido hermano y amigo de mi corazón, Ariel Miramontes Albertano, llegué, nos abrazamos pues tenía un par de meses que no nos veíamos y comentamos lo felices que estamos de que vamos a volver a trabajar juntos en el teatro, cosa de la que luego ya les platicaré a ustedes, ya no nos separamos en toda la noche pues tenemos el sentido del humor muy parecido y somos grandes amigos, luego la emoción volvió a llegar a mi cuerpo cuando también apareció José Luis Guarneros El Macaco, que es otra joya de la corona y gran amigo, nos hemos reído como pocos, poco después llegó mi querido amigo René Franco, quien ya está listo para partir rumbo a Nueva York, donde va a intentar tener su late show en inglés, como ya lo hizo en español exitosamente durante muchos años, con Es de noche y ya llegué, así que mucha suerte porque parece además que ya tiene todos los conectes pertinentes para tener una buena oportunidad por allá, también estuvimos riéndonos sin parar, más cuando llegó Alejandro Gou con Abril su esposa, y ahí sí ya la diversión se desbordaba por todas partes, llegaban los tacos de jabalí, la gente atiborraba la mesa de quesos que organizó Ingrid la compañera chef de mi comadre en Cocineros Mexicanos, y que era una sinfonía de sabores, no saben ustedes la cantidad de quesos de todos tipos y por supuesto de precios que estaban ahí para nosotros, con uvas, frutas secas, panes de todo tipo, un verdadero manjar, obvio toda la fiesta se sirvió, llegó por ahí mi querido Armando Araiza con su novia que también es muy agradable, estaba también mi adorada Rebecca Jones guapísima y simpática como siempre, acompañada de mi no menos adorada Ana Celia Urquidi, la mera mera del talento en Azteca, también departiendo como uno se merece, Inés Sainz con su marido, los dos agradabilísimos, ella hermosa como siempre, poco tiempo después hizo su arribo don Javier López Chabelo, acompañado de Tere su mujer, siempre infaltables a las fiestas de mis compadres, mi querido Rafael Inclán que dio la nota, llegó tenso pues resulta que llegó y tocó en una casa que no era, le abrieron y hasta metió su coche, ya cuando iba a llegar a la sala descubrió a dos viejitos merendando un café con leche y bisquets con mantequilla y mermelada, por lo que decidió que definitivamente ahí no era el reventón, así que como llegó, sacó su coche y hasta estuvo a punto de dejarles la patona de bacardí que llevaba de regalo, cuando llegó ya traía un bisquet en una servilleta para empujárselo más tarde, el grupo cubano sonaba sin parar, la gente bailaba, unos con gracia, otros sin la más mínima, pero todo el mundo tragó y se divirtió como enano y eso que esta vez no estuvo María Elena Saldaña, mi Albertano bailó con todas, incluida mi querida Karlita Díaz, mi adorada excuñada de Jeans que estuvo también sacándole chispa a sus finísimos tacones de suela roja que le han dejado como fruto todos los conciertos que han hecho con los 90’s Pop Tour, y con el disco que ya sacaron ahora con el nuevo nombre de JNS.

Mi comadre se lució con la fiesta

Hubo hasta piñata a la cual le pegó todo el mundo ¡y con buen relleno eh! Nada de chocolates bocadín que son de ínfima categoría, ni totis ni jaladas de esas, todo con el buen gusto que caracteriza a mis compadres que echan la casa por la ventana en cada festejo aunque no se haya pagado la colegiatura de Rafaela mi ahijada, pero fiestas pocas y colegiaturas muchas, ¡así que a gozar!

La bailada y cantada no podía faltar

Bueno yo me les despido por hoy desde este rincón del averno, voy por un azantac porque todavía sigo repitiendo el jabalí, que por cierto estaba delicioso, pero ando desfondado desde entonces, yo creo que me tocó el cuerno. He dicho.

Todos la pasamos increíble